Saltar al contenido principal
Ciencia y tecnología

Jóvenes buscan minimizar el impacto de los huracanes a través de la tecnología

El proyecto OWL (Organización, Paradero y Logística) surge tras los destrozos que dejó el huracán María en la isla de Puerto Rico y que dejó, además de tres mil muertos, a miles de personas incomunicadas por varios días. La iniciativa ya ha ganado reconocimientos y mantiene pruebas de cara a la temporada de huracanes prevista a iniciarse el 1 de junio.

Anuncios

Bryan Knouse es un joven emprendedor que en compañía de un grupo de amigos logró crear el proyecto OWL. El mismo surge luego de los problemas de comunicación que se presentaron en la isla de Puerto Rico durante el año 2017 tras la catástrofe por el paso del huracán María.

El objetivo principal de la iniciativa es poder generar una respuesta de las autoridades a las personas afectadas durante los desatres naturales mediante el uso de la tecnología.

"Siempre he tenido intención de ayudar a las personas. Este proyecto está diseñado para ofrecer una respuesta no solo a situaciones de catástrofes por desastres naturales sino también ante ataques terroristas", dijo Knouse sobre su proyecto.

La iniciativa consiste en la instalación de una serie de transmisores en los árboles que emiten una conexión WiFi de baja frecuencia. Al conectarse a esta red, las personas pueden dejar datos como nombres, acompañantes, lugar donde se encuentran, mascotas y peligros existentes como inundaciones, árboles caídos o incendios.

Los datos son enviados a las autoridades, quienes cuentan con receptores específicos. En la actualidad, las pruebas son más frecuentes y esperan contar con gran parte del sistema para el 1 de junio, fecha en la que se inicia la temporada de huracanes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.