Saltar al contenido principal

Israel: Netanyahu y Gantz, cabeza a cabeza en las elecciones parlamentarias

Benjamin Netanyahu (izquierda) y Benny Gantz (derecha) se enfrentan en unas elecciones que son interpretadas como un plebiscito para condecorar o castigar al actual primer ministro de Israel.
Benjamin Netanyahu (izquierda) y Benny Gantz (derecha) se enfrentan en unas elecciones que son interpretadas como un plebiscito para condecorar o castigar al actual primer ministro de Israel. Ahmad Gharabli / AFP

Los primeros sondeos a boca de urna muestran resultados contradictorios sin un ganador oficial. El primer ministro Benjamin Netanyahu, y su principal rival, el exjefe militar Benny Gantz, se adjudicaron y celebraron la victoria.

Anuncios

En unas reñidas elecciones, cuyos sondeos preliminares están saliendo a la luz este 9 de abril, los primeros indicios muestran que el primer ministro Netanyahu sufrió un revés al no lograr una victoria decisiva, mientras que el partido de la coalición centrista Azul y Blanco, de Gantz, celebraron en Tel Aviv los resultados de los primeros sondeos a pie de urna que le dan una ventaja sobre el partido derechista Likud de Netanyahu.

Al Likud de Netanyahu se le acreditan de 33 a 36 asientos, mientras que a la alianza Azul y Blanco de Benny Gantz 36 o 37, según las encuestas de las tres cadenas más grandes del país. A través de su cuenta de Twitter, el medio 'The Jewish Chronicle', publicó "las encuestas preliminares de las principales emisoras de Israel en su totalidad. El resumen: nada está resuelto todavía", aseguró.

Pero en medio de la confusión y la falta de resultados oficiales, ambos bandos celebraron y se adjudicaron la victoria.

"Nosotros ganamos, el pueblo de Israel ha hablado. Gracias a más de un millón y medio de votantes. En estas elecciones hay un claro ganador y un claro perdedor. Bibi prometió 40 asientos y perdió a lo grande. El presidente ve la foto y el gobierno debe ser elegido para el ganador, no hay otra opción", publicó Gantz en su cuenta de Twitter.

Informe desde Tel Aviv: una jornada tranquila con poca participación electoral

Otras dos encuestas, sin embargo, le dieron al Likud y a sus aliados de extrema derecha una leve ventaja de poder formar una coalición parlamentaria, aunque de momento, no existan más que mediciones a boca de urna para esbozar un panorama preciso sobre la decisión de los israelíes. Netanyahu, sin embargo, también se adjudicó la victoria.

"El bloque de derecha liderado por el Likud obtuvo una clara victoria. Agradezco a los ciudadanos de Israel por su confianza. Comenzaré a formar un gobierno de derecha con nuestros socios naturales esta noche", escribió el primer ministro en su cuenta de Twitter.

En un discurso de celebración, Netanyahu también declaró: "intento trabajar rápido para establecer un gobierno nacional estable. Quiero dejarlo claro, será un gobierno de derecha, pero planeo ser Primer Ministro para todos los ciudadanos israelíes, de derecho o izquierda, judíos o no judíos por igual, todos los ciudadanos de Israel".

Las encuestas indican que partidos como Nueva Derecha del ministro de Educación Naftali Benet, el ultraderechista Zehut y la nueva formación Gesher no entrarían en la Cámara, al no superar el umbral del 3,25% de los votos requeridos.

Con los resultados finales a horas de distancia, la imagen del primer ministro se ha visto ensombrecida por una serie de investigaciones de corrupción, que lo han tocado, pero no han debilitado su liderazgo.

Entre tanto, la Embajada de Israel en Estados Unidos, citando a una fuente de noticias que reporta la participación electoral, dijo que la de estos comicios se situó en un 61,3%.

Fernando Cocho: "parece que se dará un empate técnico" en las elecciones de Israel

Una jornada tranquila con poca participación electoral

Israel abrió las urnas para elegir un nuevo Parlamento este 9 de abril a las siete de la mañana, hora local. Cinco horas después, la participación en los comicios era de un 25%, dos puntos por debajo del porcentaje de las elecciones de 2015, según informó la televisión pública israelí.

Los comicios podrían otorgarle al primer ministro Benjamin Netanyahu, quien lleva 13 años en el cargo, un quinto mandato y convertirlo así en el líder con mayor longevidad en el cargo. Pero su victoria se ve amenazada por Beny Gantz, su principal contendor, un antiguo general de las fuerzas armadas y líder de la alianza política Azul y Blanca, quien le pisa los talones en las encuestas.

Entre los más de seis millones de electores llamados a sufragar, tanto Netanyahu como Gantz ya depositaron su voto. "Estoy feliz de ponerme al servicio del Estado de Israel y de los ciudadanos de Israel", dijo Gantz, exjefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa.

Una fotografía combinada Benny Gantz (izquierda), líder del partido Azul y Blanco y al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante las elecciones parlamentarias de Israel el 9 de abril de 2019.
Una fotografía combinada Benny Gantz (izquierda), líder del partido Azul y Blanco y al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante las elecciones parlamentarias de Israel el 9 de abril de 2019. Nir Elias y Ariel Schalit / Reuters

El conflicto palestino-israelí, uno de los principales motores de votación

Personas de todas las edades han salido a votar, entre ellos jubilados, jóvenes y padres de mediana edad en una jornada de fiesta nacional que transcurre sin incidentes relevantes, donde el ambiente electoral impregna las calles con los carteles de candidatos y listas electorales.

"Hay que participar en las elecciones, no se puede ser neutral", dijo Monique Cadosh, israelí de origen francés, quien decidió votar por Netanyahu. "Aquí hay una guerra de manera permanente. La gente que sale del colegio es enviada al frente y hace falta tener a un dirigente sensato y conocedor de los acontecimientos para reaccionar ante lo que pueda ocurrir", agregó.

Su opinión contrasta completamente con la de David Garboys, de 24 años, residente en la colonia judía de Maale Adumim, en territorio palestino ocupado y quien considera que "Netanyahu está ebrio de poder", por lo que opta por la coalición centrista liderada por Gantz.

"Los líderes de Azul y Blanco son gente nueva que está preparada para dirigir el país", aseguró el joven, quien opina que Netanyahu "lleva a Israel a ser un país cada vez menos democrático".

Los votantes judíos ultraortodoxos hacen fila para emitir su voto durante las elecciones parlamentarias de Israel el 9 de abril de 2019 en la ciudad central israelí de Bnei Brak.
Los votantes judíos ultraortodoxos hacen fila para emitir su voto durante las elecciones parlamentarias de Israel el 9 de abril de 2019 en la ciudad central israelí de Bnei Brak. Ahmad Gharabli / AFP

A pesar de estar acusado de varios casos de corrupción, Netanyahu, quien durante su campaña se mostró implacable respecto al conflicto palestino-israelí, sigue teniendo una alta popularidad en distintos sectores de la población. "Durante cuatro años el Gobierno fue dirigido por Benjamin Netanyahu, gracias a Dios (...) Israel tiene que obtener apoyo (en contra de) todos los musulmanes que quieren destruirnos", dijo Natán, un elector ultraortodoxo.

"Esperamos que Dios los guíe a entender que la paz es una mutua": Mahmoud Abás

Por su parte, el líder movimiento islamista Hamás, indicó que espera que el vencedor de los comicios esté dispuesto a implementar la paz con los palestinos: "Esperamos que Dios los guíe a entender que la paz es una mutua. Por lo tanto, deben venir a la mesa de negociación, nuestras manos siempre están extendidas", dijo el líder del movimiento islamista, Mahmud Abbás.

Los comicios se desarrollan como una especie plebiscito para el primer ministro. Una gran división gira en torno a Netanyahu, sobre quien pesan diversas acusaciones sobre corrupción. En febrero pasado, la Fiscalía General anunció que inculpará formalmente a Netanyahu por fraude, corrupción y abuso de confianza.

Los centros electorales para elegir al vigésimo primer Parlamento se mantendrán abiertos hasta las diez de la noche, hora local. Con un alto número de indecisos, se espera que a última hora sea cuando se decida el pulso entre Gantz y Netanyahu.

Con EFE, Reuters, AFP y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.