Saltar al contenido principal

Víctimas argentinas de abusos en la Iglesia piden tolerancia cero e intervención del papa Francisco

El Papa Francisco se reúne con los Obispos de la Conferencia Episcopal de Argentina en el Vaticano, el 2 de mayo de 2019.
El Papa Francisco se reúne con los Obispos de la Conferencia Episcopal de Argentina en el Vaticano, el 2 de mayo de 2019. Vaticano Media / Reuters

Organizaciones de sobrevivientes argentinos de abusos sexuales en el clero se manifestaron en la ciudad de Buenos Aires para pedir tolerancia cero y exigir al Papa que visite su país para llevarla a la práctica.

Anuncios

Frente a la entrada del Hogar Sacerdotal Monseñor Mariano A. Espinosa de la ciudad de Buenos Aires se reunieron una decena de víctimas y miembros de organizaciones de sobrevivientes de abusos en la Iglesia para reclamar una más firme intervención de la cúpula de esa institución en esos casos.

El lugar de la protesta no fue elegido al azar. Allí fue que la Iglesia envió al sacerdote Rubén Pardo, luego de que fuera denunciado por Gabriel Ferrini y su madre. Gabriel tenía 14 años cuando Pardo, que era vecino de su hogar familiar, intentó abusar de él.

"Fue donde lo escondieron, aparentemente –lo trasladaron, mejor dicho– cuando surgió mi denuncia, para no tenerlo al lado de mi casa, a una vicaría, que estaba confesando menores en una escuela primaria", dijo a France 24 en Español Ferrini, quien dice que para él es importante prevenir que ocurran nuevos casos de abuso, que haya más víctimas.

Pardo murió, pero el caso de Ferrini avanzó en la Justicia y consiguió un fallo favorable y una indemnización por encubrimiento.

Reclamos

Además de tolerancia cero con los abusadores y que el Papa visite Argentina para llevarla a la práctica, los manifestantes que se reunieron frente al Hogar Sacerdotal pidieron que la Iglesia libere sus archivos secretos de abusos y solicitaron el cambio del Concordato de 1966 entre Argentina y la Santa Sede para que se faciliten los procesos contra los abusadores y llamaron a las víctimas argentinas a que denuncien.

También señalaron a cinco obispos que, dicen, deben ser investigados por ocultar activamente o no haber actuado ante casos de abusos.

Entre las organizaciones que participaron del acto del jueves estaban las argentinas Iglesia Sin Abuso y Adultxs por los Derechos de la Infancia y las estadounidenses Ending Clergy Abuse y Bishopaccountability.com. Esta última hace un seguimiento pormenorizado de los casos de abuso en la Iglesia a nivel global.

Cifras poco realistas

Su codirectora, Anne Barrett Doyle, le dijo a France 24 que las cifras de Argentina no dan cuenta del real alcance del problema en el país sudamericano: "Sabemos que en un país tan grande como Argentina debería haber muchos cientos de curas acusados, si hubiera total apertura, pero solo sabemos de 100 curas acusados de abuso sexual identificados públicamente".

Por eso es que los sobrevivientes insisten en mayor acción por parte de la Iglesia, para que sea la propia institución la que tome la iniciativa y que se llegue a juzgar a los responsables no dependa de las denuncias de las víctimas.

Un pedido que, Julieta Añazco, de Iglesia sin Abuso le hace directamente al papa Francisco: "Que entregue a la Justicia a los sacerdotes y obispos que encubrieron a los sacerdotes y monjas que nosotros estamos denunciando".

Las víctimas han tenido dificultad en ser escuchadas y que sus palabras tengan respuesta desde el Vaticano. Habrá que ver si esta vez logran convencer al Papa de volver a su país, adonde no ha regresado desde que se convirtió en la cabeza de la Iglesia Católica en 2013.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.