Saltar al contenido principal

Joe Biden promete ser más "respetuoso" tras denuncias de tocamientos inapropiados a cuatro mujeres

El ex vicepresidente estadounidense, Joe Biden, se seca las lágrimas al hacer declaraciones sobre su familia en la Primera Cena Demócrata Estatal en Dover, Delaware, EE. UU., el 16 de marzo de 2019.
El ex vicepresidente estadounidense, Joe Biden, se seca las lágrimas al hacer declaraciones sobre su familia en la Primera Cena Demócrata Estatal en Dover, Delaware, EE. UU., el 16 de marzo de 2019. Jonathan Ernst / Reuters

Por medio de un video, el ex vicepresidente de EE. UU. Joe Biden, que suena como precandidato demócrata para las elecciones de 2020, prometió que en adelante será más "respetuoso" después de ser acusado por cuatro mujeres de tocamientos inapropiados.

Anuncios

Tras estar en el ojo del huracán por haber sido denunciado por haber tocado inapropiadamente a cuatro mujeres, el ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que hasta ahora solo había reaccionado a la polémica en un comunicado, difundió este 3 de abril un video en su cuenta oficial de Twitter en el que reflexionó sobre el tema durante unos dos minutos.

Biden, que aún debe aclarar si se presentará como precandidato del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2020, pareció achacar el problema a un cambio de cultura, en el que los políticos que antes abrazaban a sus simpatizantes "ahora se hacen selfis con ellos".

"Quiero hablar sobre los gestos de apoyo y de aliento que he dirigido a mujeres y a algunos hombres, y que les han hecho sentirse incómodos", afirmó el ex vicepresidente.

"A lo largo de mi carrera, siempre he tratado de establecer una conexión humana (con la gente), porque creo que esa es mi responsabilidad. Estrecho manos, abrazo a la gente, agarro a hombres y mujeres por los hombros y les digo, 'pueden conseguir esto'", agregó.

Biden opinó que, en esta época, "las normas sociales han comenzado a cambiar, han evolucionado, y las barreras para proteger el espacio personal se han modificado".

"Y lo entiendo. Lo entiendo. Escucho lo que dicen, lo comprendo, y seré mucho más cuidadoso. Esa es mi responsabilidad, y cumpliré con ella (...). Seré mucho más cuidadoso y respetuoso con el espacio personal de la gente", subrayó el político que fue vicepresidente durante los dos periodos presidenciales de Barack Obama entre 2009 y 2017.

Las cuatro mujeres que denunciaron a Biden

El video de Joe Biden fue un nuevo intento de suavizar la polémica que comenzó días antes, cuando Lucy Flores, una activista y exlegisladora estatal de Nevada, afirmó que él la besó sin consentimiento en la cabeza.

Flores aseguró en un artículo de opinión publicado el 29 de marzo que ella tenía 35 años en ese momento, que acababa de conocer a Biden y se disponía a salir al escenario en un mitin cuando el entonces vicepresidente se acercó a ella por detrás, la agarró por los hombros y "procedió a plantar un gran beso lento en la parte posterior" de su cabeza. Y que eso la hizo sentir "incómoda, asquerosa y confundida".

La exlegisladora se refirió al mensaje publicado en video por Biden y dijo que le alegraba que el ex vicepresidente hubiera aceptado que incomodó a las mujeres con sus tocamientos inapropiados, pero que no se ha disculpado con las cuatro afectadas.

Biden dijo en su primer comunicado que recuerda lo sucedido de otra manera, pero poco después surgieron otras tres mujeres con denuncias similares. Una de ellas, Amy Lappos, aseguró que ella era voluntaria en un acto de campaña en 2009, cuando Biden la "agarró de la cabeza", puso su mano alrededor del cuello de ella y tiró de ella para "frotar su nariz" con la suya.

El diario The New York Times publicó el 2 de abril otras dos denuncias: la de Caitlyn Caruso, que acusa a Biden de tocarle el muslo y abrazarla "demasiado tiempo" cuando ella tenía 19 años, y D. J. Hill, que dice que el ex vicepresidente fue bajando su mano por la espalda de ella cuando ambos posaron para una foto en 2012.

Biden, de 76 años, recordó en su video que ha sido durante años un activista contra la violencia de género, y que eso le permitirá adaptarse sin duda a las nuevas "normas sociales", sin mencionar el movimiento #MeToo contra el abuso sexual.

Los partidarios de Joe Biden sostienen pancartas mientras el ex vicepresidente se dirige a la Asociación Internacional de Bomberos en Washington, EE. UU., el 12 de marzo de 2019.
Los partidarios de Joe Biden sostienen pancartas mientras el ex vicepresidente se dirige a la Asociación Internacional de Bomberos en Washington, EE. UU., el 12 de marzo de 2019. Kevin Lamarque / Reuters

No hubo una respuesta inmediata a la declaración de Biden de los principales contendientes demócratas. Los senadores Kirsten Gillibrand, Kamala Harris y Elizabeth Warren y el ex congresista Beto O'Rourke, entre otros, han expresado simpatía por las acusadoras de Biden y han dicho que merecen ser escuchadas.

El presidente Donald Trump se burló de Biden el martes por las acusaciones. El miércoles, el presidente republicano, quien durante su campaña de 2016 se enfrentó a múltiples acusaciones por parte de mujeres de contacto sexual no deseado, le deseó suerte a su potencial rival y dijo que era decisión de Biden decidir si debía pedir disculpas.

Estas denuncias han sido sometidas a un nuevo escrutinio en la era de #MeToo y #TimesUp, ya que la conciencia sobre el abuso sexual y el acoso ha aumentado y dañado las carreras de decenas de hombres del mundo de la política y el entretenimiento.

Preparación para la campaña presidencial de Biden

Fuentes cercanas a Biden dijeron a la agencia de noticias Reuters que los preparativos para una candidatura no se vieron frenados por la controversia. "No creo que haya nada para cambiar el trabajo que estamos haciendo", dijo una fuente vinculada a la campaña.

Un importante donante de Biden, el abogado de Nueva York, James Kreindler, dijo que su apoyo al ex vicepresidente no había sido sido afectado por la controversia. Dick Harpootlian, un destacado abogado en los círculos del Partido Demócrata en Carolina del Sur, agregó que no creía que perjudicara la oferta de Biden.

Las encuestas de opinión pública han demostrado consistentemente que Biden está en la cima de la carrera demócrata por las presidenciales de 2020, por delante de una docena de candidatos. Todavía no hay evidencia de que haya sufrido un daño político duradero por las acusaciones.

El ex vicepresidente estadounidense, Joe Biden, pronuncia un discurso en la Primera Cena Demócrata del Estado en Dover, Delaware, EE. UU., el 16 de marzo de 2019.
El ex vicepresidente estadounidense, Joe Biden, pronuncia un discurso en la Primera Cena Demócrata del Estado en Dover, Delaware, EE. UU., el 16 de marzo de 2019. Jonathan Ernst / Reuters

Tracy Sefl, estratega demócrata en Chicago y ex asesora de la campaña presidencial de Hillary Clinton, dijo que los partidarios de Biden estaban muy familiarizados con su persona pública y que probablemente no lo abandonaran por este percánce.

El desafío para Biden, si logra montar su campaña, dijo Sefl, es atraer a los votantes que pueden ser más escépticos acerca de su comportamiento. Ella sugirió que coloque a las mujeres en roles de alto perfil dentro de su campaña para enviar una señal de que se está adaptando a los nuevos tiempos.

También lo alentó a hablar sobre su trabajo en apoyo de causas como la Ley de Violencia contra la Mujer, que Biden patrocinó mientras estaba en el Senado. Sefl recordó haber presenciado un discurso de Biden en el que hablaba del apoyo de la legislación como vicepresidente. "Estaba tan emocionado como cualquier mujer en esa habitación", dijo Sefl.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.