Saltar al contenido principal

Un Brexit sin acuerdo, un fantasma que todavía ronda a Reino Unido

Manifestanres anti-Brexit protestan frente al Parlamento en Londres, Gran Bretaña 9 de abril de 2019.
Manifestanres anti-Brexit protestan frente al Parlamento en Londres, Gran Bretaña 9 de abril de 2019. Henry Nicholls / Reuters

Dentro del tortuoso y dramático proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea, iniciado hace tres años, ha habido pocas certezas. Una de ellas es la intención de una retirada negociada que evite un caos. Pero no ha sido fácil.

ANUNCIOS

Los integrantes del Parlamento británico aprobaron una ley para obligar al gobierno a concretar una salida negociada, lo que necesariamente requiere una extensión del artículo 50 que establece la fecha de retirada. Con esta fecha empieza la primera diferencia de posturas entre las partes. La primera ministra, Theresa May, ha pedido a sus colegas europeos que le concedan hasta el 30 de junio para el Brexit, pero, Europa, ofrecería ese plazo hasta diciembre de 2019 o marzo de 2020.

Otra posibilidad con un porcentaje muy mínimo es que los otros 27 países miembros de la Unión Europea no otorguen la prórroga a Reino Unido y el Brexit se ejecute el 12 de abril sin acuerdo.

En caso de que Europa conceda una extensión mayor, contraria a las expectativas de May y del sector euroescéptico de su partido, el Conservador, podría provocar una nueva crisis política a nivel doméstico.

Expertos consultados por France 24 coinciden en que un Brexit sin acuerdo es poco probable, aunque no se puede descartar en este panorama de incertidumbre.  

“La primera ministra podría, en teoría, rechazar la oferta de una extensión adicional, pero nuestra opinión es que esto es altamente improbable. Actualmente, el Reino Unido está preparando activamente las elecciones de la UE, por lo que es probable que el país participe en ellas para evitar un escenario de ‘no acuerdo’”, señaló el director del Centro de Estudios para el Brexit de Birmingham City University, Alex De Ruyter.

¿Cuáles serían las consecuencias de un Brexit sin acuerdo?

Mientras el Gobierno británico negociaba el acuerdo de retirada con Bruselas, simultáneamente también empezaban las preparaciones para un Brexit sin acuerdo que incluye planes alternativos en todos los sectores pero en especial en puertos, aeropuertos, carreteras e importaciones.  
Tim Durrant, del Institute for Government, explicó que los grandes riesgos de una salida desordenada se centran en los derechos de los ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido, al menos 3 millones, y a los británicos que viven en territorio europeo, y el comercio.

“Si la UE verifica todas las exportaciones del Reino Unido de la misma forma en la que verifica todos los productos que provienen de Estados no miembros (como lo ha dicho), esto causará demoras en el traslado de productos del Reino Unido a la UE. Y cualquier retraso en las mercancías que ingresan a la UE tendrá demoras en las mercancías que ingresan al Reino Unido: si un ferry no puede descargar en Calais, no puede traer camiones a Dover. Esto podría causar la escasez de determinados alimentos y  medicamentos, razón por la cual el gobierno ha puesto en marcha planes para importar productos médicos de otras rutas”, dijo a este medio Durrant.

La primera ministra británica, Theresa May, llega a una cumbre extraordinaria de líderes de la Unión Europea para discutir sobre el Brexit, en Bruselas, Bélgica, el 10 de abril de 2019.
La primera ministra británica, Theresa May, llega a una cumbre extraordinaria de líderes de la Unión Europea para discutir sobre el Brexit, en Bruselas, Bélgica, el 10 de abril de 2019. Yves Herman / Reuters

El experto agregó que "el impacto para los ciudadanos también es difícil de predecir en detalle, los británicos que viven en los otros 27 Estados miembros tendrán que legalizar su estatus: en el marco del acuerdo, todos sus derechos están protegidos, pero si no hay acuerdo, depende de cada Estado protegerlos. Todos han dicho que lo harán, pero es papeleo adicional y molestia para los ciudadanos británicos que viven en su país”, señaló Durrant.

Europa también sufriría con el divorcio ‘duro’

Las consecuencias de un Brexit sin acuerdo no serían exclusivas para Gran Bretaña. También se sentirían en los otros países de la Unión Europea.

“La industria alemana de automóviles se vería afectada por aranceles, movimientos de divisas y una posible recesión (o al menos un crecimiento más lento) en el Reino Unido, que es uno de sus mercados más grandes. Los pescadores, españoles y franceses, podrían perder el acceso a las lucrativas aguas del Reino Unido, que se encuentran entre las más intensamente explotadas en Europa. Las industrias agrícolas en Europa se enfrentarían a problemas, tanto en términos de producción física en Gran Bretaña (por ejemplo, la obtención de lechuga en la frontera antes de que se pudra) como en el hecho de tener que competir con jugadores de fuera de la UE”, alerta de De Ruyter.

Cualquier comercio con el Reino Unido sufriría"

Alex De Ruyter, director del Centro de Estudios para el Brexit de Birmingham City University

E ilustra que “en este momento, el Reino Unido aplica aranceles a los productores de naranjas estadounidenses, pero no a los españoles (debido a nuestra membresía en la Unión Aduanera de la UE). Esto le da a los productores españoles una ventaja. Después de un Brexit sin acuerdo, el Reino Unido no aplicaría ningún arancel a las naranjas, con el resultado de que los productores españoles ya no tendrían una ventaja sobre los de los EE. UU. Cualquier comercio con el Reino Unido sufriría”.

Frontera con Irlanda, la gran duda (de siempre)

Una vez el Reino Unido haya salido de la Unión Europea, la República de Irlanda se convertirá en su frontera física, dado que en la actualidad hay libre circulación con Irlanda del Norte. Las dos Irlandas comparten una frontera de más de 500 kilómetros.  Este hecho, el más complejo de la negociación y considerado el palo en la rueda, obligaría al retorno de los controles fronterizos que incluso podrían poner en riesgo el acuerdo de paz del Viernes Santo firmado en 1998.

Frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.
Frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. France 24

“Los gobiernos del Reino Unido e Irlanda han dicho que no quieren poner ningún tipo de frontera, pero la Comisión ha dicho que los productos que ingresan a la UE deberán ser revisados, lo que implica algunos controles adicionales en la frontera”, resaltó Tom Durrant.

Nuevamente, el destino del Brexit y de la premier británica está en las manos de sus vecinos europeos a los que esperaba decirles adiós el pasado 29 de marzo  y no pudo…

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.