Saltar al contenido principal

104 años del genocidio armenio, una conmemoración con polémica

Procesión con antorchas al conmemorar el aniversario del asesinato de 1,5 millones de armenios por parte de las fuerzas otomanas en Ereván, el 23 de abril de 2019.
Procesión con antorchas al conmemorar el aniversario del asesinato de 1,5 millones de armenios por parte de las fuerzas otomanas en Ereván, el 23 de abril de 2019. Karen Minasyan / AFP

El 24 de abril se conmemora el asesinato de miles de armenios a manos de los soldados del entonces Imperio Turco Otomano entre 1915 y 1917. Turquía dice que no hubo genocidio.

Anuncios

Francia conmemora por primera vez, este 24 de abril, el genocidio armenio. El presidente Emmanuel Macron lo prometió en campaña, el pasado febrero lo anunció y hoy lo materializó. "Francia es uno de los países que sabe cómo mirar la historia a la cara", aseguró el mandatario. 

Sus declaraciones cayeron muy mal en Turquía, donde el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, controvirtió al Jefe de Estado francés: "condenamos y rechazamos los intentos del señor Macron, que enfrenta problemas políticos en su propio país, de salvar el día convirtiendo los acontecimientos históricos en material político."

Erdogan culpó al país galo de su participación en el genocidio de Ruanda en el que más de 800.000 personas fueron asesinadas en tan solo 100 días.

El canciller de exteriores turco, Mevult Cavusoglu, replicó que "Francia es el peor país para darnos una conferencia sobre genocidio. No hemos olvidado lo que sucedió en Ruanda o Argelia. Francia debería mirar su propia historia oscura y dejar de sermonear a Turquía". La polémica conmemoración atiza las tensiones entre dos países que tienen antecedentes históricos en los peores genocidios del siglo XX.

Pero, ¿por qué esa fecha divide?, ¿qué sucedió el 24 de abril de 1915?

Los historiadores no se ponen de acuerdo sobre la cifra de muertos: los más conservadores dicen que fueron por lo menos 800.000 los muertos, pero se habla de hasta un millón y medio. Era el ocaso del Imperio Otomano y junto a Alemania perdían batalla tras batalla de la Primera Guerra Mundial. Los británicos atacaban por el oeste y el imperio ruso venía por el Cáucaso cuando sucedió el genocidio, reconocido hoy por más de 30 países.

Cerca de dos millones de armenios, de mayoría cristiana, vivían entre las fronteras del imperio y eran una minoría perseguida. Ya en 1909, en la provincia de Aldana, cerca de 20.000 armenios fueron asesinados en un brote de violencia étnica.

La masacre fue el punto de ebullición de una persecución que llevaba años. A las provincias de Anatolia Oriental donde vivían, llegaron durante décadas miles de refugiados musulmanes que huían de los territorios que el imperio venía perdiendo ante los prestamistas y en las derrotas contra los países occidentales.

En defensa de los armenios surgieron organizaciones como la Federación Revolucionaria Armenia o el Partido Hunchak, que se acercaba a Rusia para pedir su intervención en auxilio de los armenios. La represión de las autoridades del imperio fue brutal y las masacres sucesivas.

Francia conmemora el genocidio que Turquía afirma que no existió

El fin del Imperio Otomano y el comienzo del genocidio

La Primera Guerra Mundial fue el fin del Imperio. Los otomanos eran gobernados por un triunvirato de nacionalistas turcos que fueron derrotados por los rusos en el frente del Cáucaso. Los gobernantes culparon al pueblo armenio por la derrota, los acusaron de conspiran y ayudar al ejército del zar.

El 24 de abril de 1915, 250 líderes armenios fueron detenidos en Estambul y trasladados a Ankara donde serían ejecutados. Fue el comienzo de algo más grave: el Imperio aprobó la ley de Traslado y Reasentamiento unas semanas después. Miles de armenios serían obligados a abandonar sus tierras y forzados en una marcha que dejó miles de muertos. Un hecho que para algunos expertos fue el primer genocidio del siglo XX.

El pueblo armenio fue forzado a ir hacia los desiertos de Siria, con poca comida o agua, miles murieron en la ruta. Además, las autoridades los sometían a las peores vejaciones y muchas veces fueron atacados por bandas en el camino.

Las misiones militares de Estados Unidos estimaron la cifra de deportados en 1,1 millones. Fue el comienzo de la diáspora armenia que llegó a varios rincones del mundo buscando refugio. En Turquía quedan menos de 50.000 armenios, en el resto del mundo hay por lo menos cinco millones.

Una imagen publicada por el Instituto-Instituto de Genocidio Armenio de 1915 muestra supuestamente soldados parados sobre cráneos de víctimas de la aldea armenia de Sheyxalan en el valle de Mush, en el frente del Cáucaso durante la Primera Guerra Mundial.
Una imagen publicada por el Instituto-Instituto de Genocidio Armenio de 1915 muestra supuestamente soldados parados sobre cráneos de víctimas de la aldea armenia de Sheyxalan en el valle de Mush, en el frente del Cáucaso durante la Primera Guerra Mundial. AFP PHOTO

La polémica sobre la palabra genocidio

Las Naciones Unidas definen genocidio como el intento de "destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso." Ahí es donde Turquía se aparta.

Los más nacionalistas dicen que fueron no más de 300.000 los muertos, la mayoría en combates, y niegan que el Imperio otomano haya planeado sistemáticamente el exterminio. También defienden la deportación masiva en el contexto de la guerra.

Turquía se refiere oficialmente a los hechos, como "los eventos de 1915", y dicen que cientos de miles de musulmanes murieron en combate al este de Anatolia y no son reconocidos de la misma manera.

Los armenios, por su parte, aseguran que los crímenes atroces fueron diversos, no solo el asesinato masivo, sino violación de mujeres y el saqueo de sus bienes y propiedades.

Nuestro corresponsal en Estambul, Adrià Rocha, explicó por qué las relaciones entre Armenia y Turquía son tensas.

Francia, Alemania, 49 estados de Estados Unidos, y una veintena más de países califican los hechos de genocidio.

Genocidio o no, lo cierto es que, en Ereván, la capital de Armenia, se erige un museo con registros de los crímenes cometidos durante esas marchas de muerte. Los recuerdos de miles de personas permanecen vivos en un museo de memoria que no puede ser negado.

Con AFP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.