Saltar al contenido principal
En foco

Hernán Cortés y la Conquista de América: 500 años de controversia

EL 21 de abril marcó la conmemoración de un evento importante para el continente americano, tal vez el de mayor impacto en la historia de América: la llegada de Hernán Cortés y sus conquistadores a la costa del actual estado de Veracruz, en México. Un episodio de historia glorificado, odiado, negado, trastornado, pero que ha dejado huellas en el paisaje. Laurence Cuvillier y Matthieu Comin visitaron el lugar preciso donde se hizo el primer contacto con las poblaciones prehispánicas.

Anuncios

Hace exactamente 500 años los primeros europeos pusieron el pie sobre el continente americano. Hernán Cortés y unos 500 hombres de todo el viejo continente llegaron a las costas de Veracruz sin saber si se trataba de una isla (hasta ese momento Cristobal Colón y quienes lo siguieron solo se habían topado con Cuba y las islas que la rodeaban) o si finalmente habían llegado a las Indias, el viejo sueño de Colón.

Es poco probable que Cortés haya podido pensar que se trataba de un inmenso continente, de un mosaico de culturas e idiomas y una naturaleza totalmente incógnita. "Fue el inicio de la globalización", subraya Eduardo Soto, arqueólogo especialista de la Conquista. Efectivamente, iban a seguir siglos de comercio, de competencias, de depredación de riquezas, de difíciles intercambios culturales, pero fue sin duda; el choque de civilizaciones más importante y apasionante de la Historia.

Cortés tenía 7 años cuando Cristóbal Colón avistó por primera vez la costa de Cuba. 55 años después, el nativo de Castilla murió en España amargado por no haber recibido los honores que consideraba merecerse. Cortés nunca fue nombrado Virrey de la Nueva España y su historia es, hasta la fecha, mal conocida, llena de huecos, preguntas, y sobre todo controvertida.
Poco se conocer de lo que pasó justo después de su llegada al Nuevo Continente: ¿Hundió sus barcos?, ¿los desmontó?, ¿una parte de sus hombres huyeron con las naves?

Entre todos los misterios que rodean al personaje, el de su llegada podría aclarecerse pronto un poco más. Hace apenas unos meses, un ancla del siglo XVI fue encontrada por el arqueólogo Eduardo Soto y su equipo en la costa de Villa Rica, donde se encontraron por primera vez dos civilizaciones radicalmente diferentes y en donde dejaron huellas en el paisaje que nunca se borraron. Entre ellas, la primera iglesia de todo el continente.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.