Saltar al contenido principal
Protestas - Argelia

Cientos de miles de personas protestan contra la élite gobernante en Argelia

Los manifestantes argelinos participan en la undécima manifestación en contra del gobierno en la capital, Argel, el 3 de mayo de 2019.
Los manifestantes argelinos participan en la undécima manifestación en contra del gobierno en la capital, Argel, el 3 de mayo de 2019. AFP
Texto por: Leonardo Niño
5 min

Por undécimo viernes consecutivo, los argelinos volvieron a manifestarse en el centro de la capital Argel para exigir la caída de todo el régimen que durante 20 años lideró el expresidente Abdelaziz Bouteflika.

Anuncios

El día que se cumplió un mes de la renuncia del presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, cientos de miles de argelinos salieron a las calles de Argel, la capital del país, como cada viernes desde el 22 de febrero de 2019.

Semanas de manifestaciones obligaron a Bouteflika a abandonar el cargo el 2 de abril, luego de 20 años en el poder. Pese a esto, los manifestantes han continuado las manifestaciones masivas todos los viernes y exigen que otros miembros de la élite también cedan.

"Los argelinos no cejarán en su combate. Están más determinados aún que al inicio de las protestas", declaró a la agencia de noticias EFE Mohcin Belabbas, el líder del partido opositor Reagrupación por la Cultura y la Democracia.

"Creo que la movilización va a continuar hasta que haya un cambio del sistema, porque se ha formado una conciencia colectiva a través de las diferentes marchas organizadas desde el 22 de febrero", agregó Belabbas.

Los manifestantes exigen la renuncia de Gaïd Salah, general del Ejército argelino

Belabbas se sumó, además, a la nueva demanda de los congregados, la renuncia de Gaïd Salah, que desde la caída de Bouteflika se ha erigido en uno de los hombres más poderosos e influyentes de Argelia.

A su alrededor, consignas y gritos de la multitud "Gaïd vete, no al poder militar", "El Ejército es nuestro y Gaïd es traidor", "Gaïd, no traiciones los argelinos", "General mayor, su discurso del martes lo replica el pueblo cada viernes", iban en la misma dirección.

Para Belabbas, el general se está extralimitando en sus funciones militares y utilizando la actual crisis para crecer como figura política. "Es una persona que ha usurpado ilegalmente la función de jefe de Estado. Hace uso de un discurso político que no debería utilizar porque existe un jefe de Estado interino. Solo intentan ganar tiempo, dado que él también es una persona controvertida para el pueblo argelino", explicó.

Gaïd Salah, nombrado jefe del Ejército por el propio Bouteflika en 2004, insistió días antes en la celebración de las elecciones presidenciales previstas para el 4 de julio de 2019 pese a las protestas en las calles.

Los comicios fueron convocados tras la renuncia del mandatario, por el presidente del Senado y jefe de Estado Interino, Abdelkader Bensalah, en aplicación de la Carta Magna, y deben ser organizados por el extitular de Interior y actual primer ministro, Nouredin Bedaui.

Los manifestantes volvieron este viernes 3 de mayo a exigir la renuncia de ambos y la creación de un comité provisional que gestione la transición y enmiende la ley electoral para garantizar una consulta libre.

"Los argelinos insisten cada vez más en que el Ejército retorne a sus cuarteles, se ocupe de cumplir su misión constitucional y dejen la gestión de los asuntos políticos a los responsables políticos", agregó Belabbas.

Los manifestantes exigen la aplicación de los artículos 7 y 8 de la Carta Magna

El Ejército sigue siendo la institución más poderosa de Argelia después de haber alejado a la política de las sombras durante décadas. Hasta ahora ha monitoreado pacientemente las protestas mayormente pacíficas.

Los congregados insistieron en la aplicación de los artículos 7 y 8 de la Carta Magna que estipulan que el pueblo es la fuente de todo poder y que la soberanía nacional y el poder constituyente pertenecen exclusivamente al pueblo.

Además, reclamaron encarcelar a Said Bouteflika, hermano del expresidente, el instaron a todos los argelinos a seguir con las protestas cada viernes, "incluso en el mes de Ramadán" -que arranca el lunes-, hasta que haya un cambio "radical y real" del sistema "corrupto".

"Contamos salir en Ramadán. No sé si será durante el día o la noche, pero lo cierto es que marcharemos hasta que el fondo del sistema caiga", dijo a EFE Murad Bakli, un joven manifestante.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.