Saltar al contenido principal

Estados Unidos estudia el envío de indocumentados a “ciudades santuario”

El presidente estadounidense, Donald Trump, durante el recorrido que realizó en un tramo del muro fronterizo entre su país y México el cinco de abril de 2019.
El presidente estadounidense, Donald Trump, durante el recorrido que realizó en un tramo del muro fronterizo entre su país y México el cinco de abril de 2019. Saul Loeb / AFP

Ante la insistencia del presidente Donald Trump, la Casa Blanca confirmó que evalúa las posibles opciones de traslado de indocumentados a las “ciudades santuario” en territorio estadounidense.

Anuncios

Los indocumentados detenidos en la frontera serían trasladados a las llamadas “ciudades santuario”, así lo confirmó la Casa Blanca tras anunciar que estudia las posibles alternativas para enviarlos a dichas zonas.

Pese a que el equipo de gobierno parecía haber descartado la idea, la insistencia del presidente Donald Trump logró que la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, lo oficializara como una “opción sobre la mesa”.

En su cuenta de Twitter, Trump envío un contundente mensaje a los demócratas para que realicen ajustes legislativos que eviten el traslado de los indocumentados:

De acuerdo con lo declarado por el mandatario, lo que está evaluando seriamente es la probabilidad de que desplazar a los indocumentados mediante el uso de autobuses estatales con el apoyo de las autoridades migratorias.

Pero, más allá de la insistencia de Trump por la implementación de la propuesta, está la legalidad que tendría, dado que incluso varios juristas del Departamento de Seguridad Nacional ya la han cuestionado.

Las jurisdicciones “santuario” son localidades lideradas, generalmente, por líderes demócratas que no destinan recursos dentro de los presupuestos estatales para la persecución de los migrantes.

Se trata de cerca de 200 ciudades y condados del territorio estadounidense que se niegan a reportar a los vigías federales el estado migratorio de quienes son detenidos y entre los cuales figuran Chicago, Nueva York y el estado completo de California.

Ante el respaldo de Trump a la idea, el senador demócrata Ben Cardin afirmó que es una evidente maniobra en la que el presidente estaría “usando a los migrantes como peones en un juego de ajedrez político”.

Mientras que Cardin lo ve como una estrategia, el senador republicano Rick Scott señala que puede que lo único que Trump busque con la medida es que todos “se vuelvan locos” y hablen de él de cara a su campaña de reelección que cada vez cobra más fuerza.

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.