Saltar al contenido principal

Líderes del mundo condenan el atentado llevado a cabo en Sri Lanka

Las autoridades inspeccionan el lugar, tras la explosión de una bomba en el interior de la Iglesia de San Sebastián en Negombo, Sri Lanka, el 21 de abril de 2019.
Las autoridades inspeccionan el lugar, tras la explosión de una bomba en el interior de la Iglesia de San Sebastián en Negombo, Sri Lanka, el 21 de abril de 2019. Stringer / Reuters

Presidentes, jefes de gobierno, y líderes de distintas religiones rechazaron los ataques a hoteles e iglesias cristianas que cobraron la vida de cerca de 300 personas en Sri Lanka.

Anuncios

Los ojos del mundo están puestos sobre Sri Lanka luego de una serie de ataques en distintos puntos del país que afectaron a hoteles e iglesias cristianas, causando la muerte de cerca de 300 personas.

El primer ministro, Ranil Wickremesinghe, dijo que ya se han dado las órdenes para encontrar a los responsables de este crimen y que "se les dará todo el poder que requieran" las autoridades para tal función.

Justo después de la tragedia, la solidaridad de varios países se ha dejado ver a través de sus líderes quienes rechazaron el incidente y enviaron mensajes de solidaridad a Sri Lanka y sus habitantes. Uno de los primeros en reaccionar fue el papa Francisco, quien desde Roma expresó su "afectuoso acercamiento a la comunidad cristiana" y a "todas las víctimas de una violencia tan cruel".

Juntos contra el terrorismo, el odio y el extremismo

Aunque hasta el momento no hay indicios sobre los autores del ataque, o si lo ocurrido obedece a un nuevo caso de extremismo religioso, hay reacciones que se inclinan hacia tales escenarios. La primera ministra británica, Theresa May, dijo que "debemos permanecer unidos para que nadie tenga que practicar su fe en el miedo". Horas antes, la mandataria había publicado un video en Twitter en el que advertía el peligro que representa para los cristianos el simple hecho de asistir a la iglesia.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó su solidaridad con el pueblo de Sri Lanka y resaltó que la comunidad global lucha contra el odio y el violento extremismo. "Los sitios sagrados deben ser respetados" puntualizó.

Un mensaje similar llegó desde Israel e India a través de sus jefes de gobierno. El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que "el mundo entero debe unirse contra el azote del terrorismo" mientras que su homólogo indio, Narendra Modi, señaló que "la militancia es tan aterradora que cada día, en algún lugar del mundo, pinta el suelo con la sangre de los inocentes". Este último dijo que su país está listo para ayudar a su vecino "de cualquier manera posible".

Las reacciones también llegaron desde América, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, lamentó que "incluso en este día sagrado, el extremismo deja rastros de muerte y dolor". Colombia y Venezuela rechazaron el terrorismo, mientras que Paraguay dejó claro que "el odio nunca será la vía".

Asimismo, lo hicieron el estadounidense Donald Trump y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Este último, a través de un comunicado, dijo que "nadie debe convertirse en un objetivo por su fe".

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.