Saltar al contenido principal

Corea del Sur: un fallo histórico ordena flexibilizar la ley de aborto en 2020

Varias personas protestan este jueves contra el aborto frente al Tribunal Constitucional en Seúl, Corea del Sur, el 11 de abril de 2019.
Varias personas protestan este jueves contra el aborto frente al Tribunal Constitucional en Seúl, Corea del Sur, el 11 de abril de 2019. Kim Hong-Ji / Reuters

En un fallo histórico que surgió de analizar un caso particular, la Corte Constitucional de ese país le dio plazo hasta finales de 2020 al Parlamento para que revise la estricta legislación sobre el aborto. La medida genera división.

ANUNCIOS

La legislación sobre el aborto en Corea del Sur tiene 66 años y es una de las más estrictas del mundo desarrollado. Sin embargo, un fallo histórico emitido este jueves 11 de abril conmina a flexibilizarla.

Por orden de la Corte Constitucional surcoreana, con sede en Seúl, el Parlamento tendrá hasta finales de 2020 para revisar en detalle la ley vigente sobre el aborto que por décadas ha criminalizado esta actividad.

Con siete de nueve votos posibles a favor, el alto tribunal, consideró que la norma actual restringe los derechos de las mujeres y advirtió que, si no es sometida a una profunda revisión, procederá a revocarla.

"La ley que criminaliza a una mujer que se somete a un aborto por su propia voluntad va más allá del mínimo necesario para lograr el propósito legislativo y limita el derecho de autodeterminación de la mujer", sentenció el fallo.

Aunque el fallo es definitivo y no puede ser apelado, según los funcionarios de la corte, las regulaciones actuales permanecerán vigentes hasta que sean reemplazadas o derogadas.

El caso de un obstetra que podría cambiar el rumbo legal del aborto

El veredicto de este jueves 11 de abril se dio como una respuesta a una apelación presentada en febrero de 2017 por un obstetra encargado de realizar aproximadamente 70 abortos no autorizados desde 2013-2017 a solicitud o aprobación de mujeres embarazadas.

"Creo que este fallo libera a las mujeres de las cadenas", dijo Kim Su-jung, el abogado que representa al demandante, quien fue condenado en 2013 por practicar un aborto con el consentimiento de la mujer y tiempo después presentó un requerimiento ante el Constitucional para revisar la norma.

Esta es la primera vez que el tribunal se pronuncia al respecto en siete años, ya que, en 2012, al analizar un caso similar, se mostró favorable a mantener intacta la norma a raíz de un empate en las opiniones de los ocho miembros del entonces (uno no estuvo disponible para votar).

Seis décadas de criminalización del aborto en Corea del Sur

El aborto ha sido en gran parte ilegal en Corea del Sur desde 1953 y no ha cambiado sustancialmente desde entonces.

Las excepciones actuales –que existen en muchos países- solo permiten abortos dentro de las 24 primeras semanas de gestación cuando una mujer está embarazada, por violación o incesto o cuando un embarazo pone en peligro su salud. En todos esos casos, la ley requiere el permiso del cónyuge.

La diferencia está en la penalización. Una mujer en Corea del Sur puede ser castigada con hasta un año de prisión y una multa de hasta 1.756 dólares por tener un aborto y un médico puede enfrentar hasta dos años de prisión y siete años de suspensión de su licencia por practicarlo de manera ilegal.

Aunque los abortos son ilegales en ese país, muy pocas mujeres y médicos son procesados cada año. Según los registros judiciales, apenas ocho nuevos casos fueron procesados en 2017, frente a 24 en 2016. Eso demuestra que la clandestinidad juega un papel importante.

La ilegalidad de los abortos obliga a las mujeres a buscar procedimientos no autorizados y, a menudo, costosos, para terminar con sus embarazos, creando un estigma social que las hace sentir como criminales.

El eterno debate mundial sobre la legalización del aborto

La mayoría de los 36 países miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) permite el aborto por amplias razones sociales y económicas

Pero Corea del Sur es uno de los cinco estados miembros de ese organismo –que también es conocido como el club de países desarrollados- que no permiten este procedimiento, según el Ministerio de Igualdad de Género y Familia.

La medida generó amores y odios entre los surcoreanos, como lo ha hecho en diferentes países del mundo que también se encuentran inmersos en discusiones acerca de la conveniencia o no de permitir el aborto.

En Corea del Sur, en particular, ha habido discusiones acaloradas en programas de televisión e internet; Los activistas, tanto a favor como en contra, llevan meses mostrando pancartas a las afueras de la Corte. Y el jueves no fue la excepción.

Después de la sentencia, los activistas de los derechos de las mujeres aplaudieron. Algunos agitaron sus pancartas pidiendo: "¡Abolir la ley contra el aborto!".

Con una pancarta que dice "No somos una herramienta para dar a luz", manifestantes exigen la abolición de la ley del aborto en Seúl, Corea del Sur, el 11 de abril de 2019.
Con una pancarta que dice "No somos una herramienta para dar a luz", manifestantes exigen la abolición de la ley del aborto en Seúl, Corea del Sur, el 11 de abril de 2019. Reuters / Kim Hong-Ji

Hubo incluso quienes lloraron de felicidad por la decisión recién tomada.

Manifestantes a favor del aborto celebran la decisión este jueves del Tribunal Constitucional en Seúl (Corea del Sur) sobre la constitucionalidad de la ley del aborto.
Manifestantes a favor del aborto celebran la decisión este jueves del Tribunal Constitucional en Seúl (Corea del Sur) sobre la constitucionalidad de la ley del aborto. Kim Chul-soo / EFE

Roseann Rife, directora de investigación de Amnistía Internacional para Asia Oriental, calificó la sentencia como "un gran paso para garantizar los derechos humanos de las mujeres y las niñas en Corea del Sur".

A pocos metros, los detractores de la medida sostuvieron pancartas con imágenes de fetos y mensajes como "¿quién puede hablar por mí?" y "no me mates, por favor".

Manifestantes a favor de la ley del aborto participan en un mitin para apoyarla ante el tribunal constitucional en Seúl, Corea del Sur, el 11 de abril de 2019.
Manifestantes a favor de la ley del aborto participan en un mitin para apoyarla ante el tribunal constitucional en Seúl, Corea del Sur, el 11 de abril de 2019. Kim Hong-Ji / Reuters

La Conferencia de Obispos Católicos de Corea, por su parte, expresó su "profundo pesar" por el veredicto.

Por tratarse de una actividad prohibida, las cifras sobre abortos en Corea del Sur se desconocen. Sin embargo, una encuesta reciente reveló que de 10.000 mujeres de entre 15 y 44 años, aproximadamente el 7,6 por ciento (756), dijo que había tenido un aborto.

La encuesta fue realizada por el Instituto estatal de Salud y Asuntos Sociales de Corea y reveló que, en su mayoría, las mujeres que aceptaron haber abortado mencionaron razones como la dificultad de continuar sus estudios y trabajos y problemas económicos.

Con EFE, Reuters y AP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.