Saltar al contenido principal

Miles de evacuados por las inundaciones en el este de Canadá

Un hombre es asistido durante las evacuaciones por las inundaciones en Sainte-Marthe-sur-le-Lac, Quebec, el 28 de abril de 2019.
Un hombre es asistido durante las evacuaciones por las inundaciones en Sainte-Marthe-sur-le-Lac, Quebec, el 28 de abril de 2019. Christinne Muschi, Reuters

La ruptura de un dique complicó más la situación en la provincia de Quebec, donde unas 8.000 personas debieron ser evacuadas. Regiones de Ontario y Nuevo Brunswick también están afectadas por los anegamientos.

Anuncios

Más de 5.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares cerca de Montreal luego de la ruptura de un dique entre la noche del sábado 27 de abril y la madrugada del domingo 28 a raíz de las fuertes inundaciones que afectan al este del país.

La barrera que protegía a Sainte-Marthe-sur-le-Lac, al oeste de Montreal –ciudad más poblada de la provincia de Quebec-, cedió en la noche del sábado y provocó una oleada de agua de hasta 1,5 metros, que agravó la situación de anegamientos en la zona.

La ruptura del dique en Sainte-Marthe-sur-le-Lac llevó a que cientos de policías, bomberos y soldados asistieran a la zona para ayudar a evacuar cerca de 2.600 hogares en la zona. El operativo fue exitoso y no hubo heridos ni desaparecidos.

“No tuvimos tiempo de hacer nada, el agua subió mientras conversábamos, solo tuve tiempo de tomar mi medicamento”, dijo un residente a la emisora pública Radio-Canadá.

Asimismo, según informó la ministra de Seguridad Pública canadiense, Geneviève Guilbault, otras 1.500 personas tuvieron que ser desplazadas en la mañana del domingo 28 de abril de forma preventiva.

Según los últimos datos del gobierno, alrededor de 8.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus viviendas en Quebec y cerca de 6.000 casas se inundaron, superando así el número de víctimas de 2017 durante la que había sido la peor inundación de la zona en medio siglo.

Las fuertes lluvias han provocado inundaciones en el este del país norteamericano desde Ontario hasta Nuevo Brunswick, pasando por Ottawa, y obligaron a que, días atrás, la capital federal Ottawa (en la provincia de Ontario) y Montreal declararan el estado de emergencia.

En Ontario, la situación parece algo más calma, dado que las lluvias han cesado y el agua comenzaría lentamente a bajar. Aun así, varias comunidades al norte de Toronto –la capital provincial y la ciudad más grande de Canadá- como Bracebridge, Huntsville y Minden Hills continúan afectadas por las crecidas.

Por su parte, en la costa este de New Brunswick, las cuadrillas han comenzado la limpieza de la zona a medida que las aguas comienzan a retroceder.

En total, unos 1.700 soldados fueron desplegados para ayudar con las evacuaciones y llevar bolsas de arena en las regiones más afectadas de Ontario, Quebec y Nuevo Brunswick.

Con AFP y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.