Saltar al contenido principal

Sudán tras el derrocamiento de Omar al-Bashir: un panorama de incertidumbre

Un manifestante sudanés sostiene una bandera nacional durante una protesta frente al Ministerio de Defensa en Jartum, Sudán, el 3 de mayo de 2019.
Un manifestante sudanés sostiene una bandera nacional durante una protesta frente al Ministerio de Defensa en Jartum, Sudán, el 3 de mayo de 2019. Umit Bektas/ Reuters

Continúan las tímidas negociaciones entre la oposición y la junta militar que lidera Sudán desde el derrocamiento de Al-Bashir. A falta de avances consistentes, miles de manifestantes continúan plantados ante la sede del Ejército.

Anuncios

Este 2 de mayo la oposición presentó a la junta militar que lidera el país tras el derrocamiento de Omar Al-Bashir el pasado 11 de abril su propuesta para sacar al país del dilema en el que se encuentra sumido tras el fin de un Gobierno que lideró la nación africana por casi tres décadas: ¿Quién y cómo gobernará Sudán?

Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, principal plataforma opositora, plantearon que se haga mediante la formación de tres instituciones transitorias: un Ejecutivo, un Legislativo y un Consejo de Soberanía, que contaría con labores análogas a las de la Presidencia. Los tres órganos tendrían una operatividad de cuatro años.

El Consejo de Soberanía sería el encargado de dirigir las Fuerzas Armadas. También sería el responsable de sancionar las leyes y designar a los gobernadores regionales. En cuanto a su liderazgo, el pasado 30 de abril, los militares anunciaron que el Consejo de Soberanía sería presidido por el jefe de la junta castrense, Abdelfatah al Burhan, quien dirige Sudán desde el 11 de abril.

Manifestantes sudaneses se reúnen durante las oraciones del viernes a mediodía frente al cuartel general del Ejército mientras continúan protestando para exigir que el consejo militar entregue el poder a una administración civil. Jartum, el 3 de mayo de 2019.
Manifestantes sudaneses se reúnen durante las oraciones del viernes a mediodía frente al cuartel general del Ejército mientras continúan protestando para exigir que el consejo militar entregue el poder a una administración civil. Jartum, el 3 de mayo de 2019. Ashraf Shazly / AFP

Por el momento, ni los militares ni los opositores han concretado cómo será el reparto de asientos en ese organismo, hecho que se ha convertido en el principal punto de discordia, pues los militares piden que este esté formado por diez miembros, de los cuales siete sean soldados y los opositores que lo conformen 15 integrantes, de los cuales ocho sean civiles.

Tras presentar su propuesta, uno de los líderes de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, Satea al Hach, dijo que negociarán con los militares la composición del Consejo de Soberanía. Por su parte, la junta militar informó en un comunicado  que ha recibido el documento, lo "estudiará" y después responderá a las propuestas, a la vez que reiteró su compromiso de mantener "negociaciones y diálogo" con los opositores.

Soldados sudaneses transitan en un vehículo del Ejército mientras se dirigen a hacia el Ministerio de Defensa. Jartum, Sudán, 2 de mayo de 2019.
Soldados sudaneses transitan en un vehículo del Ejército mientras se dirigen a hacia el Ministerio de Defensa. Jartum, Sudán, 2 de mayo de 2019. Umit Bektas / Reuters

La oposición presiona a la junta militar con manifestaciones

En un alzamiento popular sin precedentes el pasado diciembre, el Ejército se inclinó por proteger a los manifestantes de los servicios de seguridad leales al ahora destituido Al-Bashir. Pero su derrocamiento no ha sido suficiente, miles de manifestantes volvieron concentrarse el 2 de mayo para pedir al Ejército por enésima vez que entregue el poder a una autoridad civil.

Vienen de distintas partes del país y se han organizado para mantener la presión ante la sede del Ejército. Piden una transición democrática inmediata y rechazan el plazo de cuatro años en el que los militares prometen llamar a elecciones por considerarlo excesivo.

Desde que a inicios de abril los militares tomaran el control, el principal elemento de presión de los opositores han sido las incesantes manifestaciones, y en concreto, una acampada que se ha mantenido frente al cuartel general del Ejército.

Manifestantes sudaneses durante una protesta en Jartum, Sudán, 2 de mayo de 2019.
Manifestantes sudaneses durante una protesta en Jartum, Sudán, 2 de mayo de 2019. Mohamed Nureldin Abdallah / Reuters

La Fiscalía de Sudán interrogará a Al-Bashir por blanqueo de dinero

Este 2 de mayo, la Fiscalía de Sudán interrogará al expresidente por sospechas de violar la ley de tráfico de divisas y la ley de blanqueo de dinero y financiación del terrorismo, según informó la agencia oficial SUNA, que no precisó los cargos contra el exmandatario.

Después del arresto de Al-Bashir, las autoridades encontraron en su domicilio 7 millones de euros y cerca de 351.000 dólares en efectivo repartidos en bolsas de plástico.

Sobre Al-Bashir también pesan acusaciones de la Corte Penal Internacional de crímenes de lesa humanidad, concretamente de la muerte de cerca de 300.000 personas durante unas serie de protestas que se produjeron en la región de Darfur en 2009. Sin embargo, desde su derrocamiento, la CPI no se ha pronunciado al respecto.

Por el momento, el exmandatario permanece encarcelado desde el pasado 17 de abril en una celda en Jartum, la capital del país. Tan incierto es el futuro que depara al exmandatario como el rumbo que seguirá la nación africana, así como en manos de quién se consolidará el poder en Sudán.

Con EFE y France 24

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.