Saltar al contenido principal
Los Observadores

En China, la demolición de una mezquita generó conmoción entre los musulmanes

En esta edición de Los Observadores veremos las reacciones de la comunidad musulmana en China tras la demolición de una mezquita por parte de las autoridades de ese país. Por otro lado, en República Democrática del Congo, los habitantes de las cercanías del lago Kivu piden mayores controles tras el hundimiento de una piragua. En Mali, un grupo de personas llevan adelante campañas de concienciación para disminuir la quema de matorrales.

Anuncios

En China, la comunidad musulmana suele ser reprimida por las autoridades. En el avance del plan para controlar a los seguidores de dicha religión, el Gobierno demolió parcialmente una mezquita ubicada en una pequeña localidad de la provincia de Gansu. La acción generó el rechazo de algunos países que siguen cuestionando los métodos utilizados para controlar a la población musulmana.

"No le avisaron a nadie, solamente llegaron con sus máquinas y demolieron la mezquita. Muchas personas se desmayaron al ver eso (…) Las autoridades han dejado claro que solo dejarán una mezquita por condado o ciudad", dijo nuestro observador Erkin Azat, un musulmán chino que se encuentra exiliado en Kazajistán.

Este es el más reciente caso de la represión hacia los musulmanes en China. El hecho se suma a la acción llevada a cabo en la provincia de Xinjiang, donde más de un millón de personas, pertenecientes a la etnia uigure, fueron llevadas a campos de reeducación.

Piden más controles en embarcaciones del lago Kivu

El 15 de abril de 2019 el hundimiento de una embarcación en las aguas del lago Kivu, en República Democrática del Congo, dejó 13 personas muertas. La piragua es el medio de transporte más usado por las personas que habitan las comunidades cercanas al lago.

"En las piraguas no puedes aferrarte a algo sólido, también preocupa que hay una persona que saca el agua, siempre nos preguntamos que si esa persona se cansa la piragua se llenará de agua", dijo nuestro observador en la zona, Charly Kasereka.

Nuestro observador agrega que quienes conducen las embarcaciones no cuentan con la preparación necesaria. En este sentido instan a las autoridades a mejorar la inspección técnica y proponen que estas piraguas partan y atraquen en puertos monitoreados por el Gobierno para controlar de mejor manera la situación.

Quema de matorrales amenaza la seguridad alimentaria en Mali

En Mali agricultores y cazadores suelen quemar terrenos con la finalidad de eliminar las malas hierbas y provocar la salida de las presas. No obstante, esta situación arrasa miles de hectáreas cada año y es una de las causas que la asociación Acción Contra el Hambre define como una amenaza para la seguridad alimentaria.

Para evitar esta situación, nuestro observador Djibone Sissoko ha establecido un programa de concienciación en las comunidades que busca disminuir esta práctica y así evitar que los recursos naturales disminuyan.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.