Saltar al contenido principal

Argentina: el presidente Mauricio Macri anuncia medidas para paliar la crisis económica

Una mujer compra frutas y verduras en una feria comunitaria para combatir la inflación, este miércoles en Buenos Aires (Argentina).
Una mujer compra frutas y verduras en una feria comunitaria para combatir la inflación, este miércoles en Buenos Aires (Argentina). Juan Ignacio Roncoroni / EFE

En un contexto de crisis económica, y en un año de elecciones, el presidente de Argentina Mauricio Macri anunció medidas para intentar paliar las consecuencias de una combinación de alta inflación y recesión.

ANUNCIOS

En un video presentado como espontáneo, aparentemente grabado con un celular, el presidente Mauricio Macri conversa con una familia, en el que una mujer, con una niña en brazos, junto a su pareja, le hablan de las dificultades económicas que enfrentan. Allí hace un adelanto de las medidas económicas que su gobierno anunció este miércoles, para intentar paliar los efectos de la inflación y la desaceleración de la economía.

"Lo que más daño nos hace es la inflación", admite el mandatario en el video.

Luego da cuenta de algunas de las medidas, que consisten fundamentalmente en acuerdos de precios y mecanismos para que los incrementos tarifarios no lleguen al consumidor, sobre tres ejes esenciales: alimentos, servicios públicos y telefonía.

Gobierno firmó un acuerdo para no incrementar los precios de algunos alimentos

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (Indec), la inflación de marzo pasado fue de 4,7%, aún más alta de la que habían estimado consultores privados. A nivel interanual llegó al 54,7%, con especial impacto sobre los alimentos y bebidas (6%) y el transporte (4,4% en marzo). El Gobierno admite que también será alta en abril, pero espera que empiece a caer a partir de mayo.

Así, entre otras medidas para contener el aumento de los precios de alimentos, el gobierno anunció este miércoles 17 de abril un acuerdo con 16 empresas "de primera línea" (según un documento distribuido por el Ejecutivo), para no incrementar los precios de 60 productos durante, que incluyen aceites, arroz, harinas, fideos, leche y yerba mate, entre otros.

En Argentina hoy la pobreza está por encima del 30% y los precios de los alimentos impactan especialmente en ese sector de la población.

El acuerdo fue pactado por seis meses: hasta octubre, cuando se llevarán a cabo las elecciones presidenciales, aunque en conferencia de prensa el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dijo que podría llegar a renovarse.

El Gobierno argentino lanzó un paquete de medidas, como la suspensión de los "tarifazos" en la electricidad, el gas y el transporte y el congelamiento de precios de diversos productos, para frenar la alta inflación.
El Gobierno argentino lanzó un paquete de medidas, como la suspensión de los "tarifazos" en la electricidad, el gas y el transporte y el congelamiento de precios de diversos productos, para frenar la alta inflación. uan Ignacio Roncoroni / EFE

Las empresas también accedieron a asegurar la disponibilidad de esos productos en 2.500 puntos de venta, a partir del 22 de abril.

Además, habrá una red de descuentos especiales para 18 millones de personas que reciben asistencia social, jubilados y pensionados, y personal de casas particulares.

El Gobierno también anunció que ampliará una oferta de créditos para algunos de los mismos grupos, con intereses más bajos que los del mercado y mejores condiciones, para refacciones, gastos imprevistos o cubrir otras deudas, por ejemplo.

Servicios públicos, transporte y telefonía

Con la aclaración de que las medidas en este punto solo corresponden a la parte del Estado Nacional y no de las provincias o municipios, el documento difundido por el Gobierno anuncia que el Estado se hará cargo de los aumentos de electricidad residencial que habrá en 2019 y que el incremento de precio en el gas de abril será el último de este año.

También anunció descuentos, que serán absorbidos por el Estado, que deberá encontrar los fondos para poder hacerse cargo de ese costo no planificado originalmente en el presupuesto.

En lo que resta de 2019 tampoco aumentarán colectivos (buses) y trenes de recorrido urbano, ni peajes dependientes del gobierno. La ciudad de Buenos Aires confirmó por su parte que tampoco habrá aumentos en el subte (metro). El rubro de transportes había venido experimentando importantes aumentos en los últimos meses.

En línea con las medidas para contener los incrementos de precios, también se anunció que el gobierno decretará un nuevo régimen de lealtad comercial, para sancionar conductas desleales o anticompetitivas.

Las telefónicas acordaron, por su parte, con el Gobierno, mantener el precio de la telefonía celular de las líneas prepagas hasta el 15 de septiembre.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habla durante una conferencia de prensa para explicar las medidas económicas implementadas por el Gobierno Nacional, este 17 de abril en Buenos Aires.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habla durante una conferencia de prensa para explicar las medidas económicas implementadas por el Gobierno Nacional, este 17 de abril en Buenos Aires. Juan Ignacio Roncoroni / EFE

Otras medidas dirigidas a las pequeñas y medianas empresas

Respecto a los comercios y pequeñas y medianas empresas (Pymes), que constituyen uno de los principales motores de la economía nacional, el Gobierno anunció planes de pagos de deudas impositivas, exigencias a los bancos para reducir los costos operativos de las Pymes y a las tarjetas de crédito para acelerar los pagos de compras, además de la exención del impuesto a la exportación para Pymes que venden servicios al exterior.

Todas las medidas buscan reactivar un consumo que exhibió en marzo la caída más baja desde 2002, la época de la más grande crisis que Argentina atravesó en décadas.

A ellas se suma la ya anunciada decisión del Banco Central de intentar contener la constante depreciación del peso frente al dólar, que desde enero de 2018 perdió más de la mitad de su valor, con nuevas medidas de intervención, como herramienta extra para contener la inflación (los aumentos de la divisa estadounidense usualmente terminan trasladados a los precios en el país sudamericano).

El costo fiscal de las medidas será de 215 millones de dólares

Muchas de las decisiones de política pública anunciadas este miércoles (controles de precios, subsidios a los consumidores de energía) se asemejan a las que el Gobierno había querido revertir cuando llegó al poder en 2015, tras años de gobiernos primero de Néstor Kirchner y luego de Cristina Fernández, que aplicaban políticas especialmente intervencionistas.

El Gobierno Macri llegó al poder con la bandera de reducir el déficit fiscal, algo que ha venido haciendo en estos años y que estas medidas parece revertir. No obstante, según el ministro de Hacienda, el costo fiscal de las medidas será de 9.000 millones de pesos (US$215 millones), que aseguró que se van a compensar con otros ahorros –no dijo cuáles– y mejoras en la recaudación.

Ahora, la gran pregunta que queda en el aire es qué ocurrirá después de octubre y en 2020, cuando dejen de estar en vigencia la mayoría de estas medidas. Si la economía no se encausa y revierte la caída de 2,5% del producto interno bruto que sufrió en 2018, ¿habrán sido suficientes estas medidas?

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.