Saltar al contenido principal

¿Se podrá reconstruir la Catedral de Notre Dame en cinco años como lo fijó Macron?

Captura de pantalla realizada el 16 de abril de 2019 durante una alocución del presidente francés Emmanuel Macron en el canal privado francés TV TF1.
Captura de pantalla realizada el 16 de abril de 2019 durante una alocución del presidente francés Emmanuel Macron en el canal privado francés TV TF1. Marin Ludovic / AFP

El presidente de Francia pidió a la ciudadanía "huir de la impaciencia y de los anuncios inmediatos" y fijó ese lapso para terminar las obras. Algunos expertos no son tan optimistas y hay quienes advierten que el proceso tomaría hasta 20 años.

Anuncios

Unos dicen que serán tres años, otros apuntan a cinco, hay quienes creen que tomará diez y los más pesimistas calculan hasta 20 años. Lo cierto es que saber cuánto durará la reconstrucción de la catedral de Notre Dame es impredecible y depende de muchos factores.

Pero el presidente francés Emmanuel Macron, uno de los más optimistas al respecto, fijó en cinco años el plazo previsto para que la catedral gótica -devorada por un incendio el lunes 15 de abril de 2019- sea, ya no la misma de antes, sino "todavía más bella".

Lo hizo en una declaración este martes 16 de abril en un canal de televisión:

"Somos un pueblo de emprendedores. Tenemos mucho que reconstruir. Y la reconstruiremos (…) Quiero que esté terminada en cinco años. Podemos hacerlo. Y para hacerlo nos movilizaremos", aseguró el presidente en una alocución desde el palacio del Elíseo.

Macron se dirigió en el mismo formato y a la misma hora en el que tenía previsto hacerlo el lunes 15 de abril para anunciar medidas de su política para los próximos años, de las que aún no se conocen detalles.

Entre el optimismo y el realismo… expertos calculan cuánto tiempo tardará la reconstrucción

Ha pasado apenas un día desde que los parisinos tuvieron que ver horrorizados cómo las llamas arrasaban el techo de la catedral gótica de 850 años, que provocó el colapso de la aguja y la mayor parte del techo abovedado.

Pero mientras Francia y el mundo lamentan lo sucedido, los expertos ya comienzan a calcular qué se necesita para que Notre Dame sea la misma de antes –o mejor, según el presidente Macron-.

¿Cuánto tiempo tomará restaurar Notre Dame, cuál será su costo y será posible dejar esta joya arquitectónica como estaba antes del desastre? Todo es incierto por ahora.

Lo cierto es que Francia tiene experiencia en la reconstrucción de catedrales, incluyendo una en Reims que fue severamente dañada por los bombardeos durante la Primera Guerra Mundial y otra en Nantes que fue destruida por el fuego en 1972.

En el caso de Notre Dame, el más optimista –incluso más que el mismo presidente francés- Jack Lang, un exministro de cultura sumamente prominente del fallecido presidente de Francois Mitterrand, quien aseguró a la agencia AFP que hablar de un programa de restauración de una década es "una broma".

“La reconstrucción se puede hacer en tres, cuatro, cinco años. Creo que depende del Estado francés y de la ciudad de París hacer el esfuerzo. No podemos convertirnos en prestamistas internacionales", dijo.

Entre tanto, cuando se le preguntó cuánto tiempo duraría la reconstrucción, Eric Fischer, jefe de la fundación a cargo de la restauración de la catedral de Estrasburgo de 1.000 años de antigüedad, que recientemente se sometió a una renovación de tres años, aseveró: "Yo diría décadas".

"La reconstrucción no la veré en vida"

Stéphane Bern, un conocido presentador de televisión, apasionado de la historia y el patrimonio, dijo que el dinero no sería el problema y advirtió que esta labor "tomará de diez a veinte años como mínimo".

Bern, de 55 años, representante del Gobierno francés para el patrimonio y muy cercano al presidente Macron, se atrevió a predecir que Notre Dame no se reabriera en su vida: "será reconstruido para las generaciones futuras". Y Bern es considerado una autoridad en la materia.

Para los expertos, la financiación es lo de menos

El acceso a suficiente cantidad de materiales y la mano de obra, son para algunos, la parte más difícil.

El más grande productor de roble de Francia, Sylvain Charlois, dijo que le preocupaba que el país no tuviera suficiente madera para el trabajo, pues "constituir un stock suficientemente grande de troncos de roble de esa calidad tomará varios años".

Una fotografía tomada el 16 de abril de 2019 muestra el andamio sobre el techo de Notre-Dame de París después del incendio que devastó la catedral. Se estima que se usaron alrededor de 1.300 robles en la construcción del techo original.
Una fotografía tomada el 16 de abril de 2019 muestra el andamio sobre el techo de Notre-Dame de París después del incendio que devastó la catedral. Se estima que se usaron alrededor de 1.300 robles en la construcción del techo original. Bertrand Guay / AFP

Francois Jeanneau, uno de los 40 arquitectos a cargo de los monumentos estatales, sugirió al diario 'Le Parisien' que París debería utilizar el ejemplo de la catedral de Nantes y construir un nuevo "bosque" de hormigón para suplir el insumo que se necesita.

Francis Maude, uno de los arquitectos que trabajaron en la restauración del Castillo de Windsor (también devastado por un incendio en 1992) dijo que será todo un reto conseguir suficientes obreros para trabajar en Notre Dame.

"La oferta de artesanos para trabajar tanta piedra, tanta madera, tanto plomo, tanto vidrio para las ventanas es algo que la industria de Europa no puede enfrentar actualmente, particularmente cuando sabemos que hay otros proyectos muy grandes que enfrentan las mismas limitaciones: la restauración del Palacio de Westminster en Londres (sede del Parlamento), por ejemplo", dijo el experto.

Quien sí aspira a ver la obra culminada en vida es el rector de Notre Dame, el monseñor Patrick Chauvet, quien a pesar de las poco alentadoras proyecciones de los expertos en la materia, conserva la esperanza de estar detrás del púlpito antes de retirarse a sus 77 años (hoy tiene 67).

France 24

Con AFP, Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.