Saltar al contenido principal

La investigación del incendio de Notre Dame se centra en violaciones de seguridad y falta de preparación

Algunos andamios fuera de la Catedral de Notre Dame en París el 23 de abril de 2019.
Algunos andamios fuera de la Catedral de Notre Dame en París el 23 de abril de 2019. Kenzo Tribouillard / AFP

Mientras los investigadores buscan pistas sobre la causa del devastador incendio en la catedral de Notre Dame, han surgido detalles sobre la respuesta del personal ante el desastre y la falta de medidas de seguridad.

ANUNCIOS

Las autoridades están tratando el incendio del 15 de abril como un accidente. Sin embargo, una reconstrucción de los acontecimientos en esa fatídica velada del periódico de investigación francés 'Le Canard enchaîné' ha puesto en tela de juicio la reacción del personal de la catedral ante el incendio, así como una crítica falta de precauciones de seguridad.

La última misa del día comenzó a las 6:16 p.m., cuando se encendió una luz en el panel de alarma contra incendios en el centro de control de seguridad de Notre-Dame, lo que indica que se había detectado humo en el ático. El administrador del sitio y un guardia fueron enviados para verificar la situación. Los clérigos encargados de llevar a cabo el mantenimiento también fueron notificados, de acuerdo con el protocolo de seguridad contra incendios.

A las 6:21 p.m. sonó la primera alarma. Los visitantes, fieles y el personal fueron sacados del edificio. Minutos más tarde, sin embargo, fueron invitados a regresar después de que no se encontrara ningún incendio. Desde entonces, el administrador del sitio y los guardias han culpado del error a un empleado del centro de control de seguridad (que había sido subcontratado por la consultora Elitys), alegando que los envió a la parte equivocada del ático.

De acuerdo con ‘Le Canard enchaîné’, Elitys ha negado firmemente la decisión.

Una segunda alarma se disparó a las 6:30 p.m. y la catedral fue evacuada nuevamente. El administrador del sitio y la guardia regresaron al ático, donde localizaron las llamas en la base de la aguja en algún momento entre las 6:40 p.m. y las 6:50 p.m. Se hizo una llamada urgente al Cuerpo de Bomberos de París a las 6:51 p.m., 35 minutos después de la primera vez que se detectó el incendio, según ‘Le Canard enchaîné’.

"Este es uno de los descubrimientos más incendiarios realizados por la policía investigadora con la brigada criminal tras el desastre", dijo el periódico.

France 24

Equipo de construcción y colillas de cigarrillos…

Los investigadores han dicho que creen que el incendio se inició por un cortocircuito causado por el equipo de construcción encargado de renovar el edificio de 850 años. ‘Le Canard enchaîné’, sin embargo, informó que ninguno de los equipos en cuestión se mantenía cerca de la base de la aguja.

Otra teoría envuelve a los propios trabajadores. Las entrevistas hechas por la policía revelaron que una serie de personas rechazó abiertamente una estricta prohibición de fumar en el lugar y que hasta el momento se han encontrado al menos siete colillas de cigarrillos entre las cenizas.

Le Bras Frères, una de las cinco empresas contratadas para renovar Notre Dame, confirmó que sus empleados le habían dicho a la policía que fumaban en el trabajo a veces, pero descartaron las especulaciones de que el incendio fuera causado por su comportamiento.

"De hecho, hay colegas que ocasionalmente rompieron la prohibición, lo cual lamentamos", dijo a la AFP Marc Eskenazi, portavoz de Le Bras Frères, el miércoles 24 de abril. "De ninguna manera el incendio en Notre Dame fue causado por una colilla de cigarrillo mal extinguida. Cualquiera que haya encendido una chimenea sabe que al poner una colilla en un tronco de un roble no pasa mucho", agregó.

Eskenazi también descartó las sospechas de que el incendio fuera provocado por un cortocircuito eléctrico del equipo de construcción, lo que corrobora el informe de ‘Le Canard enchaîné’ de que los materiales en cuestión se encontraban demasiado lejos del origen del incendio para haber sido la causa.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Falta de medidas de seguridad contra incendios

Sin embargo, una cosa es segura, y es que Notre Dame estaba terriblemente mal equipada para hacer frente a un incendio.

A pesar del protocolo establecido por la Oficina Regional de Asuntos Culturales, que requiere al menos dos empleados estatales de servicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana en el puesto de seguridad de la catedral, según ‘Le Canard enchaîné’ solo había uno: el empleado de Elitys, que estaba presente de 8:00 am a 11:00 pm . El resto de la noche, la seguridad contra incendios de la catedral fue "asegurada por un conserje, ¡desde su cama!", informó el semanario.

El punto de referencia también carecía de medidas de seguridad, como cortafuegos o un sistema de rociadores que se había omitido en parte por razones estéticas.

Aunque el crucero y los campanarios estaban equipados con hidrantes y mangueras, tenían un diámetro demasiado pequeño para transportar suficiente agua como para extinguir un gran incendio, informó ‘Le Canard enchaîné’, citando a los bomberos.

Sin embargo, probablemente pasará un tiempo antes de que los investigadores lleguen a una conclusión sobre la causa del incendio, contando que gran parte de la evidencia se perdió en el desastre.

 

Este artículo fue adaptado de su original en inglés

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.