Saltar al contenido principal

Oposición sudanesa designará candidatos para la formación de un Gobierno civil

Los manifestantes sudaneses gritaron consignas durante una protesta fuera del complejo del ejército en la capital Jartum, Sudán, el 18 de abril de 2019.
Los manifestantes sudaneses gritaron consignas durante una protesta fuera del complejo del ejército en la capital Jartum, Sudán, el 18 de abril de 2019. Ozan Kose / AFP

Sindicatos opositores sudaneses dijeron que el domingo 21 de abril darán a conocer los candidatos que asumirán el Gobierno civil transitorio, para presionar la salida de la junta militar que gobierna tras la destitución del presidente Omar al-Bashir.

Anuncios

La presión no cesa para los militares en el poder. Desde que el ejército derrocó al presidente, los manifestantes no han ahorrado fuerzas para exigirles a quienes fueron sus aliados contra al-Bashir, que cedan su lugar a una autoridad civil transitoria en Sudán.

Atrincherados frente al cuartel general de las fuerzas armadas en Jartum, el principal grupo de manifestantes integrado por la Asociación de Profesionales Sudaneses (ASP), que aglutina a varios sindicatos opositores, dijo que anunciarán este domingo en rueda de prensa "los nombres de los candidatos que van a asumir los consejos de soberanía civil que se encargarán de todas las tareas de soberanía del Estado".

Básicamente informarán quiénes integrarán la autoridad de carácter civil que gobernará al país por los próximos dos años hasta la celebración de nuevas elecciones. "Este paso se produce dentro de la visión de la Fuerza de la Libertad y el Cambio que han anunciado tres niveles de una autoridad civil transitoria, que trabaja en base a una Constitución para la transición", afirmó la asociación.

Esos tres comités a los que se refiere la ASP son: un consejo presidencial civil, que se encargará de todas las labores de la soberanía del Estado; un pequeño consejo de ministros integrado por personas, según adhiere el comunicado, con experiencia profesional que puedan realizar las tareas ejecutivas y el programa del periodo transitorio.

Por último, un tercero que sería un consejo legislativo civil, encargado de las tareas legislativas en el que, de acuerdo a la información, "las mujeres tendrán un porcentaje de participación no menor al 40%".

El papel de las mujeres y jóvenes durante las protestas ha sido fundamental para el propósito de los manifestantes que era derrocar a al-Bashir, quien durante 30 años gobernó con mano de hierro el país y a quien se acusa de cometer crímenes de guerra y de lesa humanidad. Pero, aunque el mandatario esté ahora en una prisión de máxima seguridad en Jartum, los manifestantes quieren llevarlo a juicio.

Reclamos de los sudaneses: "el poder a los civiles"

Con cánticos y bailes, de pie o apostados frente al cuartel, los ciudadanos solo exigen que los militares entreguen el poder a una autoridad civil. Desde el 6 de abril, miles de personas acampan frente a esta sede, en medio del inclemente calor, para continuar lo que algunos llaman irrevocablemente "una revolución".

La junta militar, presidida por Abdelfatah al Burhan, ha invitado a la oposición a conversar para formar un poder civil transitorio y ha aceptado el diálogo con la alianza, pero la frágil comunicación todavía no sale de un punto muerto. Los sindicatos desconfían de los militares y creen que ellos no quieren dejar el poder y que hacen parte de una cúpula extendida del presidente, aunque los uniformados lo nieguen.

"Seguiremos en la calle hasta que el poder sea entregado a la autoridad civil", agregó Samia Abdallah, otro manifestante de 24 años. "Bajaremos el Gobierno militar", aseguró. El consejo expresó que está listo para satisfacer algunas de las demandas de los manifestantes, incluida la lucha contra la corrupción, pero ha indicado que no entregará el poder a los líderes de la protesta.

Miles de manifestantes ondean banderas sudanesas y sostienen pancartas durante una manifestación frente al Ministerio de Defensa en Jartum, Sudán, el 18 de abril de 2019.
Miles de manifestantes ondean banderas sudanesas y sostienen pancartas durante una manifestación frente al Ministerio de Defensa en Jartum, Sudán, el 18 de abril de 2019. Umit Bektas / Reuters

A través de sus portavoces indicó que antes de las elecciones seguirá un periodo transicional de hasta dos años y que está listo para trabajar con activistas en contra de al-Bashir y grupos de oposición para formar un Gobierno civil interino. "Estamos completamente comprometidos a entregar el poder dentro de un máximo de dos años", dijo el teniente general Salah Abdelkhalek, uno de los integrantes de esta junta.

A los militares puntualmente les preocupa la designación del líder del Gobierno. "Quizás el problema más difícil que enfrenta el consejo militar ahora a través de su comité político es obtener un acuerdo del espectro político y las fuerzas de la comunidad sobre el nombramiento de un primer ministro", dijo Abdelkhalek. "La pelota está en su cancha".

Corrupción y deterioro económico, la sombra que no abandona a Sudán

Sudán sigue siendo uno de los países más pobres de África y del mundo. Los sudaneses han estado luchando contra los fuertes aumentos de precios y la escasez de efectivo y productos básicos. De hecho, la chispa que encendió las protestas ciudadanas fue el aumento en el precio del pan, que se triplicó.

Algunos expertos culpan de los problemas económicos del país a la mala gestión, la corrupción y el impacto de las sanciones estadounidenses, así como a la pérdida de ingresos del petróleo cuando Sudán del Sur se separó de Sudán en 2011. Aunque hace dos años Washington levantó las sanciones comerciales, mantuvo al país africano en su lista de patrocinadores estatales del terrorismo, privándolo de la deuda de los prestamistas internacionales.

Manifestantes descansan frente al Ministerio de Defensa en medio de masivas protestas en Jartum, Sudán, el 19 de abril de 2019.
Manifestantes descansan frente al Ministerio de Defensa en medio de masivas protestas en Jartum, Sudán, el 19 de abril de 2019. Umit Bektas / Reuters

Desde que al-Bashir fue derrocado, Estados Unidos expresó su apoyo a una transición democrática en Sudán, diciendo que fue alentado por la liberación de los presos políticos y la cancelación de un toque de queda y anunció que las políticas de EE. UU. hacia Sudán se basarán en "nuestra evaluación de los eventos en el terreno y las acciones de las autoridades de transición".

Por ahora, la Organización de las Naciones Unidas ha insistido en que los militares entreguen al presidente, buscado por la Corte Penal Internacional por los crímenes que pesan en su contra. Pero en medio de la inestabilidad y la convulsión que trajo la caída del gobernante, las prioridades parecen ser restaurar el orden político y social, luchar contra la corrupción y pasar las oscuras páginas de la era al-Bashir.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.