Saltar al contenido principal
Reporteros

Reporteros: líder social en Colombia, una profesión de alto riesgo

Un equipo de periodistas de FRANCE 24 viajo a la región más peligrosa para ejercer los liderazgos sociales en Colombia, al suroccidente del país. Más de 200 líderes, según la ONU, han sido asesinados en los últimos dos años.

ANUNCIOS

Isabel Zuleta, ambientalista y defensora de DD. HH., fue una de las ganadoras del último Premio Nacional de Derechos Humanos en Colombia, pero la ceremonia tenía un tono más bien sombrío, además de los asesinatos de sus compañeros, varios fueron amenazados o desplazados de la región.

Ese día, Isabel, que se opone a la construcción de una de las principales hidroeléctricas de su país, un proyecto que amenaza el segundo río más importante de Colombia; dijo: “nos arrebataron el río y necesitamos un lugar en el cuál habitar, no creemos que sea un pedido por el que tengamos que sufrir los cinco compañeros desplazados y los dos asesinados en el último año”.

Por defender esas causas que van desde apoyar el proceso de paz firmado entre el Estado colombiano con la exguerrilla de las FARC en 2016, o pedir la restitución de sus tierras despojadas mediante la violencia o denunciar los abusos a los derechos de las minorías. Centenares de líderes, aunque las cifras varían según la fuente, están siendo silenciados.

El gobierno colombiano dice que da protección a más de 4.000 defensores amenazados y en su política “paz con legalidad”, un plan a más de 10 años, espera dar prioridad en atención y servicios a los 100 municipios más peligrosos del país, muchos de ellos escenarios de los ataques a los líderes sociales.

Las organizaciones de derechos humanos piensan otra cosa.

“3.000 líderes y lideresas sociales de todas las regiones de Colombia viajaron a Bogotá a buscar protección”

El último informe de Somos Defensores, una plataforma que monitorea y denuncia los ataques a los líderes, tiene cifras alarmantes. En el primer trimestre de 2019, la violencia contra los defensores de derechos humanos en Colombia aumentó en un 66 %. En 2018, 155 líderes fueron asesinados y casi 600 recibieron amenazas de muerte.

Además, el informe resaltó que “805 personas recibieron algún tipo de agresión”. La situación es tan grave que el pasado 28 de abril, 3.000 líderes y lideresas sociales de todas las regiones de Colombia viajaron a Bogotá para buscar protección en un sitio que llamaron "refugio Humanitario por la Vida".

El problema ha atraído la atención de la Organización de Naciones Unides (ONU), que anunció que junto al Defensor del Pueblo, que hace parte del ministerio público, trabajaran en conjunto para ayudar con las investigaciones. Porque si bien, según la Fiscalía de Colombia, hay varios detenidos por los crímenes, las sentencias son pocas y la tasa de impunidad es alta.

Además de la ONU, el ataque a los defensores, ha producido el interés de la Corte Penal Internacional en la Haya, donde más de 500 activistas de un conjunto de organizaciones de la sociedad civil llegaron para demandar protección a los defensores de derechos humanos en Colombia.

El equipo de reporteros de FRANCE 24 viajó al Cauca, una región al suroccidente de Colombia que, según las organizaciones de Derechos Humanos y las mismas cifras del Estado, es la más peligrosa para los defensores. Desde allí, el equipo acompañó a algunos líderes, evidenció su vulnerabilidad en el territorio y recogió sus historias.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.