Saltar al contenido principal

La vietnamita involucrada en el asesinato de Kim Jong-nam se salva de la pena de muerte y podría salir libre

La vietnamita Doan Thi Huong saliendo de la corte en Shah Alam, Malasia. 1 de abril de 2019.
La vietnamita Doan Thi Huong saliendo de la corte en Shah Alam, Malasia. 1 de abril de 2019. Mohd Rasfan / AFP

Doan Thi Huong, la segunda mujer a la que se culpó del envenenamiento Kim Jong-nam, hermano mayor del líder norcoreano, Kim Jong-un, fue condenada a prisión. Pero, según sus abogados, podría quedar libre en pocas semanas por reducción de pena.

ANUNCIOS

La justicia de Malasia condenó a Doan Thi Huong a tres años y cuatro meses de cárcel por "causar daño voluntario con un arma peligrosa", un delito del que ella se declaró culpable, luego de que la Fiscalía cambiara los cargos que se le imputaban.

Antes de la decisión de la Fiscalía, la vietnamita, de 30 años de edad, estaba acusada de asesinato premeditado y se enfrentaba a la pena de muerte.

Huong está en la cárcel desde febrero de 2017. Después de declararse culpable, la defensa asegura que la mujer podría quedar libre en el mes de mayo si la justicia hace una reducción de pena y cuenta el tiempo que su clienta lleva detenida.

Doan Thi Huong saliendo de la corte de Shah Alam, en Malasia. 1 de abril de 2019.
Doan Thi Huong saliendo de la corte de Shah Alam, en Malasia. 1 de abril de 2019.

La última acusada del caso Kim Jong-nam podría volver a Vietnam en mayo

La sonrisa en la cara de Doan Thi Houng al salir de la corte Shah Alam, en Malasia, fue evidencia de la felicidad que sintió cuando escucho la palabra "libertad".

La vietnamita era la única detenida que quedaba por el asesinato del hermano del líder norcoreano, Kim Jong-un, en el aeropuerto de Kuala Lumpur, el pasado 13 de febrero de 2017.

Houng se declaró culpable por el delito de "causar daño voluntario con un arma peligrosa", que da hasta 10 años de cárcel. Con la reducción de un tercio de la pena, más el tiempo que lleva encarcelada, la mujer podría gozar de su libertad en poco tiempo.

"Doan acepta los cargos alternativos y está contenta. Nuestro principal objetivo es proteger los intereses de Doan, asegurarnos de que cumplió su sentencia aquí y de que puede regresar a casa tan pronto como pueda" aseguró Hisyam Teh Poh Teik, abogado de la vietnamita.

El defensor aseguró además que Huong fue "ingenua y crédula", pero que ella no era una criminal. Algunos de los sospechosos norcoreanos en el caso "explotaron sus debilidades para llevar a cabo su plan".

"Estamos muy contentos con el veredicto. Estuvimos muy asustados cuando escuchamos palabras como 'pena de muerte', pero ahora se ha reducido a un mes. Ya ha resistido algunos años, ahora puede soportarlo un mes más", dijo la madrastra de la acusada.

La indonesia Siti Aisyah, la otra mujer que participó en el envenenamiento de Kim Jong-nam, fue liberada el 11 de marzo de 2019, gracias a la mediación diplomática de Yakarta.

El padre de Doan Thi Huong, el vietnamita Doan Van Thanh, a la salida de la corte de Shah Alam , en Malasia. 1 de abril de 2019.
El padre de Doan Thi Huong, el vietnamita Doan Van Thanh, a la salida de la corte de Shah Alam , en Malasia. 1 de abril de 2019.

El envenenamiento que aumentó la tensión diplomática

El 13 de febrero de 2017, Kim Jong-nam murió a los 45 años de edad después de ser envenenado por Doan Thi Houng y Siti Aisyah con VX, un agente nervioso considerado por la ONU como arma química.

Kim Jong-nam vivía en el exilio en China, tras huir de Corea del Norte cuando su hermano por parte de padre, llegó al poder en 2011.

El hombre murió minutos después de haber sido envenenado, en la ambulancia que lo transportaba al hospital. Las dos mujeres, capturadas por las autoridades malasias, se declararon inocentes.

Ambas aseguraron que habían sido contratadas por cuatro hombres para participar en un programa televisivo que le hace bromas a la gente. El blanco era el hermano del líder norcoreano, y les pidieron frotar en su cara el veneno incoloro y sin olor, que ellas dijeron, pensaban que era inofensivo.

A partir de la investigación de la policía de Malasia, se concluyó que el asesinato fue organizado por cuatro norcoreanos: Ri Ji-hyon, Hong Song-hac, O Jong-gil y Ri Jae-nam. Cuando conocieron a las dos mujeres, utilizaron nombres y nacionalidades distintas.

Houng y Aisyah son procedentes de familias humildes y vivían en Kuala Lumpur para buscar un mejor futuro. Sin embargo, ambas terminaron trabajando en la vida nocturna en Malasia.

Las incógnitas de este caso hicieron dudar a Corea del Sur y Estados Unidos, países que atribuyen el asesinato a los servicios de inteligencia del Corea del Norte.

Por su parte, los norcoreanos dicen que el hombre asesinado se llamada en realidad Kim Chol y sufrió un ataque al corazón. Para Pyongyang, el envenenamiento es una conspiración entre Corea del Sur, Estados Unidos y Malasia.

Con Reuters, AFP y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.