Saltar al contenido principal

¿Se debilita el "America First" de Donald Trump por falta de mano obra?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visita la frontera entre Estados Unidos y México en Calexico California, EE. UU., el 5 de abril de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visita la frontera entre Estados Unidos y México en Calexico California, EE. UU., el 5 de abril de 2019. Kevin Lamarque / Reuters

"America First", pero con cautela. Mientras el presidente Trump lucha contra la supuesta avalancha de inmigrantes, su Administración y el Departamento de Seguridad Nacional aumentan en 30.000 el número de visas H2B.

ANUNCIOS

De sobra es conocida la cruzada personal del presidente Trump por la entrada de inmigrantes a Estados Unidos. Esta ha sido una de sus banderas electorales desde que llegó al poder en 2016. “Nuestro país está lleno, no podemos aceptarles ya. Lo siento, pero que den la vuelta¨, se le ha escuchado decir en los últimos días ante la llegada masiva de inmigrantes a la frontera sur con México.

Sin embargo, sus declaraciones se contradicen con la última decisión de los departamentos de Seguridad Nacional y Trabajo del país: ofrecer 30.000 visas H2B más este verano.

El visado H2B nació hace casi 30 años con el fin de apoyar con mano de obra extranjera a las empresas con problemas para encontrar trabajadores locales temporales. Con la llegada de la crisis en 2008, esta visa perdió protagonismo. No había trabajo para todos. Sin embargo, la creciente economía del país y la baja tasa de desempleo, menos de un 4%, han convertido el permiso H2B en la salvación de muchos empresarios.

"Hay algunos trabajos en los que tradicionalmente es muy difícil conseguir mano de obra americana, como por ejemplo cortar el pasto. Hay mucho americano que no quiere hacer ese tipo de trabajo", cuenta a France 24 el abogado Diego Galer, especializado en visados H2B para quien "las empresas necesitan esta visa" porque "sino se van a la quiebra".

Y es que muchas de estas empresas han tenido que renunciar a contratos y clientes por la falta de mano de obra para poder cumplir con los pedidos. Así lo cuenta Allison Medrano, administradora general de la compañía CLIP Lawn Care, una empresa ubicada en Ijamsville, Maryland, dedicada al mantenimiento de jardines. "He tenido que decirles a algunos clientes que no podemos recibir más proyectos de momento, lo que básicamente significa tirar los beneficios", dice preocupada.

La empresa de Allison no ha conseguido ningún visado H2B en los últimos 3 años. "En el pasado nosotros dábamos trabajo a 12 personas con este tipo de visados (la mayoría procedentes de México), pero en los últimos años, al no poder tener ninguna visa, hemos tenido que reducir el negocio y dejar ir a cientos de clientes", comparte.

Allison no consigue mano de obra local porque es difícil que alguien quiera trabajar solo 5 meses, explica. Como muchos otros empresarios, está atada de pies y manos, necesita trabajadores temporales y así lo anuncia en su web, pero no los consigue y tampoco le dan una solución. "Este año el sistema explotó", cuenta el abogado Galer. "Creo que aplicaron mas de 95.000 personas para 33.000 visas (en temporada de verano), fue una locura. Además, como hubo tantas peticiones, hasta se les cayó el sistema por varios días. Fue un caos total la aplicación", detalla.

Un manifestante sostiene un cartel que dice "Primero los mexicanos" mientras protesta con otros contra el flujo de migrantes de América Central en el puente fronterizo de Córdoba- América en Ciudad Juárez, México, el 7 de abril de 2019.
Un manifestante sostiene un cartel que dice "Primero los mexicanos" mientras protesta con otros contra el flujo de migrantes de América Central en el puente fronterizo de Córdoba- América en Ciudad Juárez, México, el 7 de abril de 2019. José Luis González / Reuters

 
"Conseguir una H2B era fácil dos años atrás, hoy en día no es tan fácil"

El visado H2B se solicita con 90 días de antelación a la fecha que se otorga, es decir, el 1 de enero, para ser aprobado el 1 de abril. Por eso, la noche del 31 de diciembre, los abogados que trabajan en este tipo de permisos saben que, muy probablemente, no brindarán por el año nuevo junto a sus familias. "Este pasado diciembre se vio que no estaban preparados para semejante cantidad de aplicaciones. Todo el mundo estaba festejando año nuevo y nosotros estábamos ajustando las aplicaciones el 31 de diciembre porque son justo 4 meses antes del 1 de abril que se tiene que aplicar", dice Galer.

A pesar de aplicar en los plazos fijados, no hay ninguna garantía de que se vaya a conseguir un visado. Por eso muchas empresas estadounidenses presionan a la Administración para que se amplíe aún más el número de visados otorgados. Algo que parece que poco a poco se está consiguiendo.

"Hay una presión de las empresas muy fuerte para que haya visas. Y el año pasado, el Congreso había autorizado 30.000 visas también adicionales y la Administración de Trump solo autorizó 15.000. Y este año ya han autorizado 30.000. Es bueno para las empresas, para la economía del país", remata el abogado.

De la retórica anti-inmigrante a la necesidad de la mano de obra, Trump camina por el trapecio de una de sus políticas insignia: Estados Unidos primero.
 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.