Saltar al contenido principal

Con leves brotes de violencia comenzó la segunda fase de las elecciones en India

Mujeres hacen fila para sufragar en un centro de votación en el distrito de Ganderbal, uno de los que participa en la segunda fase de las elecciones parlamentarias en Ganderbal, Estado Jammu, India, el 18 de Abril de 2019.
Mujeres hacen fila para sufragar en un centro de votación en el distrito de Ganderbal, uno de los que participa en la segunda fase de las elecciones parlamentarias en Ganderbal, Estado Jammu, India, el 18 de Abril de 2019. Danish Ismail / Reuters.

Largas filas de ciudadanos al inicio de la segunda fase de un total de siete etapas en que se desarrollan las elecciones generales en India, realizadas de manera escalonada, debido al enorme padrón electoral y al tamaño del país.

Anuncios

Más de 155 millones de personas están llamadas a las urnas en la segunda fase de las elecciones parlamentarias para elegir a 545 diputados en unos comicios que en este ciclo abarca 95 distritos electorales en 12 estados, entre los que se encuentran algunas regiones de Jammu y Cachemira, este último, disputado con el vecino Pakistán.

La atención estará centrada en los estados del sur de Tamil Nadu y Karnataka, donde el principal partido de oposición en el Congreso y sus aliados deben ganar en grande si esperan expulsar al Partido Bharatiya Janata (BJP) del actual primer ministro, Narendra Modi, cuya gestión ha sido criticada por el alto desempleo que reina en esa nación asiática.

Un manifestante de Cachemira enmascarado observa mientras se prepara para tirar una piedra hacia la policía de India durante una protesta después del final de la segunda fase de las elecciones generales en Srinagar, India, el 18 de abril de 2019.
Un manifestante de Cachemira enmascarado observa mientras se prepara para tirar una piedra hacia la policía de India durante una protesta después del final de la segunda fase de las elecciones generales en Srinagar, India, el 18 de abril de 2019. Danish Ismail / Reuters

“Si los partidos que no son cercanos al BJP tienen un buen desempeño en estos dos estados, entonces, todavía tendrían la oportunidad de formar un gobierno que no sea del BJP en el centro”, afirmó para Reuters Sanjay Kumar, director del Centro para el Estudio de Sociedades en Desarrollo, un centro de pensamiento con sede en la capital, Nueva Delhi.

Las maratónicas elecciones parlamentarios comenzaron su primera fase hace una semana y se extenderán por cuatro semanas más hasta el próximo 23 de mayo, fecha en la que darán a conocer a los triunfadores de un ejercicio democrático que involucra a 900 millones de personas de diferentes religiones, etnias y costumbres en todo el territorio.

Tensión y leves brotes de violencia en segunda fase electoral

Debido al riesgo para la seguridad, las regiones de Jammu y Cachemira han sido objeto de un gran despliegue de policía y soldados del ejército, particularmente en Srinagar, una de las zonas insurgentes de Cachemira en donde los separatistas hicieron un llamado a boicotear las elecciones.

A pesar de los pedidos, estos fueron ignorados por muchos de los residentes locales, como Ghulam Muhammad. “Nosotros queremos votar por un candidato que trabajará por el desarrollo de la región. Cualquiera que nos represente y vaya al Parlamento, tendrá que hablar sobre Cachemira y tratar de solucionar los problemas de esta región”, dijo el ciudadano.

Por su parte las elecciones en el estado de Bengala Occidental, históricamente se han visto empañadas por la violencia entre los comunistas que dirigieron el estado durante décadas, parte de la oposición y con poder local, que han sido acusados de manipular los votos y de intimidar a los participantes.

Considerada una de las democracias más grandes del mundo, las elecciones en India convocan a cerca de 900 millones de ciudadanos, razón suficiente para que los comicios sean realizados en siete fases que se extienden a lo largo de cinco semanas.

Con Reuters, EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.