Saltar al contenido principal

Investigadores israelíes crean un corazón impreso en 3D que palpita

Impresión 3D del primer corazón vivo utilizando tejidos humanos. Una invención de científicos israelíes de la Universidad de Tel Aviv 15 de abril de 2019.
Impresión 3D del primer corazón vivo utilizando tejidos humanos. Una invención de científicos israelíes de la Universidad de Tel Aviv 15 de abril de 2019. Amir Cohen / Reuters

Científicos israelíes crearon un corazón vivo que palpita utilizando tejido humano y una impresora 3D. Las investigaciones se realizaron en la Universidad de Tel Aviv, donde califican este avance como una nueva vía hacia los trasplantes del futuro.

ANUNCIOS

No es ciencia ficción. Investigadores de la Universidad de Tel Aviv utilizaron tejido humano para imprimir en 3D un corazón vivo, que palpita. "Es la primera vez que se hace un corazón con una impresora 3D con tejido humano de un paciente", dijo Tal Dvir, director de la investigación.

Según el profesor Dvir, quien trabaja en el Laboratorio para Ingeniería del Tejido y Medicina Regenerativa, el corazón alcanza a medir unos 3 centímetros, similar en tamaño al de una rata o un conejo. Aunque todavía es "muy básico", según el experto, el corazón impreso tiene todas las partes que conforman este órgano.

El estudio de cómo fue el proceso para crear esta impresión tridimensional fue publicado por la revista internacional Advanced Science, que en su página web retoma el paso a paso de la investigación.

Según el informe, el objetivo de imprimir órganos en 3D es crear nuevas oportunidades a la hora de generar transplantes. La investigación especifica que actualmente las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y el número de donantes cardíacos es limitado, por lo que vieron la necesidad de trabajar en nuevas opciones científicas. Los investigadores israelíes esperan que este descubrimiento pavimente el camino hacia la medicina del futuro. Una vez desarrolladas estas tecnologías, los miles de pacientes que cada año esperan trasplantes, dejarían de hacerlo. Los órganos que se necesiten serán impresos, totalmente personalizados para cada uno de ellos. Sin embargo, aún hay mucho camino por recorrer.

Científicos israelíes crean un corazón que palpita impreso en 3D utilizando tejido humano. 15 de abril de 2019.
Científicos israelíes crean un corazón que palpita impreso en 3D utilizando tejido humano. 15 de abril de 2019. Amir Cohen / Reuters

El profesor Dvir explicó el largo proceso que fue necesario para alcanzar este hito: “Tomamos una pequeña biopsia de tejido graso del paciente, quitamos todas las células y las separamos del colágeno y otros biomateriales, las reprogramamos para que sean células madre y luego las diferenciamos para que sean células cardiacas y células de vasos sanguíneos". Después, se procesan los biomateriales "para convertirlos en bio-tinta, que permitirá imprimir con las células". Sin embargo, persiste un problema: el corazón aún no bombea y el siguiente paso de la investigación será madurarlo: "Las células se pueden contraer, pero el corazón completo no bombea. Necesitamos desarrollarlo más" para lograr un órgano que pueda trasplantarse a un ser humano, considera Dvir.

El profesor Tal Dvir, de la Universidad de Tel Aviv, sostiene el primer corazón de ingeniería vascularizada impreso en 3D. 15 de abril de 2019.
El profesor Tal Dvir, de la Universidad de Tel Aviv, sostiene el primer corazón de ingeniería vascularizada impreso en 3D. 15 de abril de 2019. Amir Cohen / Reuters

La investigación concluye con el argumento del doctor Dvir quien asegura que “si bien la impresión 3D se considera un enfoque prometedor para la ingeniería de órganos completos, aún quedan varios desafíos para obtener el alto número de células requerido para diseñar un órgano grande y funcional”. Se abre así la esperanza para un futuro en el que la impresión y trasplante de órganos, como el corazón, pueda llevarse a cabo de manera rutinaria y segura.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.