Saltar al contenido principal

Avanzan las investigaciones en Sri Lanka en medio de nuevas amenazas de bombas

Un miembro de las Fuerzas Especiales de Sri Lanka hace guardia frente a una mezquita en Colombo el 26 de abril de 2019.
Un miembro de las Fuerzas Especiales de Sri Lanka hace guardia frente a una mezquita en Colombo el 26 de abril de 2019. Dinuka Liyanawatte / Reuters

Las autoridades afirman que el líder de los ataques murió en una de las explosiones. Los líderes políticos y religiosos recomiendan orar en casa ante nuevas amenazas de autos bomba en el país.

Anuncios

La policía de Sri Lanka está en la búsqueda de 140 personas que consideran están relacionadas con el autodenominado Estado Islámico, según anunció el presidente Maithripala Sirisena. El martes 23 de abril, el grupo se adjudicó la autoría de los ataques del domingo 21 en la isla, en los que murieron 253 personas y cerca de 500 resultaron heridas.

La embajada estadounidense en Sri Lanka pidió a sus ciudadanos en el país que eviten los centros de oración durante el próximo fin de semana, luego de que las autoridades reportaran que podría haber más ataques dirigidos a centros religiosos. A los musulmanes en la isla se les ha pedido que realicen sus oraciones en casa y que no asistan a las mezquitas, según las recomendaciones del All Ceylon Jamiyathul Ullama, la principal agremiación islámica del país. El cardenal Malcolm Ranjith, por su parte, también pidió a los sacerdotes no realizar misas en las iglesias hasta un nuevo aviso. “La seguridad es importante”, afirmó el líder católico.

Los servicios de inteligencia han alertado que podría haber autos bomba en los centros de congregación musulmana en retaliación a las explosiones que se concentraron en iglesias católicas el domingo de resurrección, la fecha más importante del calendario cristiano. Según el ejército, cerca de 10.000 soldados han sido desplegados para buscar a los sospechosos y ofrecer seguridad a los centros religiosos. 76 sospechosos, entre ellos sirios y egipcios, han sido detenidos como parte de las investigaciones.

Según la policía, Mohamed Zahran, quien habría dirigido los ataques del domingo, murió en la explosión del Hotel Shangri-La en Colombo. Según la investigación, Zahran habría sido líder del grupo National Towheed Jamaat, una organización militante en el país. La policía afirmó que el segundo al mando ya fue arrestado.

Algunos musulmanes asisten a la oración del viernes 26 de abril de 2019 en una mezquita en Colombo, cinco días después de los ataques bomba dirigidos a algunas iglesias católicas y hoteles de lujo en Sri Lanka.
Algunos musulmanes asisten a la oración del viernes 26 de abril de 2019 en una mezquita en Colombo, cinco días después de los ataques bomba dirigidos a algunas iglesias católicas y hoteles de lujo en Sri Lanka. Dinuka Liyanawatte / Reuters

La caída del turismo empieza a generar pérdidas millonarias para la isla

De los 253 muertos luego de las explosiones, 38 eran extranjeros. Muchos de ellos eran turistas que estaban desayunando en hoteles de lujo cuando estallaron las bombas estallaron. Entre ellos había ciudadanos turcos, indios, chinos, holandeses, portugueses, australianos, daneses, estadounidenses y británicos.

El jueves, el gobierno del Reino Unido aconsejó a sus ciudadanos no visitar Sri Lanka a menos que sea estrictamente necesario. El ministerio de Relaciones Exteriores alemán se sumó a estas recomendaciones este viernes. Estados Unidos emitió una alerta similar. El ministerio de Asuntos Exteriores de Australia, por su parte, advirtió hoy en un comunicado de la probabilidad de que se produzcan nuevos atentados en Sri Lanka.

"Es probable que los terroristas lleven a cabo más ataques en Sri Lanka. Los ataques pueden ser indiscriminados, incluso en lugares visitados por extranjeros", apuntan las autoridades australianas en una actualización sobre las recomendaciones a viajeros, a quienes aconsejan que "reconsideren la necesidad de viajar" al país.

De ahí que el gobierno de Sri Lanka estime que las pérdidas del sector turístico pordían superar los 1.500 millones de dólares.

Este viernes, a pesar de las advertencias, muchos musulmanes siguen asistiendo a las mezquitas para hacer oraciones especiales en favor de la paz. El cardenal Ranjth, por su parte, pidió apoyo económico para reconstruir las iglesias destruidas y reparar a las víctimas de los atentados.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.