Saltar al contenido principal

Notre Dame y el dolor mundial por la devastación de un patrimonio

Una vista aérea muestra la catedral de Notre Dame en París envuelta en llamas el 15 de abril de 2019.
Una vista aérea muestra la catedral de Notre Dame en París envuelta en llamas el 15 de abril de 2019. AFP

Tras el incendio que envolvió la emblemática catedral parisina, el mundo llora la pérdida de parte de la histórica estructura declarada Patrimonio de la Humanidad.

Anuncios

Cuando las llamas fueron controladas el llanto corrió. El mundo lamentó la devastación de Notre Dame de París, la emblemática catedral declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad desde 1991.

Hombres y mujeres observaron de rodillas la enorme columna de humo que se levantó ante el histórico monumento en la capital francesa. Oraron y cantaron con nostalgia a pocas calles del templo que guarda más de ocho siglos de historia.

El fuego que envolvió la estructura al caer la tarde del 15 de abril marcó el inicio de la que es considerada por historiadores y creyentes como la Semana Santa más triste de los últimos tiempos, la que transformó a esta joya de la arquitectura gótica en una enorme hoguera durante más de seis horas.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Mientras que, a orillas del Río Sena, miembros del cuerpo de bomberos se abastecían de agua para surtir los 18 cañones que más de 500 oficiales accionaban con el líquido para sofocar las llamas, el mandatario francés, Emmanuel Macron, recibía la solidaridad de sus homólogos internacionales.

Un estupor sin fronteras le dio la vuelta al mundo cuando se conocieron las primeras imágenes del desplome de la aguja de la catedral. Los daños registrados en al menos dos tercios de su cubierta conmovieron a los fieles de Tierra Santa, los voceros del Vaticano, la Comisión Europea, los reyes de España y los gobiernos Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Colombia, Panamá, Brasil, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Uruguay, Perú, República Dominicana.

Distintos continentes se estremecieron con la misma tragedia, la conflagración que, aún sin causas claras, ensombreció el lunes en el monumento que días atrás había sido noticia por el retiro preventivo de 16 de sus estatuas, como parte de las labores de restauración avaluadas en más de seis millones de euros que debían extenderse hasta 2022.

France 24

En medio de los escombros, de los restos de las vigas colapsadas que cayeron desde lo alto de la invaluable iglesia, la promesa de reconstrucción hecha entrada la noche por el presidente Macron abonó la esperanza de recuperar a Notre Dame de las cenizas. Tanto así que, poco después de su pronunciamiento, el magnate Pinault confirmó la donación de 100 millones de euros para la renovación, un anunció de aliento en medio del dolor.

Con EFE, AFP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.