Saltar al contenido principal

El expresidente de Nissan Carlos Ghosn vuelve a prisión por un nuevo cargo de corrupción

Carlos Ghosn deja la oficina de su abogado en Tokio el 3 de abril, un día antes de su detención.
Carlos Ghosn deja la oficina de su abogado en Tokio el 3 de abril, un día antes de su detención. Kyodo / via Reuters

El expresidente de Nissan Motor y Renault volvió a quedar detenido en Tokio, justo después de mostrarse dispuesto a “contar la verdad” sobre su caso.

Anuncios

Otra vez detenido: las autoridades japonesas arrestaron a Carlos Ghosn, quien fue presidente de Nissan Motor y Renault, en Tokio. La nueva detención responde a la última acusación de la fiscalía de la capital nipona de abuso agravado de confianza.

Según la justicia japonesa, Ghosn sería culpable de haber desviado dinero destinado al representante de Nissan en Óman en su cuenta propria.

Este cargo se añade a las diversas acusaciones de corrupción que ya pesan sobre el ejecutivo y que le valieron una detención en noviembre de 2018. Sin embargo, fue puesto en libertad bajo fianza poco más de tres meses después, en marzo de 2019.

En un comunicado difundido por su equipo legal, Ghosn calificó el arresto de “indignante y arbitrario” y lo tachó de ser “otro intento por parte de algunos individuos de Nissan” para silenciarlo “y confundir a los fiscales.

El ejecutivo se encuentra en el correccional del barrio de Kosuge, donde ya pasó la última detención.

Carlos Ghosn iba a dar una rueda de prensa

El arresto de Ghosn sucede un día después de que el acusado anunciara una rueda de prensa para el próximo 11 de abril donde aseguró que iba a “contar la verdad” sobre su caso, en lo que sería su primera aparición pública desde su detención en noviembre del año pasado.

La nueva detención del ejecutivo podría interferir con esta rueda de prensa, ya que Ghosn podría estar bajo detención provisional el día en que estaba prevista.

El ejecutivo de Nissan ya se enfrenta a tres acusaciones

Ghosn, de 65 años, se enfrenta a tres acusaciones ante los tribunales japoneses. Dos de ellos son por no haber declarado a las autoridades correspondientes unas compensaciones millonarias pactadas con Nissan desde 2009.

El tercer cargo es de abuso agravado de confianza por presuntamente haber usado fondos de esa misma compañía para cubrir pérdidas financieras personales.

Ghosn ha repetido en varias ocasiones que los procesos judiciales en su contra son parte de un “complot” de otros ejecutivos de Nissan.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.