Saltar al contenido principal

Al menos 8 muertos en Filipinas tras terremoto de 6,3 de magnitud

Un grupo de rescatistas busca sobrevivientes en los escombros de un supermercado, en la provincia Pampanga, después de que un fuerte terremoto azotara Filipinas, el 22 de abril de 2019.
Un grupo de rescatistas busca sobrevivientes en los escombros de un supermercado, en la provincia Pampanga, después de que un fuerte terremoto azotara Filipinas, el 22 de abril de 2019. Noel Celis/AFP

El epicentro del sismo se registró a 60 kilómetros al noroeste de Manila, la capital, según el Instituto Geológico de Estados Unidos, que además ha situado su origen a 40 kilómetros de profundidad.

Anuncios

Alrededor de las 5:00 p.m., hora local, el pánico se apoderó de cientos de personas en el centro de Filipinas. Decenas de trabajadores abandonaron sus oficinas mientras los edificios en el distrito comercial de Manila se balanceaban este 22 de abril.

"Fue relativamente fuerte, yo estaba sentado cuando empezó a temblar, fue como si me estuvieran meciendo en una cuna. Después de un rato, salimos corriendo"", dijo a Reuters Mark Genesis Samodio, empleado de mantenimiento de uno de los edificios afectados.

Empleados del distrito comercial de Manila, Filipinas, esperan afuera de los edificios, tras ser evacuados por un terremoto de 6.3 de magnitud en la escala de Richter, el 22 de abril de 2019.
Empleados del distrito comercial de Manila, Filipinas, esperan afuera de los edificios, tras ser evacuados por un terremoto de 6.3 de magnitud en la escala de Richter, el 22 de abril de 2019. REUTERS/Martin Petty

Según las autoridades, la provincia de Pampanga fue la más afectada. Allí se registraron las 8 víctimas mortales contabilizadas hasta el momento. Los equipos de rescate tratan aún de sacar a sobrevivientes de entre los escombros.

La gobernadora de la provincia, Lilia Pineda, aseguró citando a funcionarios de la oficina de desastres que los rescatistas utilizan maquinaria pesada y perros de búsqueda para tratar de encontrar a quienes quedaron atrapados luego de que un edificio de cuatro plantas se derrumbara y demoliera un supermercado, ubicado en el primer nivel.

"Ellos pueden escuchar a gente llorando de dolor… No será fácil rescatarlos", dijo Pineda.

El sismo interrumpió el transporte aéreo, ferroviario y por carretera. Además, deja grandes daños en la infraestructura.

El movimiento telúrico causó grandes grietas en las carreteras provinciales y varios postes de electricidad quedaron derribados.

El aeropuerto internacional de Pampanga en Clark, una antigua base militar de Estados Unidos, ubicado a 43,2 millas náuticas al noroeste de Manila, cerró por al menos 24 horas y decenas de vuelos quedaron cancelados tras presentar daños en las paredes y techos de sus instalaciones.

Filipinas es un país propenso a los desastres naturales. Está localizado en el llamado "Anillo de Fuego" una zona de frecuente actividad sísmica en el Océano Pacífico.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.