Saltar al contenido principal

Elecciones locales en Inglaterra e Irlanda del Norte, ¿posible castigo para May?

La primera ministra británica, Theresa May, espera a la primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottir, en Downing Street en Londres, Gran Bretaña, el 2 de mayo de 2019.
La primera ministra británica, Theresa May, espera a la primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottir, en Downing Street en Londres, Gran Bretaña, el 2 de mayo de 2019. Toby Melville

Las elecciones locales en Inglaterra e Irlanda del Norte, en las que se elegirán más de 8.000 representantes, se convierten en un 'referendo' para la gestión de May, pero todo por su fracaso con el Brexit.

Anuncios

No se realizan en todo el país, solo en Inglaterra y en Irlanda del Norte. Pero ante la incertidumbre que genera el Brexit, estas elecciones del 2 de mayo se convierten en unas de las más importantes de los últimos tiempos. Se traducen en el primer termómetro de opinión de la población frente al fracaso de la primera ministra para aprobar su plan del Brexit en el Parlamento, además de retrasar la fecha del divorcio en dos oportunidades.

Estos son, además, los primeros comicios en Inglaterra después de las elecciones generales de 2017 en las que May perdió las mayorías en Westminster y tuvo que hacer una alianza con el partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP) para formar gobierno.

Se disputan 270 localidades y áreas urbanas y rurales, tanto en Inglaterra como en Irlanda del Norte. Se elegirán 8.425 representantes entre más de 25.000 candidatos.

Aunque los líderes locales que se elegirán no tendrán el perfil ni el poder de los diputados del Parlamento Británico, muchos electores votaráan pensando en asuntos nacionales como el Brexit. Sin duda, la incertidumbre en Westminster jugará un papel fundamental en los resultados, los cuales pueden traducirse en un castigo para Theresa May.

Estas elecciones serán, además, un indicador del panorama político de cara a las elecciones del Parlamento Europeo en las que el Reino Unido tendría que participar si, para el 23 de mayo el acuerdo Brexit de May no ha sido aprobado... y todo indica que no lo será.

"Las elecciones locales son una prueba del estado de ánimo de la nación"

En entrevista con France 24, el profesor de política del King’s College of London, Alan Wager resumió el ambiente que se vive previo a las elecciones: "Cualquier elección que no es elección general en Reino Unido se convierte en un referendo sobre el gobierno en el poder. Este no será diferente. El manejo del Brexit de Theresa May será el factor clave que afecte los resultados a lo largo del Reino Unido".

Por su parte, el profesor de política británica del London School of Economics, Tony Travers explicó que estas elecciones se proyectan como una derrota para el Partido Conservador, del que Theresa May es la jefa: "Las consecuencias del Brexit parece que probablemente va dañar los conservadores y posiblemente al laborismo".

Y en eso coincide el profesor Wager, quien resalta la importancia de estas elecciones locales que sin elemento Brexit en disputa no se tornarían tan decisivas.

"Las elecciones locales son importantes porque son una prueba del estado de ánimo de la nación a través de las urnas, en lugar de a través de encuestas de opinión. También tendrán un impacto en la dinámica de las elecciones electorales europeas que se realizarán en mayo", opina.

Agrega que "la presión sobre Theresa May proviene principalmente de miembros descontentos y parlamentarios dentro de su propio partido. Un resultado desastroso aumentará esta presión. Igualmente, un fuerte resultado para los demócratas liberales pro-Unión Europea en Inglaterra será difícil de manejar para Jeremy Corbyn, ya que la presión sobre él para que gire hacia un "voto popular" aumenta".

Prueba para los partidos tradicionales

El caos que sigue generando el Brexit en la política británica no solo pasaría una factura de cobro al Partido Conservador, el de gobierno en la actualidad, sino al Laborismo, la segunda fuerza del país. De hecho, las proyecciones de los expertos prevén que todos los partidos tradicionales podrían perder electores.

En estas elecciones locales no habrá candidatos del recién creado partido Brexit, fundado y liderado por Nigel Farage, reconocido como el gran euroescéptico del país, pero sí se presentarán para las elecciones del Parlamento Europeo.

Explica Wager que "la última vez que se disputaron estas elecciones fue el mismo día de las elecciones generales en 2015 que ganaron los conservadores,esta vez, la fiesta parece estar dividida en dos. Es probable que muchos votantes conservadores anteriores que son pro-Brexit se queden en casa. Los ganadores más probables serán los demócratas liberales, dado que están bien organizados y tienen un mensaje coherente contra el Brexit", vaticina.

Los resultados en Irlanda del Norte serán particularmente importantes porque aquí se ha dado toda la polémica con las negociaciones del Brexit. Esta parte del país se convertirá en frontera física del Reino Unido con Europa y se pondría en riesgo el acuerdo de paz del Viernes Santo, firmado hace 21 años, y en el que se van haciendo evidentes algunas grietas.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.