Saltar al contenido principal

Luego de 30 años del desastre de Hillsborough, el fútbol inglés sigue pidiendo justicia

Ante el colapso de la parte baja de la tribuna y la presión que causaba la multitud, muchos aficionados buscaron la forma de escalar al siguiente nivel. Sheffield, Reino Unido, 15 de abril de 1989.
Ante el colapso de la parte baja de la tribuna y la presión que causaba la multitud, muchos aficionados buscaron la forma de escalar al siguiente nivel. Sheffield, Reino Unido, 15 de abril de 1989. Fotograma de las imágenes de la BBC vía Reuters

La primera semifinal de la FA Cup de 1989 entre el Liverpool F.C. y el Nottingham Forest terminó con un saldo de 95 muertos. Un estadio abarrotado y malas decisiones logísticas acabaron en tragedia.

Anuncios

Solo se jugaron 6 minutos del partido. En ese lapso, el guardameta del Liverpool alcanzó a ir tres veces a buscar el balón detrás de su portería. En una entrevista con la 'BBC', Bruce Grobbelaar recuerda que los aficionados desde el otro lado de la reja le pidieron en varias ocasiones "Bruce, ¿puedes ayudarnos?". Al comienzo él no entendía, luego notó que los seguidores de su equipo estaban aprisionados contra la barrera, parándose unos encima de otros, el metal de la cerca crujía y se estaba doblando. El arquero sudafricano le preguntó a un encargado de la logística si podían abrir la entrada al campo, "no puedo", le contestaron. Pocos instantes después uno de los entrenadores del Liverpool se acercó a Grobbelaar y le ordenó dirigirse al camerino.

El 15 de abril de 1989 el Liverpool F.C. y el Nottingham Forest iban a disputar la semifinal de la FA Cup en el Estadio de Hillsborough, en un suburbio al noroeste de Sheffield, norte de Inglaterra. El estadio ya estaba lleno y el partido acababa de empezar, cuando las autoridades decidieron permitir el ingreso de más aficionados.

Pocos minutos después de que Grobbelaar y sus compañeros regresaran a los camerinos, las barreras de contención cedieron y muchos aficionados saltaron al terreno donde ya no había juego. 95 personas murieron entre esa fecha y los días siguientes, uno más, Tony Bland, quedó en estado vegetativo y murió un año después. La mayoría de las víctimas tenían menos de 30 años.

Muchos de los oficiales dentro del campo creyeron que se trataba de un desmán más de los hooligans, las barras bravas inglesas que estuvieron en la mira de las autoridades durante la década de los 80, y esa hipótesis tardó varios años en ser descartada.

Este lunes 15 de abril de 2019, el alcalde de Liverpool, Joe Anderson, en compañía de la Lord Mayor Christine Banks, participaron en un evento para honrar a las víctimas. El fin de semana, durante el partido entre el Liverpool F.C. y el Chelsea F.C., se realizó un minuto de silencio antes de iniciar el juego y los aficionados recordaron a las 96 personas que perdieron la vida hace 30 años.

Este domingo 14 de abril, antes del partido entre el Liverpool F.C. contra el Chelsea F.C., se realizó un minuto de silencio en el estadio de Anfield, Liverpool. El las tribunas se honraron a las 96 víctimas de la tragedia de Hillsborough, que ocurrió 30 años atrás.
Este domingo 14 de abril, antes del partido entre el Liverpool F.C. contra el Chelsea F.C., se realizó un minuto de silencio en el estadio de Anfield, Liverpool. El las tribunas se honraron a las 96 víctimas de la tragedia de Hillsborough, que ocurrió 30 años atrás. Lee Smith / Action Images vía Reuters

El juicio del caso Hillsborough no responde a las víctimas

El pasado 3 de abril de 2019, un jurado en la Corte Real de Preston, norte de Inglaterra, no pudo llegar a un veredicto sobre la responsabilidad del oficial David Duckenfield en la catástrofe. El jefe superintendente de la policía era el encargado del operativo de seguridad del partido y fue acusado de homicidio involuntario de 95 aficionados (el caso de Tony Bland no fue incluido porque el joven murió un año después de la tragedia).

El Servicio de Procesamiento de la Corona (Crown Prosecution Service - CPS, dependiente de la fiscalía británica) no quedó satisfecho con la decisión. "Hemos discutido el asunto con cuidado con el abogado y puedo confirmar que el CPS buscará un nuevo juicio en contra del señor Duckenfield por homicidio culposo por negligencia grave de 95 hombres, mujeres y niños", afirmó la fiscal Sue Hemming.

No obstante, el jurado sí condenó al exsecretario del club Sheffield Wednesday, dueño del Estadio de Hillsborough. Graham Mackrell fue encontrado culpable de violar la ley de Salud y Seguridad en el Trabajo.

El Liverpool F.C. se pronunció el mismo 3 de abril. "Si bien los próximos procedimientos legales restringen los comentarios sobre el resultado del juicio", expresó el club en un comunicado, "reconocemos el veredicto de culpabilidad de Graham Mackrell y podemos empatizar con la frustración que comparten todos los afectados por la tragedia de Hillsborough de que el resultado no fue definitivo".

La tragedia de Hillsborough cambió la historia de la seguridad en el fútbol británico

Los estadios de hoy en el Reino Unido, en los que el público se encuentra a pocos metros del campo de juego sin obstáculos, se deben en parte a las medidas que se tomaron luego de esta tragedia. Las rejas metálicas, los tubos de contención y las gradas sin numerar desaparecieron en los años siguientes al desastre de Hillsborough.

En 2012 se dio un giro a los primeros veredictos que indicaban que se trataba de una muerte accidental, luego de que se salieran a la luz una serie de documentos que develaron los errores que cometieron las autoridades y su intento de encubrirlos por parte de la policía. Por muchos años, los oficiales intentaron responsabilizar a las barras bravas.

Una bandera con la leyenda "Nunca caminamos solos" acompaña el monumento en el exterior del estadio de Anfield, del Liverpool F.C., en honor a las víctimas de la tragedia de Hillsborough en la que perdieron la vida 96 personas el 15 de abril de 1989.
Una bandera con la leyenda "Nunca caminamos solos" acompaña el monumento en el exterior del estadio de Anfield, del Liverpool F.C., en honor a las víctimas de la tragedia de Hillsborough en la que perdieron la vida 96 personas el 15 de abril de 1989. Phil Noble / Reuters

Según el Liverpool F.C., otras tres personas serán llamadas a juicio este año. Se trata de Donald Denton, ex jefe superintendente de la Policía de Sur Yorkshire;  Alan Foster, ex jefe detective del mismo departamento; y Peter Metcalf, entonces abogado de la entidad; acusados de obstaculizar a la justicia.

Con AP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.