Saltar al contenido principal

Carlos Ghosn es acusado por cuarta vez por la justicia japonesa

El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, mientras salía de la oficina de su abogado en Tokio el tres de abril de 2019.
El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, mientras salía de la oficina de su abogado en Tokio el tres de abril de 2019. Kazuhiro Nogi / AFP

El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, enfrenta la cuarta acusación formal interpuesta en su contra por la justicia japonesa ante el vencimiento del plazo de su último arresto provisional.

Anuncios

Por cuarta vez, Carlos Ghosn fue acusado por la justicia japonesa. Justamente el mismo día del vencimiento del plazo de su último arresto provisional, dado el cuatro de abril, el expresidente de Nissan volvió a estar en la mira de la ley.

Además del presunto desvío de capital con fines personales desde la compañía que presidía hacia una distribuidora internacional, las autoridades niponas añadieron nuevos cargos relacionados a las supuestas transferencias, lo que podría representar un delito de “abuso agravado de confianza” perpetrado por Ghosn contra la citada empresa.

Las anteriores acusaciones formales instauradas en el caso están vinculadas también al ocultamiento de ingresos. Ante el cuarto señalamiento, sus abogados negaron que su defendido haya cometido irregularidades, por lo que solicitaron nuevamente el otorgamiento de la libertad bajo fianza.

Shin Kukimoto, el vicefiscal de Tokio, evitó entregar detalles sobre las indagaciones, durante la rueda de prensa en la que confirmó la medida. A comienzos del mes de marzo, luego de 108 días de detención, le fue autorizado el pago de una fianza por cerca de nueve millones de dólares.

El recuento del caso que le costó la presidencia de Nissan

La odisea de Ghosn inició el 19 de noviembre de 2018, cuando fue detenido por primera vez. Desde entonces, su periodo de arresto se extendió mientras que la Fiscalía formalizaba la presentación de los pliegos de cargos en su contra.

En varias oportunidades ha insistido en su inocencia e, incluso, en la segunda semana de abril afirmó que su caso no era más que el reflejo de la “traición” y del “complot” planeado por los ejecutivos de Nissan.

A través de la divulgación de un video por parte de sus defensores, Ghosn detalló que los delitos de los que se le acusa guardan una estrecha relación con el paso de la organización para formar un conglomerado con Mitsubishi y Renault:

La posibilidad de que recupere de nuevo su libertad bajo fianza seguirá sobre la mesa hasta que el tribunal con competencias para aprobarlo resuelva si acepta o no la solicitud de sus abogados, notificación que se espera sea entregada en los próximos días.

Sin embargo, el anterior beneficio otorgado causó revuelto en territorio japonés debido a que en esa nación asiática se acostumbra a mantener tras las rejas de manera provisional a los acusados hasta el día de su juicio.

Los presuntos pagos irregulares hechos por Ghosn se habrían producido entre el 2017 y el 2018 a una compañía extranjera y serían por más de cinco millones de dólares desviados desde Nissan, según lo indicado en los reportes de la Fiscalía.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.