Saltar al contenido principal

Partido rival a Benjamin Netanyahu admite la derrota en las elecciones parlamentarias

Benny Gantz (centro) principal líder del partido Azul y Blanco, reconoció la derrota en el proceso electoral de Israel el 10 de abril.
Benny Gantz (centro) principal líder del partido Azul y Blanco, reconoció la derrota en el proceso electoral de Israel el 10 de abril. Corinna Kern / Reuters

El partido Azul y Blanco, de Benny Gantz, aceptó la derrota en el proceso electoral pero advirtió que presionará a la formación del primer ministro desde el Parlamento. El anuncio pone a Netanyahu a las puertas de su quinto mandato.

ANUNCIOS

Benny Gantz, principal líder del partido Azul y Blanco, admitió la derrota en los comicios que se desarrollaron en Israel pero reivindicó que la alianza formada hace algunos meses se levanta como una alternativa fuerte en el futuro.

Gantz, el más fuerte opositor al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu manifestó en su discurso que "respetará la elección del pueblo" y la decisión que tome el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, que en los próximos días comenzará a realizar consultas con la finalidad de designar a un candidato que forme gobierno.

Sobre los resultados elogió la participación que tuvo su partido, el cual define como "pluralista y que agrupa a todos los ciudadanos en el espectro político y religioso".

"Venimos de unos resultados increíbles", dijo Gantz el destacar que su partido obtuvo un total de 35 escaños, los mismos que alcanzó el partido de derecha, Likud, del primer ministro Netanyahu, con más del 99% de los votos escrutados.

Pero el empate técnico de escaños es solo una parte de las matemáticas en el sistema israelí: la mayoría parlamentaria de Netanyahu podría llegar a concentrar unas 65 sillas si se cuentan los socios de diversos sectores radicales como los ultraortodoxos del Partido Shas.

"Venimos a convertir el Parlamento en un terreno mejor. El ADN de nuestra formación es el de un partido gobernante (…) Azul y Blanco representa un nuevo camino, una nueva lengua y una nueva unidad en la fragmentada sociedad israelí", expuso Gantz.

Eduardo Kohn: "no es un empate técnico en el sistema electoral israelí"

Yair Lapid: "haremos que la vida de Likud sea un infierno"

Las palabras de Gantz, un general retirado, confirmarían lo que horas antes había expuesto el número dos del partido Azul y Blanco, Yair Lapid, durante la lectura de un comunicado televisado.

"No ganamos en esta ronda. Haremos que la vida de Likud sea un infierno en la oposición", dijo Lapid durante la lectura del comunicado.

Yair Lapid (centro) alertó que como partido harán "la vida de Likud un infierno"
Yair Lapid (centro) alertó que como partido harán "la vida de Likud un infierno" Amir Cohen

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, el organismo electoral en Israel ya ha contabilizado el 99% de los votos y espera las boletas emitidas por los soldados en las bases militares que se registrarán en los próximos días.

Con los resultados casi al 100 %, Benjamin Netanyahu parece tener el camino claro para una quinta reelección al contar con partidos de derecha y religiosos dispuestos a entregarle una mayoría parlamentaria y controlar 65 de los 120 escaños en la Knéset.

Netanyahu, quien calificó como una "gran victoria" los resultados obtenidos, podría convertirse en el primer ministro con más años en servicio y superar de esta manera a David Ben-Gurion, considerado el padre fundador del país.

No obstante, todo podría cambiar si alguna de las investigaciones contra el líder conservador prospera y se puedan presentar cargos criminales en su contra que ameriten su salida del cargo.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.