Saltar al contenido principal

En África, estos dirigentes "inamovibles" han dejado el poder desde 2011

Un manifestante grita con un megáfono mientras otros sostienen banderas y pancartas durante las protestas contra el gobierno en Argel, Argelia, el 23 de abril de 2019.
Un manifestante grita con un megáfono mientras otros sostienen banderas y pancartas durante las protestas contra el gobierno en Argel, Argelia, el 23 de abril de 2019. Ramzi Boudina / Reuters

Desde la revolución tunecina, una decena de países africanos han visto a sus dirigentes, aunque considerados inamovibles, dejar el poder. Una retrospectiva sobre los cambios de Gobierno que han ocurrido, con frecuencia, por la presión en las calles.

ANUNCIOS

En nueve años, varios autócratas de África han cedido su puesto presidencial. Entre diez dirigentes, siete han sido derrocados por la presión popular, dos no se postularon para la reelección y uno fue derrotado en las urnas.

Cronología del final de los Gobiernos autoritarios desde 2011:

Enero de 2011: la caída de Ben Ali en Túnez

El presidente tunecino Zine El-Abidine Ben Ali en el aeropuerto de Túnez-Cartago el 22 de diciembre de 2010.
El presidente tunecino Zine El-Abidine Ben Ali en el aeropuerto de Túnez-Cartago el 22 de diciembre de 2010. Fethi Belaid / AFP

La revolución tunecina es la punta de lanza de la primaveras árabe que culminó con la caída de Zine el-Abidine Ben Ali, en el poder desde 1987, pero también con la de varios dictadores en el mundo árabe. Las manifestaciones en contra del desempleo y la represión policial inician el 17 de diciembre de 2010 en la ciudad de Sidi Bouzid, tras la inmolación de un joven vendedor ambulante de frutas y verduras de 26 años, Mohamed Bouazizi, cuyo material de trabajo había sido confiscado por las autoridades. Muy rápidamente, un movimiento de protesta inunda el país. Las manifestaciones son severamente reprimidas por la Policía pero el Ejército interviene y abandona a Ben Ali a pesar de las concesiones tras cuatro semanas de disturbios. Ben Ali se exilia en Arabia Saudita el 14 de enero de 2011.

Febrero de 2011: caída de Mubarak en Egipto

Siguiendo los pasos de la revolución tunecina, las movilizaciones inician el 25 de enero de 2011 en Egipto, dirigida con mano de hierro por el presidente Hosni Mubarak, en el poder desde 1981. En El Cairo se encadenan manifestaciones, huelgas y tomas del espacio público. En unos cuantos días, las protestas en contra de las desigualdades y la corrupción en la cumbre del Estado se incrementan. La población también se manifiesta en contra de las derivas de un Estado policial cada vez más liberticida. Al igual que en Túnez, las personas se inmolan para denunciar el desempleo que sufre la juventud. Las protestas se intensifican durante la segunda semana del mes de febrero. Acorralado ante miles de personas que se manifiestan en la plaza Tahrir, el presidente Mubarak se da por vencido tras una sangrienta represión. El 11 de febrero, el vicepresidente Omar Souleiman anuncia la renuncia del presidente.

Octubre de 2011: el fin del reino de Gadafi en Libia

El líder libio Muammar Gaddafi en su residencia Bab al-Aziziya en Trípoli el 10 de abril de 2011, durante una reunión con una delegación de la Unión Africana.
El líder libio Muammar Gaddafi en su residencia Bab al-Aziziya en Trípoli el 10 de abril de 2011, durante una reunión con una delegación de la Unión Africana. Joseph Eid / AFP

En el poder desde 1969, Muammar Gaddafi contaba con la mayor cantidad de años en el poder en el mundo árabe y también en África. La revolución inicia el 15 de enero de 2011 con movimientos de protesta. La población reclama más libertades y democracia y también una mejor repartición de las riquezas del país, entre las cuales la principal es el petróleo.

Las protestas comienzan en el este, en Bengasi y se extienden hasta las grandes ciudades como Trípoli. La represión es terrible. Pero a diferencia de Túnez y Egipto, a lo largo de las semanas este viento de protesta se transforma en un conflicto armado. Un Consejo nacional de transición –reconocido rápidamente por Francia y por la comunidad internacional– que reagrupa a los rebeldes, se forma en Bengasi. Mientras que en Trípoli (al oeste del país), el ejército regular libanés sigue siendo leal a Gadafi. Con el apoyo de una coalición militar internacional, en la cual participan Francia, el Reino Unido, Canadá e Italia, el Consejo nacional de transición avanza hacia Trípoli. La capital libanesa es tomada el 23 de agosto. Capturado y linchado por la multitud, Gadafi muere en octubre de 2011 en Sirte, el último bastión ocupado por sus partidarios.

Octubre de 2014: caída de Compaoré en Burkina Faso

Blaise Compaoré en el palacio presidencial en Uagadugú el 26 de julio de 2014.
Blaise Compaoré en el palacio presidencial en Uagadugú el 26 de julio de 2014. Sia Kambou / AFP

El capitán Blaise Compaoré llega al poder en 1987 tras un golpe de Estado militar contra su amigo Thomas Sankara. Es elegido una primera vez en 1991 y reelegido en 1998 para un segundo mandato. Tras una revisión constitucional en el 2000, que limita el número de mandatos presidenciales a dos y que reduce la duración del mandato de siete a cinco años, logra volver a presentarse una tercera y una cuarta vez en 2005 y en 2010.

En 2014, ante la perspectiva de un quinto mandato para las presidenciales de 2015, Blaise Compaoré trata por segunda vez de revisar la Constitución para forzar el cerrojo del límite del número de mandatos. Las manifestaciones estallan en las grandes ciudades del país al igual que en la capital, Uagadugú. Y el 29 de octubre, día en el que el proyecto de revisión debe ser debatido en la Asamblea nacional, los sindicatos convocan a una huelga general.

En los siguientes días, los edificios oficiales, entre los cuales se encuentra la Asamblea Nacional, son tomados por asalto por la población. La Policía dispersa a los manifestantes...sin éxito. El 31 de octubre, Blaise Compaoré renuncia y es repatriado por Francia a Costa de Marfil, donde es acogido por Alassane Ouattara.

Enero de 2017: derrota en las urnas de Yahya Jammeh en Gambia

Tras 22 años en el poder, Yahya Jammeh es derrotado el primero de diciembre en las urnas por su oponente Adama Barrow, mientras se presentaba por un quinto mandato. Situación absurda: aunque reconoce su derrota desde el día siguiente de los resultados de la elección, la rechaza  una semana después y pide un recuento de los votos. Demasiado tarde. La Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao) exige que la decisión de las urnas sea respetada. El 18 de enero, aunque su mandato expiró de manera oficial, Jammeh anuncia su intención de quedarse en el poder. Pero apoyado por la institución regional, Adama Barrow presta oficialmente juramento el 19 de enero en la embajada de Gambia en Senegal. Abandonado por su ejército, Yahya Jammeh finalmente acepta renunciar al poder al día siguiente.

Agosto de 2017: José Eduardo Dos Santos se retira en Angola tras 38 años en el poder

José Eduardo Dos Santos asciende los escalones del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA) antes de volverse presidente de Angola cuatro años después de la independencia del país en 1975, en ese entonces colonia portuguesa. José Eduardo Dos Santos dirige el país con mano dura en un contexto de guerra civil entre el Ejército y los rebeldes de la Unita que no reconocen la legitimidad del presidente angoleño. Un acuerdo de paz finalmente será firmado en 2002, tras 26 años de conflicto.

Reelegido como mandatario del país en 2008 y luego en 2012, Dos Santos es cada vez más criticado por su autoritarismo. En 2016, renunciando a volver a presentarse a la Presidencia, escoge como sucesor a su ministro de Defensa, Joao Lourenço, en las elecciones generales de agosto de 2017. Este último lo reemplaza en septiembre de 2017 y emprende una lucha implacable contra la corrupción. Dos Santos abandona el poder tras treinta y ocho años de reinado, a la edad de 75 años.

Noviembre de 2017: Robert Mugabe, derrocado por "una revolución de palacio" en Zimbabue

Robert Mugabe en la 37ª Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad del África Meridional para el Desarrollo (SADC) en Pretoria, Sudáfrica, 19 de agosto de 2017.
Robert Mugabe en la 37ª Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad del África Meridional para el Desarrollo (SADC) en Pretoria, Sudáfrica, 19 de agosto de 2017. Gulshan Khan / AFP

En 2017, a sus 93 años, Robert Mugabe era el jefe de Estado más viejo en ejercicio. Queriendo asegurar su sucesión, el 4 de noviembre de 2017 anuncia su deseo de ver a su esposa Grâce Mugabe, cuarenta años más joven que él, postularse a la magistratura suprema. Procura alejar del partido en el poder, el Zanu-PF, al igual que del gobierno a los rivales de este último, es decir a Emmerson Mnangagwa, destituido de la Vicepresidencia por "falta de lealtad". Lo cual implica dejar de contar con la influencia de este último entre el ejército.

El 15 de noviembre, el Ejército anuncia la toma de control de las calles. Robert Mugabe y su mujer son trasladados a una residencia vigilada. Mugabe también queda destituido de la presidencia del partido Zanu-PF. El 21 de noviembre de 2017, el viejo presidente renuncia tras treinta años en el poder, mientras se inicia un procedimiento de destitución en su contra. Mnangagwa se convierte en presidente interino en noviembre de 2017 y luego es elegido presidente en agosto de 2018.

Diciembre de 2018 : Joseph Kabila cede el poder tras 17 años al mando de la República Democrática del Congo

Joseph Kabila asiste a una ceremonia durante la cual se quemará una tonelada de escamas de pangolín de marfil y caza furtiva el 30 de septiembre de 2018 en Kinshasa.
Joseph Kabila asiste a una ceremonia durante la cual se quemará una tonelada de escamas de pangolín de marfil y caza furtiva el 30 de septiembre de 2018 en Kinshasa. John Wessels / AFP

Joseph Kabila reemplaza muy joven (29 años) a su padre, Laurent-Désiré Kabila, brutalmente asesinado por su guardaespaldas. En 2003, al final de la segunda guerra en la República Democrática del Congo que enfrenta a varios grupos armados en el este del país, instala un gobierno de transición tras la firma de un acuerdo de paz. Joseph Kabila se hace elegir democráticamente una primera vez en 2006. Promete traer paz al país, volverlo democrático y estable económicamente. En 2011 inicia un segundo y último mandato, como lo prevé la Constitución.

Pero en 2016, bajo el pretexto del largo y costoso registro de 40 millones de votantes, la elección presidencial será pospuesta primero al 2017 pero finalmente tendrá lugar en diciembre de 2018 bajo las presiones diplomáticas. De no volverse a presentar, Joseph Kabila elige a Emmanuel Shadary Ramazani como sucesor. Impopular entre la población, termina de tercero en el escrutinio detrás de sus oponentes Martin Fayulu y Félix Tshisekedi. Este último es el ganador de las elecciones, según la Comisión electoral nacional independiente (Ceni). Tras diecisiete años en el poder, Joseph Kabila cede el puesto presidencial, permitiendo la primera alternancia democrática del país.

Abril de 2019: enfermo, Abdelaziz Bouteflika renuncia bajo la presión de las calles en Argelia

(Imagen de archivo) el presidente argelino Abdelaziz Bouteflika saluda desde el interior de un vehículo en Argelia, el 3 de marzo de 2014, en una rara aparición para dejar los documentos para su tercera reelección.
(Imagen de archivo) el presidente argelino Abdelaziz Bouteflika saluda desde el interior de un vehículo en Argelia, el 3 de marzo de 2014, en una rara aparición para dejar los documentos para su tercera reelección. AFP / STR

A pesar de un accidente vascular que sufrió en 2013 y que afectó su movilidad y su elocución, Abdelaziz Bouteflika de 82 años indica querer volver a presentarse a las elecciones presidenciales previstas para abril de 2019, para un quinto mandato. El anuncio de su candidatura empuja durante varias semanas a miles de argelinos a las calles de Argel y de otras grandes ciudades del país. Tras haber soportado varias deserciones entre las filas del ejército y del FLN, el partido en el poder, Adbelaziz Bouteflika renuncia el 2 de abril, tras 20 años en el poder. En las calles las protestas continúan, los manifestantes reclaman el final de un sistema político y económico bloqueado.

Abril 2019: Omar al-Bashir criticado en las calles y abandonado por el ejército tras 30 años en el poder en Sudán

Omar al-Bashir entonces presidente sudanés, en Jartum el 4 de marzo de 2009.
Omar al-Bashir entonces presidente sudanés, en Jartum el 4 de marzo de 2009. Ashraf Shazly / AFP

Privado de importantes reservas petroleras tras la independencia de Sudán del Sur en 2011, Sudán es golpeada por una grave crisis económica. Los precios de los productos alimenticios aumentan drásticamente al igual que el precio del combustible. A finales de diciembre de 2018, el aumento casi al triple del precio del pan conlleva a manifestaciones gigantescas en contra del costo de vida y luego en contra del régimen de Omar al-Bashir, en el poder desde hace 30 años.

Al igual que en 2013, cuando estallaron unas revueltas en contra del aumento del precio del combustible, Omar al-Bashir trata de reprimir el movimiento de protesta. En febrero de 2019 decreta el estado de urgencia y destituye al gobierno. En abril, las protestas se retoman con más intensidad. Pero Omar al-Bashir, quien tiene un mandato de arresto internacional de la CPI por crímenes cometidos en Darfur, es abandonado por el Ejército. Este último protege a los manifestantes de la represión de las fuerzas de seguridad y de los componentes del poderoso servicio de investigación sudanés. El jefe de Estado se ve obligado a renunciar el 11 de abril. Un Consejo militar, dirigido por el general Abdel Fattah al-Burhan Abdelrahmane, dice querer asegurar la transición por dos años. Para disgusto de los manifestantes, quienes reclaman la instauración de un poder civil.

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.