Saltar al contenido principal

Assange deniega la petición de EE. UU. tras el inicio del proceso de su posible extradición

El editor de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, junto a la abogada Jennifer Robinson durante la declaración que realizaron tras el anuncio de la sentencia contra Julian Assange a 50 semanas de prisión por un tribunal londinense el primero de mayo de 2019.
El editor de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, junto a la abogada Jennifer Robinson durante la declaración que realizaron tras el anuncio de la sentencia contra Julian Assange a 50 semanas de prisión por un tribunal londinense el primero de mayo de 2019. Henry Nicholls / Reuters

En su primera comparecencia durante el inicio del proceso sobre su posible extradición, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, denegó la petición de Estados Unidos que demanda su entrega por la filtración de documentos secretos.

Anuncios

Julian Assange fue claro. Durante el desarrollo de su primera comparecencia ante la Corte de Magistrados de Westminster, la cual hizo a través de una videoconferencia desde la prisión de Belmarsh, el fundador de WikiLeaks declaró que no consiente la petición de extradición a Estados Unidos por haber divulgado material que considera de utilidad pública.

El pedido de extradición por parte de las autoridades estadounidenses contra el periodista y programador australiano de 47 años se sustenta en la presunta ilegalidad de las filtraciones de miles de documentos de seguridad estatal a través de su portal.

"No deseo entregarme para ser extraditado a Estados Unidos por haber hecho un periodismo que ha ganado muchos reconocimientos y que ha protegido a muchas personas", afirmó Assange en la sesión judicial.

La corresponsal France 24 en la capital británica, Luisa Pulido, reportó lo que seguirá en este proceso que continuará con una nueva sesión el 30 de mayo y una "gran audiencia" el 12 de junio.

Al término de la diligencia, en la que el juez Michael Snow decidió que Assange deberá comparecer de nuevo en dos semanas, la abogada Jennifer Robinson aseguró que la extradición de su defendido representaría un gran golpe para la libertad de prensa a nivel mundial.

Hace poco menos de 24 horas, Assange fue condenado por un tribunal londinense a pagar 50 semanas de prisión por incumplir las condiciones de libertad condicional que le había impuesto la Justicia británica en 2012.

En junio de 2012, Assange se refugió en la Embajada de Ecuador en Londres, donde permaneció escondido hasta el 11 de abril de este año, cuando fue arrestado por las autoridades.

Además de los señalamientos por las filtraciones, pesa contra Assange una petición de judicialización sueca por haber cometido presuntos delitos sexuales.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.