Saltar al contenido principal

Con Extinction Rebellion, Londres se le planta al cambio climático

Un hombre gesticula sobre un tren mientras los manifestantes bloquean el tráfico en la estación Canary Wharf durante la protesta de Extinction Rebellion en Londres, Gran Bretaña, 25 de abril de 2019.
Un hombre gesticula sobre un tren mientras los manifestantes bloquean el tráfico en la estación Canary Wharf durante la protesta de Extinction Rebellion en Londres, Gran Bretaña, 25 de abril de 2019. Dylan Martinez / Reuters

Los manifestantes del grupo ecologista Extinction Rebellion protagonizaron una nueva jornada de protestas en distintos puntos de Londres para exigir al Gobierno británico que tome medidas concretas contra el cambio climático.

Anuncios

Desde mediados de abril las calles londinenses los vieron desplegar todo su arsenal en su lucha por el cuidado del medioambiente. A los largo de estas semanas de protestas los activistas cortaron puentes, arrojaron sangre falsa en las afueras de Downing Street y hasta se quitaron la ropa frente al Parlamento. Todos intentos por atraer la atención no solo de los políticos, también de empresarios y de todos aquellos que, desde su perspectiva, colaboran en el deterioro ambiental.

Este jueves 25 de abril uno de los blancos del movimiento fue el sector financiero y bancario londinense. Hacia allí se dirigieron los manifestantes con una clara denuncia: el impacto de la industria financiera sobre el planeta. En la sede de la Bolsa de Londres, activistas vestidos con trajes negros y corbatas rojas bloquearon las puertas giratorias del edificio.

"La rebelión de la extinción se centrará en la industria financiera actual", dijo el grupo Extinction Rebellion en un comunicado y agregó que "el objetivo es exigir que la industria financiera diga la verdad sobre su impacto en el clima y en nuestro planeta".

"No hay trabajos en un planeta muerto"

En esta jornada en la que apuntaron sus consignas al sector financiero, algunos manifestantes formaron una cadena humana frente al edificio de la Bolsa de Londres donde sostenían carteles que decían "Diga la verdad" y "No se puede comer dinero". Otros bloquearon un ingreso diferente al edificio y para eso utilizaron una original metodología: sentados en el pavimento pegaron sus manos al piso con una sustancia adhesiva.

Activistas del cambio climático asisten a la ceremonia de clausura de las protestas de Extinction Rebellion en Hyde Park, Londres, Gran Bretaña, el 25 de abril de 2019.
Activistas del cambio climático asisten a la ceremonia de clausura de las protestas de Extinction Rebellion en Hyde Park, Londres, Gran Bretaña, el 25 de abril de 2019. Peter Nicholls / Reuters

Las protestas se replicaron a lo largo del sector bancario, hogar de cientos de bancos internacionales y el epicentro para el comercio de divisas. Allí bloquearon las calles fuera del Banco de Inglaterra y el ingreso a otros como Goldman Sachs, Rothschild, Nomura, Deutsche Bank, entre otros.

En las calles al lado del Banco de Inglaterra, decenas de activistas cantaban 'One Love' de Bob Marley. Y en el suelo afuera de Goldman, un joven sostenía un cartel que decía "No hay trabajos en un planeta muerto".

En la estación de Docklands Light Railway, en Canary Wharf, manifestantes del grupo subieron a bordo del vagón un tren y desplegaron una pancarta que decía: "Negocios como siempre = Muerte".

Un activista muy particular se destacaba particularmente. Phil Kingston, de 83 años, pasó su cumpleaños sobre el vagón de tren y reflexionó sobre el futuro del planeta: "En la población humana se nos enseña que esta es la forma de vida. No lo es, es la forma de morir. Eso es porque cuanto más tomamos, menos hay para las generaciones futuras".

Ministro de Comercio: "Es importante que nos tomemos en serio los problemas climáticos"

En esta jornada dedicada al sector financiero y bancario, la respuesta del ministro de Comercio británico, Liam Fox, no se hizo esperar. Y en este sentido defendió un uso responsable de los recursos naturales.

"Es importante que nos tomemos en serio los problemas climáticos", dijo Fox en el Parlamento y concluyó: "Ya sea que las personas acepten o no el consenso científico actual sobre las causas del cambio climático, es sensato que todos utilicen los recursos finitos de manera responsable".

Más de 1.000 personas han sido arrestadas por la policía desde el inicio de las protestas. Pero esto no frena al movimiento que prometió continuar su campaña si el Gobierno británico no intensifica las acciones contra el cambio climático.

Con Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.