Saltar al contenido principal

Australia: ataque con arma de fuego deja un muerto y tres heridos en una discoteca

La policía trabaja en el área acordonada donde ocurrió el tiroteo en Melbourne, Australia, el 14 de abril de 2019.
La policía trabaja en el área acordonada donde ocurrió el tiroteo en Melbourne, Australia, el 14 de abril de 2019. Ellen Smith / AAP vía Reuters

La policía no ha identificado a ningún sospechoso. El atacante disparó desde un auto en movimiento a la entrada de un club nocturno en Melbourne.

Anuncios

El ataque ocurrió hacia las 3:20 de la madrugada del domingo 14 de abril en el suburbio de Prahran, al sureste de Melbourne. El atacante disparó contra un grupo de personas que estaban en la entrada del club Love Machine e impactó a tres guardias de seguridad y otra persona que estaba en el lugar.

“Al parecer los disparos fueron descargados desde un automóvil en esta área a una aglomeración de personas afuera del club nocturno”, afirmó el inspector Andrew Stamper, de la policía del estado de Victoria. Según el oficial, los disparos se habrían producido a corta distancia.

Los heridos fueron llevados al Alfred Hospital. Allí murió Aaron Khalid Osmani, uno de los guardias de seguridad, de 37 años. Las otras dos personas sufrieron heridas menores y otro de los guardias se encuentra en situación crítica.

La policía está investigando si una SUV negra Porshe que fue vista en el área está relacionada con el crimen. Unas horas después de los disparos, las autoridades encontraron este vehículo incinerado en el suburbio norteño de Wollert. La policía está pidiendo a los ciudadanos que aporten cualquier tipo de imágenes o información sobre algún vehículo que se estuviera movilizando a alta velocidad después de las 3 de la madrugada.

En Facebook, el dueño del club, Steve Yousif escribió: “lo que pasó anoche fue indeseado y devastador. Para algunos de ustedes era una noche para salir, el resto de la familia Love Machine perdió hoy un alma hermosa”.

Las autoridades no han identificado a algún sospechoso y no tienen indicios para sospechar que se tratase de un acto terrorista.

Los tiroteos no son comunes en Australia

“Estas cosas todavía son increíblemente raras y no hay nada para indicar por el momento que esto sea parte de una agenda más amplia”, afirmó el inspector de la policía del estado de Victoria.

Como señaló Stamper, la violencia con armas de fuego es inusual en un país como Australia, donde se endurecieron los requisitos para el porte luego del asesinato de 35 personas en Port Arthur, en la isla de Tasmania, en 1996.

Desde entonces no se habían registrado incidentes mayores hasta el 11 de mayo de 2018, cuando siete miembros de la familia Miles (dos abuelos, su hija y sus cuatro nietos) fueron encontrados sin vida en su granja en Osmington, suroeste de Australia. Todas las víctimas recibieron disparos con armas de propiedad del abuelo Peter Miles, a quien señalaron como el principal sospechoso de haber disparado contra su familia para luego suicidarse.

El ataque del pasado 15 de marzo en la mezquita neozelandesa, que dejó 50 muertos, fue perpetrado por un supremacista blanco australiano. La masacre apresuró a la primera ministra de Nueva Zelanda y a los legisladores a vetar el porte de armas semiautomáticas y rifles de asalto en el país.

Con Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.