Saltar al contenido principal

Con las elecciones europeas a la vista, Macron responde a los 'Chalecos amarillos'

En la tarde del jueves 25 de abril de 2019, el presidente Emmanuel Macron expuso las conclusiones del Gran Debate desarrollado para responder a los 'Chalecos amarillos'.
En la tarde del jueves 25 de abril de 2019, el presidente Emmanuel Macron expuso las conclusiones del Gran Debate desarrollado para responder a los 'Chalecos amarillos'. Philippe Wojazer / Reuters

Las respuestas que ofreció el mandatario luego de tres meses del Gran Debate Nacional indicaron su intención de mantener sus políticas y mantener al margen a sus adversarios en las elecciones europeas.

ANUNCIOS

Para muchos analistas, el rumbo trazado por Emmanuel Macron, luego de su llegada al Elíseo hace dos años, seguirá prácticamente inalterado. "Después del Gran Debate, nada será como antes", dijo en su momento Sibeth Ndiaye, portavoz del Gobierno, al periódico 'Le Parisien'. Pero las conclusiones expuestas por el presidente el pasado jueves 25 de abril decepcionaron a muchos.

"Pienso muy profundamente que la orientación que se ha tomado durante estos dos primeros años, en muchos aspectos, fueron correctas", dijo Macron en su discurso y añadió que "las transformaciones en curso y las transformaciones indispensables a hacer en nuestro país no deben ser detenidas".

Ante la crisis, y el sentimiento de injusticia que alberga el movimiento de los Chalecos amarillos, Macron contestó: "debemos ofrecer una respuesta que ponga al hombre en el corazón de nuestro proyecto", afirmó el mandatario y dijo además: "nuestro proyecto nacional debe ser más justo, más humano, para agrupar y reunir".

El presidente había prometido "un nuevo método" y una "nueva manera" de gobernar, pero insistió en que "los primeros resultados ya están ahí" y defendió sus políticas previas frente asuntos como el empleo. Para Macron, la crisis que atraviesa Francia hace parte se una serie de "cuestionamientos profundos" que se están planteando en otros lugares del mundo.

La edad de retiro: la misma edad pero con más trabajo

Macron anunció medidas fuertes para luchar contra la evasión fiscal, dijo que pondrá en marcha el referendo de iniciativa ciudadana, que reconocerá el voto en blanco, que suprimirá el impuesto al valor agregado sobre los productos de necesidad básica y se comprometió con la contratación de personal para los hospitales y escuelas. Según el mandatario, todas estas acciones estarían destinadas a cubrir "ángulos muertos" de su proyecto político.

El presidente anticipó que en mayo presentará una "profunda reforma de la administración". Su promesa: habrá "más funcionarios sobre el terreno" y suprimirá los puestos "en la administración central". Adicionalmente, habrá un "nuevo acto de descentralización" para 2020 y Macron resaltó la importancia de los servidores del Estado elegidos a nivel local.

Sobre las preocupaciones de la clase media, Macron prometió una baja de 5 millones de euros del impuesto sobre el ingreso. La medida sería financiada con la supresión de ciertas excenciones fiscales a las empresas, la disminución del gasto público y por los retardos en el inicio de la jubilación. Sobre este último punto, Macron dijo que guardará su promesa de mantener la edad de retiro en 62 años, pero anticipó que habrá que trabajar más tiempo en el futuro para obtener los beneficios de una jubilación plena.

France 24

Sin nombrarlos, Macron responde a sus opositores

El asunto de los territorios, los impuestos de la clase media y las quejas de los jubilados. Tres temas que apuntan a buena parte de las preocupaciones esbozadas durante los últimos meses por los 'Chalecos amarillos', y por las cuales han recibido el respaldo de distintos sectores de la sociedad francesa, pero que además apuntan a los principales focos de atención de Laurent Wauquiez (Los Republicanos) y Marine Le Pen (Encuentro Nacional), dos de sus principales críticos.

De cara a las elecciones europeas del 26 de mayo, las conclusiones del Debate Nacional tienen una doble lectura. Por un lado, Macron habló sobre los problemas que llevaron a la movilización de los 'Chalecos amarillos', pero además hizo énfasis en otros puntos que tuvieron poco protagonismo durante los tres meses de conversaciones.

Macron propuso que se realice un debate anual en la Asamblea Nacional sobre la política migratoria, habló de una reconstrucción del espacio Schengen y mencionó "un islam político que quiere hacer separarse de nuestra República".

La inmigración, las fronteras y la respuesta al islamismo islámico no fueron asuntos centrales del Debate Nacional, pero Macron los incluyó en la agenda que hace parte del debate europeo.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.