Saltar al contenido principal

Arqueólogos descubren tumbas en Egipto que datan de hace más de 4.400 años

Una arqueóloga limpia uno de los sarcófagos descubiertos en Guiza. 4 de mayo de 2019.
Una arqueóloga limpia uno de los sarcófagos descubiertos en Guiza. 4 de mayo de 2019. Khaled Elfiqi

El descubrimiento se hizo en el desierto de Giza, a pocos kilómetros al sur de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos. Tres tumbas fueron encontradas y una de ellas tiene sarcófagos de madera pertenecientes a los dos sacerdotes de la V dinastía.

Anuncios

Desde agosto de 2018, una misión arqueológica egipcia, encabezada por el Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades, Mostafa Waziri, venía trabajando en el terreno y, luego de remover más de 450 metros cúbicos de escombros, descubrieron las tres tumbas.

El Ministerio de Antigüedades de Egipto fuer el encargado de presentar las tumbas de Behen Wi Ka y Nuwi, dos sacerdotes de la V dinastía (2500-2350 a.C).

Behen Wi Ka ostentaba siete títulos y era el sacerdote de la purificación del faraón Kefrén. Por su parte, Nuwi tenía cinco títulos, entre ellos el de sacerdote de Maat, la diosa de la justicia y la verdad, según la mitología egipcia. Ambos fueron enterrados en la misma tumba.

"Al principio pensábamos que íbamos a encontrar tumbas del periodo tardío (s.VII a.C.), pero encontramos una tumba del Imperio Antiguo de Egipto, de la V dinastía. Estamos hablando de una tumba de 4.400 años", aseguró Mostafa Waziri a la agencia EFE.

Imagen de dos de los sarcófagos encontrados en Guiza.
Imagen de dos de los sarcófagos encontrados en Guiza. Khaled Elfiqi / EFE

Las dunas del desierto de Guiza escondían este gran tesoro arqueológico, protegido con puertas de piedra caliza, un indicador del poder de los sacerdotes, ya que en aquella época era necesario tener el permiso del rey para obtener dicho material.

Dichas puertas poseen decorados con grabados jeroglíficos y sarcófagos de madera que conservan los colores originales.

"Los sarcófagos están en perfectas condiciones porque estaban bien pintados, bien coloreados y bien decorados. Los vamos a exhibir en nuestros museos egipcios, como los de Sharm el Sheij o Hurgada", aseguró Waziri.

Por su parte, el egiptólogo Zahi Hawas dijo estar "muy contento" porque las escenas de los grabados y las estatuas "también pueden fechar esta tumba a la dinastía XXVI" (664-525 a.C), última antes de la conquista persa.

Los arqueólogos, así como los representantes del gobierno egipcio son conscientes de la importancia del nuevo descubrimiento y aseguran que ayudará a promover más el turismo.

El grupo de arqueólogos sigue limpiando las piezas del gran descubrimiento.
El grupo de arqueólogos sigue limpiando las piezas del gran descubrimiento. Khaled Elfiqi / EFE

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.