Saltar al contenido principal

EE. UU. retira visa de entrada a la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional

Foto de archivo de la fiscal Fatou Bensouda en la Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos, el 28 de agosto de 2018.
Foto de archivo de la fiscal Fatou Bensouda en la Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos, el 28 de agosto de 2018. Bas Czerwinski / Pool vía Reuters

La medida tiene que ver con la implicación de Fatou Bensouda en una investigación sobre posibles crímenes de guerra cometidos por las fuerzas estadounidenses en Afganistán.

Anuncios

El Gobierno de Estados Unidos retiró la visa de entrada a Fatou Bensouda, la fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI), en respuesta a la iniciativa de la funcionaria de investigar crímenes de guerra cometidos presuntamente por militares estadounidenses.

Aunque la sede de este organismo no se encuentra en Estados Unidos, Bensouda viaja regularmente a este país para informar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que se encuentra en Nueva York, sobre los casos remitidos a La Haya, sede del tribunal internacional.

La tensión entre Washington y este organismo se dio luego de que, en 2017, la funcionaria solicitó la apertura de una investigación formal en Afganistán por crímenes de guerra presuntamente cometidos por todas las partes en el conflicto en ese país, entre las que se encuentran grupos talibanes, autoridades afganas y tropas estadounidenses. Sin embargo, hasta el momento, los jueces de la CPI siguen revisando el material y aún no han decidido si autorizarán la petición de Bensouda.

La fiscal general y su oficina afirmaron que "continuarán asumiendo su deber legal con el mayor compromiso y profesionalidad, sin miedo ni favoritismos".

Estados Unidos había advertido sobre las consecuencias contra quienes investigaban la situación en Afganistán

La medida llegó tres semanas después de que el Secretario de Estado, Mike Pompeo, anunciara una restricción "a individuos directamente responsables de cualquier investigación" del organismo judicial sobre el personal estadounidense. Aquella vez recordó que su país no se había unido a la Corte Penal Internacional debido a sus "amplios e irresponsables poderes" y su "amenaza" a la soberanía de Estados Unidos.

"Protegemos a nuestros ciudadanos", afirmó y luego advirtió que quien fuera responsable en dicha situación "no debe asumir que todavía tendrá u obtendrá una visa, o se le permitirá el ingreso a Estados Unidos".

En el año 2002, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley de Protección del Personal de Servicio Estadounidense que buscaba blindar sus militares de un eventual procesamiento por parte de la Corte Penal Internacional.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.