Saltar al contenido principal

Vox suma a exmilitares entre sus candidatos para las elecciones generales de España

Simpatizantes del partido de ultraderecha Vox participan de un acto en Toledo, España, el 11 de abril de 2019.
Simpatizantes del partido de ultraderecha Vox participan de un acto en Toledo, España, el 11 de abril de 2019. Sergio Pérez / Reuters

El partido de ultraderecha llamó la atención por haber incorporado a sus filas a seis antiguos altos cargos del Ejército español. Dos de ellos son reconocidos por sus posiciones en defensa del exdictador Francisco Franco.

ANUNCIOS

El partido de ultraderecha Vox amenaza con sacudir los cimientos de la política española en las elecciones generales del 28 de abril. En su camino hacia los comicios, la formación, en franco ascenso, ha despertado divisiones en torno a sus ideas, sus objetivos y sus iniciativas políticas. Pero también en la elección de sus candidatos, sobre todo a partir de la designación de seis exmilitares en sus listas.

Entre los designados, antiguos altos cargos del Ejército español, hay dos nombres que sobresalen: los exgenerales Agustín Rosety y Alberto Asarta, candidatos para el Congreso español por las provincias de Cádiz y Castellón.

Estos dos exmilitares firmaron el año pasado un manifiesto público para apoyar el legado del exdictador Francisco Franco, incluido el levantamiento militar que inició la guerra civil española (1936-1939) y provocó la instauración de su régimen hasta 1975, época durante la cual cientos de personas murieron y otras tantas desaparecieron, a la vez que las libertades individuales se vieron vulneradas.

Ese manifiesto fue rubricado por alrededor de 600 exintegrantes de las Fuerzas Armadas en respuesta a los planes del gobierno del socialista Pedro Sánchez para retirar los restos de Franco del mausoleo del Valle de los Caídos –cuestionado por diversos sectores por considerarlo un monumento al fascismo– y trasladarlos a la tumba familiar en un cementerio estatal en las afueras de Madrid.

Sin embargo, esa postura no parece incomodar ni a los líderes de Vox ni a sus seguidores, que ven reflejada en la figura de los militares sus ideales de unidad del país, patriotismo y seguridad.

“Es lógico que una persona haga un manifiesto diciendo que está de acuerdo con la política de Franco. Puedo decir que, en muchas cosas, en aquella época se vivía mejor”, aseguró un simpatizante de Vox a France 24 durante un mitín electoral en Madrid.

Los militares enfatizan la idea de orden y disciplina que impulsa Vox

Además de Rosety y Asarta, Vox ya ha incorporado a sus filas a otros cuatro exmilitares. Manuel Mestre, teniente general retirado del Ejército del Aire, lidera la lista al Congreso por Alicante; Antonio Budiño, antiguo general del Ejército de Tierra, encabeza la nómina en Pontevedra; el excoronel José Antonio Herráiz comanda el espacio en Melilla; y el exjefe del Estado Mayor del Ejército, Fulgencio Coll, será candidato a la alcaldía de Palma de Mallorca.

Según Rubén Amón, periodista político del diario El País y los medios Antena 3 y Onda Cero, Vox “es un partido de hombres”. “El 77% de sus votantes son hombres. Y, desde esta perspectiva, ellos enfatizan mucho el Ejército como expresiones de orden y autoridad. Y no cabe mejor expresión del orden y de la disciplina en el imaginario colectivo que la idea de un militar”, subrayó.

De acuerdo con las últimas encuestas, Vox podría erigirse como la cuarta fuerza política del país y sumar más de 30 escaños en el Parlamento español.

Con la inclusión de militares en puestos de vanguardia en sus listas, Vox abre la puerta para que miembros del Ejército vuelvan a ocupar un lugar en el Congreso, algo que no ha ocurrido desde la muerte de Franco.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.