Saltar al contenido principal

Vuelven las tensiones entre Moscú y Kiev por la entrega de pasaportes rusos en Donbás

Vladimir Putin, pronuncia un discurso en San Petersburgo, Rusia, el 24 de abril de 2019.
Vladimir Putin, pronuncia un discurso en San Petersburgo, Rusia, el 24 de abril de 2019. Alexei Druzhinin / Reuters

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó un decreto que simplifica el procedimiento para obtener un pasaporte ruso para los residentes del este de Ucrania, controlado por los separatistas, lo que provocó una reacción enérgica y negativa de Kiev.

ANUNCIOS

Residentes de las autoproclamadas y separatistas repúblicas de Donetsk y Lugansk, en la región ucraniana del Donbás, tienen derecho a obtener la ciudadanía rusa "en un plazo que no superará los tres meses" a partir del día de entrega de la petición.

"No tenemos ningún deseo de crear problemas para el nuevo presidente ucraniano, pero no podemos soportar una situación en la que las personas que viven en los territorios de las repúblicas de Donetsk y Lugansk carecen de todo tipo de derechos civiles", dijo el presidente Vladimir Putin, en referencia a Vladimir Zelensky, quien tres días atrás ganó los comicios presidenciales.

La decisión de Rusia es una prueba temprana para el presidente electo de Ucrania, quien ganó con una amplia mayoría en las elecciones presidenciales del 21 de abril y se ha comprometido a encontrar una solución pacífica al conflicto.

El saliente Gobierno ucraniano respondió de inmediato, dijo que había informado a Naciones Unidas sobre la decisión de Rusia y también pidió a la Unión Europea que tomara medidas "inmediatas y decisivas".

Ucrania rechazó enérgicamente la decisión al considerar que esto puede servir como excusa para una futura intervención militar rusa en esta región. El actual mandatario ucraniano, Petró Poroshenko, acusó a Rusia de cruzar "de nuevo las líneas rojas" y de "torpedear de modo abierto y descarado el proceso de paz en  Donbás".

Con el precedente de la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia en 2014 y el apoyo a las milicias prorrusas en el este ucraniano, Poroshenko dijo que “se trata de preparativos del Kremlin para un siguiente paso de la agresión contra nuestro Estado: la anexión del Donbás o la creación de un enclave ruso en Ucrania".

El actual mandatario ucraniano, de profunda enemistad con Putin, pidió a los socios internacionales que "prevengan el peor escenario, que condenen las acciones criminales y destructivas de las autoridades rusas y recrudezcan el régimen de sanciones".

Estados Unidos tilda de provocadora la decisión rusa

El Gobierno estadounidense manifestó en un comunicado la condena de su país a la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de "proporcionar la ciudadanía rusa acelerada a los ucranianos que viven en el este de Ucrania controlado por Rusia".

La portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, calificó como una "acción provocadora que intensifica el asalto a la soberanía de Ucrania y su integridad territorial" la emisión exprés de pasaportes rusos a los residentes en las autoproclamadas y separatistas repúblicas de Donetsk y Lugansk, en la región ucraniana del Donbás.

Ortagus añadió que "depende ahora de Rusia decidir si quiere continuar con la escalada de tensiones o cumplir sus compromisos con Minsk".

Los acuerdos de Minsk fueron suscritos en 2015 para ayudar a que las hostilidades en el este de Ucrania bajaran de intensidad.

Según Ucrania, los separatistas de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk cuentan con el apoyo físico de unidades regulares del Ejército ruso.

Pero Putin insiste en que no hay soldados rusos en el este ucraniano y que se trata de un "conflicto exclusivamente interno", provocado por Kiev por no respetar las aspiraciones de la población rusohablante.

Residentes de Donbás podrían tener pasaporte ruso y ucraniano

"Estas personas podrán solicitar la ciudadanía rusa sin renunciar a la ucraniana", indicó el Ministerio del Interior ruso en un comunicado y agregó que las solicitudes de los residentes en los territorios de Donetsk y Lugansk serán estudiadas en un plazo máximo de tres meses, frente a la media de un año en casos habituales.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, descartó dos días antes de las elecciones en Ucrania la necesidad de un acuerdo de este tema entre el próximo presidente de Ucrania y Putin.

Defendió que lo necesario era "establecer relaciones normales, buenas, de provecho mutuo en base a la confianza mutua y relaciones de cooperación e interacción que respondan a los intereses tanto de los rusos como de los ucranianos".

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.