Saltar al contenido principal

El G7 y la ONU alertan sobre la avanzada de fuerzas opositoras hacia Trípoli, Libia

Miembros del ejército respaldado por los países occidentales revisan una serie de vehículos confiscados a las fuerzas del comandante Khalifa Haftar el 5 de abril de 2019 en Trípoli, Libia.
Miembros del ejército respaldado por los países occidentales revisan una serie de vehículos confiscados a las fuerzas del comandante Khalifa Haftar el 5 de abril de 2019 en Trípoli, Libia. Hani Amara / Reuters

Las tropas lideradas por el comandante Khalifa Haftar se aproximan a la capital libia por el sur. Los ministros reunidos en el G7 hicieron una pausa en sus sesiones para pedirle al militar disidente que detenga su ofensiva a Trípoli.

ANUNCIOS

Los enfrentamientos se han presentado cerca del antiguo aeropuerto internacional de Trípoli. Los residentes del sector y un vocero del Ejército Nacional Libio, comandado por Haftar, afirmaron a Reuters que el lugar está controlado por las fuerzas disidentes.

El viernes, el secretario general de la ONU, António Guterres, abandonó el país sin grandes resultados. “Dejo Libia con el corazón encogido y muy preocupado. Espero que todavía sea posible evitar una confrontación sangrienta dentro y en los alrededores de Trípoli”, afirmó en sus redes sociales.

La avanzada del comandante Khalifa Haftar, aliado del gobierno paralelo establecido en el este del país, hace parte de las tensiones que dividen al país desde la caída de Muammar Gaddafi en 2011.

El viernes 5, el Consejo de Seguridad de la ONU recibió a puerta cerrada los últimos detalles del país norafricano y en un comunicado expresó sus impresiones sobre la situación.

La comunidad internacional hace un llamado para desescalar el conflicto en Libia

El pronunciamiento del Consejo de Seguridad resalta la “profunda preocupación” del organismo por la situación en Libia. Adicionalmente, pide a las fuerzas de Haftar que detengan su ofensiva sobre la capital y añade que “no puede haber solución militar al conflicto”. El Consejo anunció sus intenciones de procesar a aquellos responsables de recrudecer el conflicto, expresó su respaldo al secretario general y al enviado especial de la ONU para el país y reiteraron las obligaciones de las partes para respetar la vida del personal de la ONU, de los civiles y ceñirse a las normas del derecho internacional.

Desde Dinard, Francia, los ministros de relaciones exteriores de los países del G7 interrumpieron sus sesiones para pronunciarse en la misma dirección. “Nos oponemos firmemente a cualquier acción militar en Libia. Cualquier actor libio o facción que precipite cualquier conflicto adicional está afectando a gente inocente y se está interponiendo en el camino de la paz que merecen los libios”, dijo el grupo de ministros en un comunicado.

Rusia y Egipto se oponen a las confrontaciones armadas en Libia

Según el ministro de relaciones exteriores Sergei Lavrov, su gobierno quiere que todas las partes políticas encuentren un acuerdo. El ministro advirtió acerca de los riesgos de cualquier intromisión internacional en el país. Su homólogo egipcio estaba en la misma conferencia de prensa. El ministro Sameh Shoukry afirmó que la crisis en Libia no se puede resolver a través de enfrentamientos militares.

“Egipto ha apoyado desde el comienzo un acuerdo político como una herramienta para prevenir cualquier solución militar”, afirmó Shoukry desde El Cairo.

Según reportes de la ONU, el comandante Haftar cuenta con el respaldo de Egipto y de Emiratos Árabes Unidos, quienes lo consideran un baluarte contra el islamismo y lo han apoyado militarmente. Sin embargo, el gobierno de Emiratos Árabes Unidos se ha unido a los pronunciamientos internacionales sobre la preocupación por el conflicto en el país.

El gobierno ruso, por su parte, niega cualquier respaldo a las fuerzas de Haftar y dice respaldar un acuerdo político en Libia.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.