Saltar al contenido principal
La Entrevista

Carlos Alvarado: "la humanidad tiene que aceptar que hay que descarbonizar"

Como parte de un compromiso con la humanidad y el medio ambiente, en febrero de 2019 el Gobierno de Costa Rica presentó el Plan Nacional de Descarbonización, una iniciativa que busca eliminar de su economía el uso de combustibles fósiles para el año 2050 y con ello reducir las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero.

Anuncios

'Descarbonizar' es, básicamente, el proceso de reducción de las emisiones de carbono. Estos gases se producen debido a la quema de combustibles fósiles y están relacionados directamente con el calentamiento global y el llamado 'efecto invernadero', que consiste en la retención de calor en la atmósfera y el aumento de temperaturas en el planeta.

Con la finalidad de contribuir a una reducción del calentamiento global, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, presentó el Plan Nacional de Descarbonización. Con él pretende alejarse de los combustibles fósiles y hacer una transición hacia una economía basada en energías limpias y renovables antes del año 2050.

"La generación más jóvenes y la que no ha nacido todavía, será la que tenga que vivir más años con las consecuencias más radicales del calentamiento global (…) Quiero que, en el futuro, cuando mi hijo me pregunte '¿Qué hicieron ustedes para prevenir esto?' pueda responderle: ¡Hicimos todo lo necesario y lo logramos!", dijo Alvarado en entrevista con la periodista de France 24 Marina Colorado.

A pesar de ser una nación de cinco millones de habitantes, el Gobierno costarricense espera que sus propuestas sirvan de ejemplo para iniciativas similares en gran parte del mundo.

"Sabemos que somos un país pequeño, pero estoy seguro que en el mundo hay más de cinco millones de personas comprometidas con estos cambios y allí veo yo mucha esperanza", expresó el mandatario costarricense.

Alvarado aboga por una solución pacífica para Nicaragua y Venezuela

Costa Rica lleva 70 años sin ejército. En diciembre de 1948 el expresidente José Figueres abolió esta institución. Siete décadas despúes, el legado de paz continúa en el país, a pesar de estar ubicado en una región con varios conflictos activos.

Nicaragua y Venezuela son dos de los países de la región que viven tiempos de crisis. En la nación centroamericana los problemas vienen sucediendo desde hace poco más de un año. Esta situación ha impactado a Costa Rica ya que muchos nicaragüenses han optado por migrar al país vecino huyendo de la crisis.

"Costa Rica y Nicaragua tienen una relación muy cercana, muchas familias nicaragüenses han emigrado a Costa Rica. Por eso es necesaria una solución democrática e institucional para Nicaragua. Consideramos que la opción más lógica es la realización de unas elecciones libres y transparentes", expresó el mandatario costarricense.

Respecto al caso venezolano, Carlos Alvarado señaló que Costa Rica mantiene el respaldo a Juan Guaidó como presidente de Venezuela "por ser el representante democráticamente electo de más alta jerarquía que hay", ya que las últimas elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 "no tuvieron observación, no tuveron garantías". Sin embargo, el presidente costarricense reiteró su rechazo a cualquier escenario de intervención militar en la nación sudamericana.

"Para Costa Rica no todas las opciones están abiertas, nosotros abogamos por una solución pacífica y democrática, acorde con nuestros principios. Yo no puedo estar por encima de nuestra Constitución". En cuanto a la entrada de ayuda internacional a Venezuela Alvarado expresó que "debe tener las condiciones de neutralidad y con el manejo de organismos como las Naciones Unidas o la Cruz Roja para que tenga garantías".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.