Saltar al contenido principal

La policía y los manifestantes “radicales” protagonizan el acto XXIII de los ‘chalecos amarillos’

Un manifestante usa una máscara con el rostro del presidente Emmanuel Macron, el 20 de abril de 2019, durante el acto XXIII de los 'chalecos amarillos'.
Un manifestante usa una máscara con el rostro del presidente Emmanuel Macron, el 20 de abril de 2019, durante el acto XXIII de los 'chalecos amarillos'. Zakaria Abdelkafi / AFP

Cerca de 30 mil personas marcharon en toda Francia para impulsar un nuevo “ultimátum” al presidente Macron. Las protestas terminaron en actos vandálicos, arrestos y enfrentamientos de los ‘chalecos’ radicalizados con la policía.

ANUNCIOS

Aunque menores que al principio, las manifestaciones de los ‘chalecos amarillos’ siguieron su curso este sábado 20 de abril, con motivo de la protesta número XXIII. De acuerdo con el Ministerio del Interior, al menos 27.900 personas de distintos rincones de Francia impusieron al presidente francés Emmanuel Macron un nuevo “ultimátum”, en recuerdo de las primeras exigencias del colectivo: menos subidas de impuestos, más medidas sociales y un replanteamiento del Ejecutivo.

Sin embargo, los reclamos en París, Toulouse, Burdeos, Marsella y Montpellier –siempre los más numerosos– se vieron opacados por diversos disturbios. Especialmente en la capital francesa donde el Gobierno del Elíseo cree que entre los 9.600 manifestantes presentes había unos 2.000 ‘chalecos’ radicalizados, que habrían promovido en las redes sociales una postura más extrema.

Es así como la protesta, pacífica en un inicio, se volvió violenta cerca de la plaza de la República, punto final del recorrido. Según describe la agencia EFE, varios “radicales” con el rostro cubierto destrozaron escaparates y mobiliario urbano, además de incendiar basuras, vehículos y paradas de autobús. Mientras que la agencia Reuters añade que los encapuchados lanzaron piedras a los policías, que intervinieron con gases lacrimógenos y balas de goma.

Un despliegue de 60.000 agentes en todo el país

Las cifras ya no son las mismas que en noviembre, cuando el amarillo bandera del grupo movilizaba a más de 280.000 personas. Aun así, los ‘chalecos’ se mantienen y aseguran que hubo una participación de 100.000 manifestantes en todo el país, con un aumento en París, respecto del acto XXII (entonces 31.100 se movilizaron, de los cuales 5.000 en la capital, según el Ministerio del Interior).

Por su parte, el Gobierno de Macron ha adquirido una postura de mayor prevención frente a las últimas marchas violentas. De ahí que para este último acto previera un dispositivo de 60.000 agentes (policías y gendarmes) desplegados en diferentes puntos de Francia. Si bien, aseguran periodistas de France 24 en la capital, las “grandes violencias y choques” que se esperaban no tuvieron lugar este 20 de abril.

Agentes de la policía con equipo antidisturbios durante una manifestación en el Acto XXIII (la 23ª protesta nacional consecutiva) del movimiento de 'chalecos amarillos', en París, Francia, el 20 de abril de 2019.
Agentes de la policía con equipo antidisturbios durante una manifestación en el Acto XXIII (la 23ª protesta nacional consecutiva) del movimiento de 'chalecos amarillos', en París, Francia, el 20 de abril de 2019. Gonzálo Fuentes / Reuters
Un médico patea un recipiente de gas lacrimógeno durante una manifestación en el Acto XXIII (la 23ª protesta nacional consecutiva) del movimiento de 'chalecos amarillos', en París, Francia, el 20 de abril de 2019.
Un médico patea un recipiente de gas lacrimógeno durante una manifestación en el Acto XXIII (la 23ª protesta nacional consecutiva) del movimiento de 'chalecos amarillos', en París, Francia, el 20 de abril de 2019. Yves Herman / Reuters

Ha habido vandalismo y enfrentamientos entre manifestantes y policías, así como 227 interpelaciones, numerosos registros y 178 detenidos de forma preventiva, siguiendo con la nueva doctrina de seguridad del Elíseo, que permite este tipo de arrestos. No obstante, los incidentes no han sido mayores que los del pasado 16 de marzo.

“Las violencias deben detenerse. Los ciudadanos están hartos (…) Es inaceptable que haya gente que se dirija a la policía y le grite ‘suicidaros’, en la plaza de la República”, dijo a AFP Emmanuel Grégoire, el adjunto de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Este acto XXIII, que no parece tener fin, es un acto previo al discurso que se espera que dé el presidente Emmanuel Macron el próximo jueves 25 de abril. De acuerdo con la prensa francesa, el mandatario expresará nuevas medidas como respuesta al descontento de los ‘chalecos amarillos’ que aún en plena Semana Santa ha mantenido su pulso al Gobierno francés.

En medio de la festividad cristiana y la Pascua que se celebra en Francia, algunos ‘chalecos’ no han olvidado el incendio reciente de la catedral de Notre Dame de París y las sumas de dinero otorgadas para su restauración, por parte de grandes fortunas como L’Oréal. De ahí el reproche de una de las pancartas: “Gracias por acordaros de Notre Dame, pero no os olvidéis de ‘Los Miserables’”.

Con Reuters, EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.