Saltar al contenido principal

Semenya pierde su batalla contra la regulación de la testosterona en el atletismo femenino

La atleta sudafricana Caster Semenya compite en el Mundial de atletismo celebrado en Londres en agosto de 2017.
La atleta sudafricana Caster Semenya compite en el Mundial de atletismo celebrado en Londres en agosto de 2017. Toby Melville / Reuters

El Tribunal de Arbitraje Deportivo respalda la "discriminación necesaria"” que obligará a las atletas a rebajar sus niveles de testosterona con medicamentos, si quieren seguir compitiendo.

ANUNCIOS

Termina una batalla, pero se abre la puerta para una guerra. El Tribunal de Arbitraje Deportivo desestimó el recurso presentado por la atleta sudafricana Caster Semenya contra una normativa de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF en inglés).

Se trata de una regla que la IAAF aprobó en abril del año pasado y que veta de la competición a aquellas mujeres que cuenten con niveles de testosterona superiores a los 5 nanomoles por litro de sangre (más del doble de la tasa considerada normal). Esta directiva debía entrar en vigor en noviembre, pero se suspendió mientras se decidía este recurso y es válida para eventos entre los 400 metros y una milla (1.690 metros).

Laurent Gillieron / EFE

Por una decisión de 2-1, el TAS rechazó la apelación de Semenya y da luz verde a que aquellas afectadas tengan que medicarse con productos tales como los anticonceptivos, para reducir sus niveles de testosterona, tal y como propone la IAAF. El tribunal asegura que "son métodos justificados y proporcionados para asegurar un tratamiento consistente, y preservar una competición justa y con sentido". El propio TAS reconoce que el reglamento es "discriminatorio" pero esa discriminación es "necesaria".

Semenya y la defensa del hiperandrogenismo

Precisamente es Semenya la que se ha convertido en la líder de la lucha contra la norma de la IAAF. La sudafricana es doble campeona olímpica en los 800 metros y desde muy joven ha tenido que hacer frente a su hiperandrogenismo, algo que hace que se cuerpo genere altos niveles de testosterona de manera natural. Esta hormona incrementa la masa muscular, entre otros efectos, y su ingesta se considera dopaje.

Su aspecto físico ha generado dudas sobre su sexo, tanto así que en 2009 la IAAF le pidió una prueba de verificación de género.

"Durante una década la IAAF ha intentado frenarme, pero en realidad esto me ha hecho más fuerte", expresó la deportista a través un comunicado. "La decisión del TAS no me va a frenar", insistió. Con anterioridad había dicho sobre la directriz que "no tiene sentido, yo nací así, ¿qué soy? A mí me creó Dios".

Semenya y su abogado adelantaron que están considerando apelar ante la justicia ordinaria de Lausana, Suiza, sede del TAS. Pero en tal instancia, solo se entra a revisar defectos de forma más no de fondo.

Por su parte la IAAF se mostró "satisfecha" con el fallo y anunció que la regla entrará en vigor el 8 de mayo. Así las cosas, quienes deseen participar en el Mundial de Atletismo que empieza el 27 de septiembre en Doha, Catar, deben iniciar dentro de una semana con su tratamiento para reducir sus hormonas, dijo la IAAF en su comunicado.

Las recomendaciones que hace el TAS sobre la norma

El respaldo del TAS no supone que el tribunal dé su visto bueno ante esta directiva, sino que en este caso en particular le decidió dar la razón.

Sobre el reglamento en sí, el TAS hace tres recomendaciones de cara a su implementación: la primera es la dificultad que tiene una atleta de voluntariamente cumplir con los niveles exigidos de testosterona, aun usando los protocolos de tratamiento. Otra es la falta de evidencia sobre el efecto que tiene el hiperandrogenismo en las carreras entre 1.500 metros y una milla (1.609 metros).

Por último, el TAS quiere que se tengan en cuenta los efectos secundarios del tratamiento hormonal, que "con más evidencia" demostrarían la imposibilidad de su cumplimiento.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.