Saltar al contenido principal

50 cargos por asesinato al autor de masacre en Nueva Zelanda

Personas caminan junto a las flores y homenajes que se muestran en memoria de las víctimas de la masacre de las mezquitas gemelas frente al Jardín Botánico de Christchurch. 29 de marzo de 2019.
Personas caminan junto a las flores y homenajes que se muestran en memoria de las víctimas de la masacre de las mezquitas gemelas frente al Jardín Botánico de Christchurch. 29 de marzo de 2019. Sanka Vidanagama / AFP

Un cargo por cada víctima mortal y 39 por tentativa de asesinato, fue la condena imputada a Brenton Tarrant, autor del atentado en las mezquitas de Al Noor y Linwood en Christchurch, Nueva Zelanda, el pasado 15 de marzo.

Anuncios

Vía Twitter, la policía neozelandesa informó sobre los cargos que enfrenta el australiano de 28 años, un día antes de que compareciera ante el tribunal:

“La policía ahora puede confirmar que el hombre arrestado en relación con los ataques terroristas de Christchurch enfrentará 50 cargos de asesinato y 39 intentos de asesinato cuando se presente en el Tribunal Superior de Christchurch el viernes 5 de abril”.

Otros cargos estarían siendo considerados, sin embargo, “como el caso está ante el tribunal, la policía no está en condiciones de hacer más comentarios” escribió el ente de control y seguridad en la red social, mientras la fiscalía estaría buscando procesar al acusado bajo la Ley de Supresión Terrorista, introducida en Estados Unido después de los atentados del 11 de septiembre.

El sindicado acudirá por vídeo conferencia desde prisión ante el Tribunal Superior de Christchurch, en una sesión que, según el magistrado, será "relativamente corta" pues se limitará a establecer la representación legal del acusado. El acusado despidió al abogado de oficio que se le había asignado, declarando que podría defenderse solo, un día después de la masacre cuando fue llevado por primera vez ante el tribunal de Christchurch e imputado por el cargo de asesinato.

Tarrant, se encuentra recluso en una celda apartada en el ala de alta seguridad de la prisión de Paremoremo, en Auckland y según una fuente penitenciaria, ha presentado quejas porque se le deniega el acceso a visitas y a llamadas telefónicas. El acusado “está bajo constante observación y aislamiento. No tiene los derechos mínimos usuales” de acuerdo con la Ley Penitenciaria del país.

Luego de la masacre, considerada por la primera ministra Jacinda Ardern como un “ataque terrorista”, Nueva Zelanda propuso crear una reforma en la ley de armas con el fin de evitar la repetición de este tipo de hechos, así como mayor control frente a la difusión de mensajes de odio en redes sociales.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.