Saltar al contenido principal

Brasil se suma a Argentina y se retira de Unasur

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (izq.), y su ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araujo, durante una ceremonia de bienvenida al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez (fuera del marco) en el palacio de Planalto, en Brasilia el 12 de marzo de 2019.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (izq.), y su ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araujo, durante una ceremonia de bienvenida al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez (fuera del marco) en el palacio de Planalto, en Brasilia el 12 de marzo de 2019. Sergio Lima / AFP

El gigante sudamericano oficializó su salida del organismo de integración regional que vive su peor crisis. La situación en Venezuela dejó agonizando una alianza que buscaba inicialmente impulsar un bloque regional que pesara ante el mundo.

ANUNCIOS

Un golpe más, tal vez fatal. La Unión de Naciones Suramericana (Unasur) perdió a un miembro fundador y a su mayor integrante, Brasil. En el momento en el que debía recibir la presidencia temporal de esa entidad, el Gobierno de Jair Bolsonaro decidió abandonar el bloque.

En 2011, se concretó esta inusual alianza que prometía "desarrollar un espacio regional integrado en lo político, económico, social (…) para contribuir al fortalecimiento de la unidad de América Latina y el Caribe" y combatir la "pobreza, la exclusión y la desigualdad".

Entre los fundadores de la Unasur, la Argentina de los Kirchner, el Chile de Bachelet, el Brasil de Lula y la Venezuela de Chávez. Una época después, el proyecto quedó en cenizas gracias también al giro u ola de gobiernos de derecha en la región que sustituyeron a los de izquierda.

Unasur, una alianza en "terapia intensiva"

Desde 2017, la Unasur no ha logrado reunirse y elegir una presidencia, que desde ese entonces permanece vacante. Ya ni siquiera tiene sede debido a que el país que la acogía, Ecuador, salió el mes pasado.

Con la retirada de Brasil, son escasos los integrantes que quedan: Uruguay, Venezuela, Guayana, Surinam y Bolivia, país que tenía que ser por su parte la sede de un parlamento regional. Desde La Paz admitieron que la alianza se encuentra "en terapia intensiva".

"Ojalá se hagan algunos esfuerzos más para volver a revitavilizar Unasur", comentó Víctor Borda, el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia. "Lamentablemente depende de las posturas ideológicas de los presidentes más que del concepto de integración latinoamericana, la cual debería ser la premisa", agregó.

Desde Brasil, anunciaron privilegiar el Foro para el Progreso de Sudamérica (Prosur), impulsado por el presidente chileno, Sebastián Piñera. "El nuevo foro tendrá una estructura ligera y flexible, con reglas claras de funcionamiento y mecanismo ágil de toma de decisiones. Tendrá, además, la plena vigencia de la democracia y del respeto a los derechos humanos como requisitos esenciales para sus miembros", expresó la Cancillería brasileña en un comunicado.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri; el presidente de Colombia, Ivan Duque; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el presidente de Chile, Sebastián Piñera, asisten a la cumbre de Prosur.
El presidente de Argentina, Mauricio Macri; el presidente de Colombia, Ivan Duque; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el presidente de Chile, Sebastián Piñera, asisten a la cumbre de Prosur. Rodrigo Garrido / Reuters

El 22 de marzo los Gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú oficializaron la creación de esta nueva familia regional que, sienten, corresponde mejor a sus lineamientos políticos y menosprecia la crisis generalizada de Venezuela, critica recurrente formulada contra Unasur.

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.