Saltar al contenido principal

Wikileaks alerta posible expulsión de Julian Assange y Ecuador desmiente

Un camión con un póster con la imagen del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al lado de la embajada de Ecuador en Londres, Reino Unido, el 5 de abril de 2019.
Un camión con un póster con la imagen del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al lado de la embajada de Ecuador en Londres, Reino Unido, el 5 de abril de 2019. Peter Nicholls / Reuters

Aunque Wikileaks afirmó que la Embajada de Ecuador en Londres pondría fin al asilo otorgado a Julian Assange, Quito desmintió la información. Entre tanto, simpatizantes de Assange se concentran en la capital inglesa para apoyarlo.

ANUNCIOS

¿Un huésped incómodo para la Embajada de Ecuador en Londres? Wikileaks denunció en su cuenta de Twitter que "fuentes de alto nivel dentro del Estado ecuatoriano han indicado a Wikileaks que Julian Assange será expulsado en cuestión de horas o días utilizando como pretexto el caso 'INA Papers'".

El portal de filtraciones aseguró que la razón detrás de este cambio de postura se debía a la reciente publicación de Wikileaks sobre los 'INA Papers', unos documentos donde el actual presidente de Ecuador, Lenín Moreno, es señalado como responsable de presuntos actos de corrupción, vinculado con varias empresas 'offshore' para la adquisición de bienes.

Al paso salió el canciller del país sudamericano José Valencia, que calificó de "rumores infundados" la presunta salida del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de la Embajada del país andino en Londres. Wikileaks, sin embargo, ha seguido publicando una serie de trinos en los que explica la supuesta estrategia entre el Gobierno británico y ecuatoriano para capturar a Assange.

Assange, ¿huésped incómodo para Lenín Moreno?

Assange buscó refugio en la Embajada de Ecuador en Londres en 2012, durante el gobierno de Rafael Correa, para evitar la extradición a Suecia, donde enfrentaba cargos de agresión sexual que ya han expirado. También en Estados Unidos enfrenta actualmente cargos por publicar en su portal lotes de archivos pirateados del Departamento de Estado y el Pentágono en 2010, donde mostraba algunas de sus operaciones en Oriente Medio, información considerada sensible por EE.UU.

Han sido siete años de tensión para el hombre que puso a temblar a varios gobiernos por sus filtraciones, pero en una especie de burbuja diplomática. Las alertas sonaron cuando hace dos días, el presidente Lenín Moreno acusó a Wikileaks de espiarlo y señaló que Assange ha "violado repetidamente" las condiciones de su asilo en la embajada del país en Londres. "No puede mentir, y mucho menos hackear cuentas o interceptar llamadas telefónicas privadas", según los términos de su acuerdo de asilo, explicó Moreno a la radio ecuatoriana el martes pasado.

Foto de archivo del fundador de WikiLeaks, Julian Assange,  en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres, Reino Unido, el 19 de mayo de 2017.
Foto de archivo del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres, Reino Unido, el 19 de mayo de 2017. Peter Nicholls / Reuters

Moreno aseguró a la 'Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión' que ese portal ha realizado "intervención en teléfonos en conversaciones privadas, inclusive fotos de mi dormitorio, de lo que como, de cómo baila mi esposa y mis hijas y unas amigas”. Por este hecho, el Gobierno ecuatoriano presentó una queja formal ante el relator especial de la ONU sobre el derecho a la privacidad, Joseph Cannataci, acusando a WikiLeaks de difundir información privada del presidente.

De momento, Assange, según el Gobierno ecuatoriano, se mantiene en su embajada, pero las relaciones entre Assange y Moreno pasan por un momento delicado desde que el mandatario llegó a la Presidencia y marcó una línea política distinta a la de Correa.

Assange es una pieza incómoda para varios gobiernos. En 2010, WikiLeaks divulgó más de 90.000 documentos clasificados relacionados con acciones militares estadounidenses en Afganistán y cerca de 400.000 documentos secretos sobre la guerra de Irak. Ese mismo año comenzó a airear unos 250.000 cables diplomáticos provenientes del Departamento de Estado de EE. UU.

Con EFE, AP y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.