Saltar al contenido principal

Elecciones en España: los candidatos buscan convencer a la gran masa de indecisos

Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias se enfrentan en el primer debate electoral, este 22 de abril de 2019.
Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias se enfrentan en el primer debate electoral, este 22 de abril de 2019. TVE vía Reuters

Los líderes de los cuatro partidos principales que se presentan a las elecciones del domingo 28 de abril se enfrentaron en el primer debate televisado en la cadena estatal. Cataluña, políticas sociales y futuros pactos fueron los ejes del encuentro.

ANUNCIOS

Ocho millones de españoles no saben aún por quien votarán en las elecciones parlamentarias del próximo 28 de abril. Es una de las proporciones más altas de los últimos años. Con esa enorme cantidad de potenciales electores en mente, los cuatro candidatos de los principales partidos del país defendieron sus propuestas este lunes 22 de abril en el primer debate de la campaña electoral.

En el programa quedaron claros los dos bloques que se perfilan de cara al domingo: por un lado, Pablo Casado por el Partido Popular (PP) y Albert Rivera por Ciudadanos se disputan el espacio de la derecha. Por el otro, Pablo Iglesias de Unidas Podemos y Pedro Sánchez del PSOE, el partido socialista obrero español, batallan en la izquierda.

Sin embargo, las encuestas no muestran que ninguno de los dos bandos sume suficientes escaños para formar gobierno, ni siquiera con el apoyo del bloque conservador del ultraderechista Vox, que se prevé que consiga representación por primera vez.

Cataluña, políticas sociales y pactos, los ejes del debate

Los temas que centraron el debate fueron el reto independentista en la región de Cataluña, las políticas sociales y económicas y los futuros pactos entre las distintas fuerzas. Tanto Casado como Rivera acusaron a Sánchez de actuar con tibieza frente a las aspiraciones secesionistas de parte de la población de Cataluña y su gobierno.

Casado advirtió del riesgo que suponía que Sánchez volviera a pactar con los partidos independentistas, quienes lo apoyaron en su moción de censura de hace casi un año que lo convirtió en presidente de España. Rivera aseguró que le "dolía España y que se rompa Cataluña".

Sánchez insistió en la necesidad de diálogo con las fuerzas independentistas "dentro de la Constitución" y reiteró que nunca se daría bajo su presidencia un referendo de autodeterminación. Por su parte, Iglesias recordó que España es un país "plurinacional".

Informe desde Barcelona: Cataluña, eje del debate de los candidatos españoles

El apoyo de las fuerzas independentistas puede ser clave para desequilibrar la balanza hacia el bloque de las izquierdas cuando los partidos busquen la investidura.

Iglesias intentó intensificar el debate alrededor de las políticas sociales y económicas. Denunció la precariedad laboral y recordó que algunas de las leyes progresistas aprobadas durante la legislatura del gobierno socialista se debieron a su presión sobre el ejecutivo de Sánchez.

El presidente del Gobierno pidió el voto para "seguir avanzando" en materia de igualdad y alzó la bandera contra la corrupción que hundió a su predecesor, el expresidente del PP Mariano Rajoy.

Rivera, por su parte, también arremetió contra la corrupción de los populares, esgrimió sus medidas económicas liberales y se mostró como una cara renovadora frente a los partidos tradicionales.

A pesar de eso, Casado aseguró que el PP es un "valor seguro" y prometió aumentar el empleo y bajar los impuestos para reactivar la economía española.

Los sondeos dan una victoria insuficiente para el PSOE

Las más recientes encuestas coinciden en dar la victoria al PSOE, con una horquilla de entre el 28 y el 31,5% de los votos, lo que se traduciría en lograr de 115 a 139 diputados sobre un total de 350 miembros del Congreso.

Le siguen el PP, que oscila entre el 17 y el 20% de los votos, Ciudadanos, entre el 14 y el 15%, y Unidas Podemos, que lograría entre el 12 y el 13% de las papeletas. Según estas previsiones, todos los partidos menos el PSOE perderían un número significativo de escaños.

La novedad de los comicios será, previsiblemente, la entrada del partido Vox en el Parlamento español, lo que sumaría al país a la larga lista de estados europeos que cuentan con formaciones de ultraderecha en sus congresos. Las encuestas le dan entre el 7 y el 11% de los votos, en una horquilla que podría oscilar desde los 14 hasta los 33 escaños.

Sin embargo, el candidato de Vox Santiago Abascal no participó en este debate ni lo hará en el próximo previsto para este martes 23 de abril en las cadenas del conglomerado Atresmedia, debido a no tener aún representación electoral.

Los candidatos a la Presidencia del Gobierno español y sus propuestas

Con EFE y medios locales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.