Saltar al contenido principal
Arte+France 24

La 'militarización' de la educación en Brasil, un dilema en la era Bolsonaro

Considerado como un nostálgico de la dictadura militar, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es conocido por sus provocaciones racistas, misóginas y homófobas...
Considerado como un nostálgico de la dictadura militar, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es conocido por sus provocaciones racistas, misóginas y homófobas... ARTE

Mientras el fenómeno de los colegios militares se multiplica en el país, algunos piden vigilancia para los profesores y evitar el adoctrinamiento. Pero a Jair Bolsonaro le gusta esto.

ANUNCIOS

Ana Caroline Campagnolo demandó en 2016 a su exmaestra Marlene de Fáveri acusándola de persecución ideológica. De Fáveri era una de las profesoras en la maestría en Historia de la Universidad del Estado de Santa Catarina y una reconocida investigadora en asuntos de género y feminismo. Campagnolo es hoy diputada de su estado, se declara antifeminista, seguidora de Jair Bolsonaro y una de las representantes del movimiento Escola sem Partido (Escuela sin partido).

La diputada ha sido reconocida en los últimos meses por liderar una campaña de vigilancia sobre los profesores de secundaria. Campagnolo ha alentado a los estudiantes para que graben a sus profesores y denuncien cualquier tipo de discursos o expresiones políticas, sobre todo si estos están dirigidos en contra del presidente Bolsonaro.

La diputada usó la misma estrategia en el proceso contra su exprofesora. A los juzgados llegó con fragmentos grabados de las clases con De Fáveri para alegar persecución política y religiosa, la maestra siempre ha dicho que los videos y audios fueron editados para tergiversarla. La preocupación de Campagnolo y de Escola sem Partido se resume así en la página del movimiento: "el grado de contaminación político-ideológica de las escuelas brasileñas, en todos los niveles: de la enseñanza básica a la superior".

El pasado 17 de abril, un profesor de geografía de una escuela privada de Sao José dos Campos fue despedido luego de que se hiciera público un video, grabado por uno de sus estudiantes, en el que criticaba abiertamente a Jair Bolsonaro.

"¿Se han puesto a pensar que ese imbécil ganó fue porque la mayoría lo votó? Entonces fue democrático, ¿cierto? [...] ¿Pero saben qué es peor? Es cuando la mayoría que gana quiere que la otra parte se j**da. Si la mayoría gana y quiere ayudar al resto, es una cosa, pero cuando la mayoría gana y quiere que el negro se joda, el pobre se joda, el gay se joda y la mujer se joda, ahí es peor que una dictadura", dijo el profesor a sus estudiantes.

La escuela afirmó que sus normas contemplan ciertas indicaciones sobre el lenguaje y sobre no llevar posiciones ideológicas personales al salón de clases. Por otro lado, según las directivas de la institución, los estudiantes no tienen permitido grabar a los profesores sin su consentimiento.

La educación según Bolsonaro

El 17 de diciembre de 2018, días antes de su posesión como presidente, Jair Bolsonaro asistió a la inauguración de una institución educativa: el 3er Colegio de la Policía Militar del Estado de Río de Janeiro Percy Geraldo Bolsonaro, nombrado en honor al padre del nuevo presidente. Para Jair Bolsonaro y muchos de sus seguidores, la disciplina, la reivindicación de la familia, el patriotismo y el respeto por los valores tradicionales, como la religión cristiana, hacen de los Colegios Militares instituciones fundamentales para la educación brasileña.

Pero el gesto del presidente y la empatía por este tipo de educación no son un sello exclusivo de su proyecto político. Según un reportaje publicado a finales de 2018 en la revista 'Época', del grupo de medios 'Globo', el número de escuelas militares se ha multiplicado en los últimos años. Dice la revista que, en 14 estados del país, el número de colegios administrados por la Policía Militar pasó de 32 en 2013 a 122 en 2018, es decir, un incremento del 212% en cinco años.

Los uniformes, el respeto por los símbolos patrios y la obediencia sin cuestionamientos son algunas características distintivas de estas instituciones. Para muchos padres, la disciplina se estaba perdiendo como un elemento fundamental de la formación de los jóvenes. Otros piensan que las urgencias educativas están en otras áreas.

"Esa idea de poner militares para hacer la gestión de la escuela pública porque tienen disciplina, porque tienen orden, porque tienen control, porque todos los alumnos se tienen que cortar el cabello, tienen que utilizar la ropa que ellos determinen. Ese no es el tipo de sociedad que nosotros deseamos en Brasil”, afirmó el 11 de febrero Heleno Araújo, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación.

En un pronunciamiento a propósito del crecimiento de las escuelas militares, el líder gremial añadió: "lo que ellos quieren de facto es colocar el partido conservador, el partido de ellos, los ideales de ellos dentro del espacio de la escuela".

En el polarizado ambiente político brasileño, la educación es un importante frente de discusión. En este contexto, muchos depositan sus esperanzas en la justicia. Algunos esperan que se declare inconstitucional la cesión de colegios públicos a la Policía Militar en las condiciones actuales. Por su parte, Marlene de Fáveri recibió una decisión a su favor luego de que un juez decidió que los videos que la diputada Campagnolo hizo públicos no demostraran ningún tipo de persecución política o religiosa por parte de su exprofesora.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.