Saltar al contenido principal

El Grupo de Lima trató de boicotear el discurso del canciller venezolano en la ONU

Diplomáticos del Grupo de Lima abandonan la Asamblea General de las Naciones Unidas en protesta, cuando el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, comienza a hablar sobre el multilateralismo, en Nueva York, EE. UU., el 24 de abril de 2019.
Diplomáticos del Grupo de Lima abandonan la Asamblea General de las Naciones Unidas en protesta, cuando el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, comienza a hablar sobre el multilateralismo, en Nueva York, EE. UU., el 24 de abril de 2019. Laura Bonilla Cal / AFP

Mientras el canciller venezolano Jorge Arreaza ofrecía un discurso en el marco del Día Internacional del Multilateralismo en Naciones Unidas, el Grupo de Lima abandonó la sala. El diplomático se fue lanza en ristre contra Estados Unidos.

ANUNCIOS

Los diplomáticos del Grupo de Lima no se quedaron a escuchar las palabras de Jorge Arreaza este 24 de abril. En señal de protesta y de forma "coordinada", como aseguró el canciller peruano, Gustavo Meza-Cuadra, abandonaron la sala de la Asamblea General de la ONU. Mientras el funcionario venezolano recalcaba la necesidad de defender el multilateralismo y de combatir los "dobles raseros" en las relaciones internacionales, algunas sillas quedaron vacías.

Al gesto se sumaron también algunos países europeos, mientras que otros, como España, escucharon el discurso. Sus funcionarios decidieron permanecer en la sala, al considerar que "en aras de la coherencia y la estabilidad", deben respetarse las decisiones de la propia Asamblea, que el pasado diciembre aprobó las credenciales de los representantes del Gobierno de Maduro para participar durante el actual periodo de sesiones.

Los Gobiernos del Grupo de Lima, Sin embargo, no reconocen a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela sino al jefe del Parlamento, Juan Guaidó. Esos Gobiernos, entre los que se encuentran los de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia y Perú, como explicó Meza-Cuadra quisieron expresar su "rechazo a un Gobierno que no representa a su pueblo".

Arreaza no titubeó. En el marco de la reunión plenaria de la Asamblea General para conmemorar por primera vez el 24 de abril como el Día Internacional del Multilateralismo y la Diplomacia para la Paz, el canciller centró su intervención en denunciar que Estados Unidos pretende "socavar los derechos y privilegios" de su país como miembro de Naciones Unidas.

Arreaza instó a la ONU a no servir a los propósitos de EE. UU.

El canciller instó a la Asamblea General de La ONU a "poner freno a las amenazas de quienes pretenden hoy socavar aquí los derechos y privilegios de un Estado miembro pleno de la organización como lo es Venezuela”.

Se refería a Washington, de quien dice se excluye de los principios de la ONU para presionar a Venezuela. Llamó a sus colegas a no dejar perder la esencia de Naciones Unidas: "esta Asamblea no debe permitir que las Naciones Unidas sea utilizada para abordar temas bilaterales, ni mucho menos su instrumentalización en una herramienta para intervenir en los asuntos internos de otro Estado y pretender así designar, de manera ilegal, sus autoridades nacionales y representantes diplomáticos", señaló.

Arreaza defendió el multilateralismo y se fue lanza en ristre contra quienes quieren "doblegarlo a partir de presiones y extorsiones". En esa dirección, expresó su solidaridad con Cuba, un país que, dijo, "es sujeto de resucitadas leyes para consolidar el bloqueo que durante 60 años le ha impuesto Estados Unidos".

Pero la puja alrededor de la crisis venezolana no se detiene. Este año, los Gobiernos que se oponen a Maduro ya habían hecho protestas similares ante intervenciones del canciller venezolano en otros órganos de Naciones Unidas, como el Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, y la Comisión de Narcóticos, que se reúne en Viena.

Las maniobras diplomáticas alrededor de la crisis venezolana

En medio de la grave situación que vive el país sudamericano, la puja internacional entre Maduro y sus aliados, Rusia y China; y el Grupo de Lima, respaldado por Estados Unidos, no se detiene. Arreaza ha emprendido una gira internacional en la que ha visitado Turquía y más recientemente Nueva York donde sostuvo un breve encuentro con el secretario general de la ONU, António Guterres.

Fotografía cedida por la ONU donde aparece su secretario general, António Guterres, mientras saluda al canciller venezolano, Jorge Arreaza, este 24 de abril de 2019, en la sede del organismo en Nueva York, Estados Unidos.
Fotografía cedida por la ONU donde aparece su secretario general, António Guterres, mientras saluda al canciller venezolano, Jorge Arreaza, este 24 de abril de 2019, en la sede del organismo en Nueva York, Estados Unidos. Eskinder Debebe / EFE

En los últimos meses, Arreaza ha viajado regularmente para abordar con Guterres y en distintos foros de Naciones Unidas la situación en Venezuela. Cambiar la imagen de Venezuela en el exterior y fortalecer los vínculos con los países más cercanos a ellos han sido algunos de sus objetivos.

Pero la semana pasada, en una reunión en Santiago de Chile, el Grupo de Lima hizo un llamamiento a la comunidad internacional para aislar al Gobierno de Maduro en pro de un "restablecimiento de la democracia" liderado por Guaidó.

Así el tablero internacional se mueve alrededor de una crisis que se profundiza con el paso de los días.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.